Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional MARTES 4 10 2005 ABC Arranca el Congreso de los tories en busca de líder b Los favoritos para suceder a Michael Howard son el veterano político conservador Kenneth Clarke y David Davis, con el joven David Cameron en ascenso EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Concurso de belleza Así llama la Prensa británica al congreso del Partido Conservador que comenzó ayer, porque los candidatos a dirigir la formación no van más que a mostrar su cara bonita para sumar adeptos y porque en los cuatro días de sesiones no se va a tomar ninguna decisión, ni siquiera la relativa al liderazgo. La primera votación en el seno del grupo parlamentario para designar al sucesor de Michael Howard se realizará el 18 de octubre. Hasta entonces, los diputados que deseen dar el paso adelante pueden formalizar su candidatura. Las votaciones se sucederán en diferentes días hasta que, tras eliminar en cada ocasión a quien reúna menos votos, queden sólo dos alternativas. Entre ellas escogerá la militancia, integrada por unos 300.000 miembros. El resultado se conocerá el 6 de diciembre. Con la vista puesta en ese largo proceso, los cinco dirigentes que ya han anunciado su candidatura comenzaron ayer a hacer su campaña personal en el congreso que se celebra en la ciudad de Blackpool. El marco es realmente idóneo, no porque Blackpool sea el enclave costero tradicional del obrerismo de Liverpool y Manchester, sino porque es la ciudad británica por excelencia de las convenciones, el juego y las apuestas. Gerhard Shröder estrechaba ayer la mano de simpatizantes socialdemócratas en la fiesta por la reunificación en Postdam AP El canciller Schröder renuncia a ser un obstáculo para el nuevo gobierno El líder socialista alemán se pone a disposición de lo que decida su partido escaño obtenido en Dresde, las aspiraciones de su rival democristiana, Angela Merkel, de encabezar el Gabinete se ven más fortalecidas RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL POSTDAM (ALEMANIA) Gerhard Schröder empieza a recular tras del último correctivo electoral en Dresde y como anticipaban los análisis. Ayer adelantó a las cadenas NTV y RTL que, a fin de no ser obstáculo en la vía a una reanudación de las reformas y a un gobierno estable, aceptaré toda decisión del partido socialdemócrata, en lo concerniente al liderazgo de una futura coalición. La democristiana Angela Merkel, que atendía en Potsdam la celebración de la fiesta nacional por la reunificación alemana, anunció como un espaldarazo el nuevo escaño obtenido el día antes en Dresde, en un voto aplazado por cuestiones técnicas y que eleva a cuatro escaños su ventaja en el Bundestag, y pidió al SPD sensibilidad para encarar el resultado: A partir de ahora cuento con las fuerzas más sensatas dentro del SPD para reconducir las cosas del modo más juicioso Schröder no es en todo caso el presidente del SPD, aunque es su principal activo y había monopolizado las opciones negociadoras de aquél al exigir para sí la Cancillería en un futuro gobierno. Pero tras un declive en su imagen forzado por abusivas intervenciones, Schröder aseguró ayer que no se trata de mí sino de un liderazgo para mi partido Sin embargo dice más lo que b Tras el último no quiere ser que lo que sí y las especulaciones se han visto atizadas. Ayer la ejecutiva socialdemócrata se pronunció tanto por una coalición con los democristianos (CDU CSU) como por que ésta fuese presidida por el canciller, lo que pareció cerrar de nuevo la puerta abierta por Schröder en la RTL. El presidente del SPD llegó hasta a decir que está convencido de que Schröder sigue gozando de todo el respeto en este puesto pese a que las encuestas sugieren que sólo un 18 por ciento lo querría seguir viendo al frente de una gran coalición. Primeros sondeos Entre discursos en el plenario y muchos encuentros paralelos, los contendientes han comenzado a lanzar sus mensajes. Los favoritos para alzarse con el triunfo son Kenneth Clarke y David Davis; el primero cree contar con una mayor ascendencia sobre la militancia, pero el segundo tiene apalabrados los votos de mayor número de diputados. En cualquier caso, una encuesta publicada ayer por el rotativo The Daily Telegraph otorgaba a cada uno el 30 por ciento de la intención de voto de la militancia. En tercer lugar, con el 16 por ciento, figuraba David Cameron, de 39 años, quien juega la carta de la juventud y la modernización. Es considerado el Blair tory pero su elección sería una apuesta a largo plazo. El mayor peso pesado, por su experiencia de Gobierno en el thatcherismo y por su propia personalidad, es Kenneth Clarke, pero ya tiene 65 años, a los que habrá que añadir los que falten hasta las elecciones. Negociar de igual a igual Mañana se vuelven a reunir en tercera ronda SPD y CDU CSU y parece lógico que el SPD no quiera aceptar de entrada un posición más frágil, Franz Müntefering aseguró que su partido quiere tratar de igual a igual pese a ser la segunda fuerza. Por tanto irán al encuentro con la intención de imponer la mayor cantidad de nuestros objetivo entre estos que Gerhard Schröder siga siendo canciller El anuncio de Schröder por la televisión debe ser refrendado por el SPD, que aún no renuncia al liderazgo Socialistas y democristianos se reúnen mañana para perfilar las líneas de una gran coalición Müntefering diría en otro momento sin embargo, refutando la reivindicación de la líder democristiana a la jefatura del Gobierno, que no habrá decisiones sobre quién ocupará qué puesto hasta que no entremos en negociaciones formales Volker Kauder, secretario general de la CDU, respondió en la ZDF que la cuestión de la Cancillería tendría que ser resuelta claramente a favor de Merkel antes de abordar un programa. Los resultados finales oficiales han dejado a los dos principales partidos a un punto de diferencia, en ventaja para la CDU CSU. Pero el jefe del SPD insistió ayer en matizar que, aunque los otros tienen el mayor grupo parlamentario nosotros somos el partido más fuerte en referencia a que la Unión Democristiana la conforman dos agrupaciones territoriales. Esta argumentación nueva ha llevado a Schröder a seguir reclamando su puesto, a proponer luego opciones como una rotación israelí de la Cancillería con Merkel, e incluso a avanzar la posibilidad de desistir ambos de ella. En la reunión de mañana los dos partidos rivales, con un 35,2 y un 34,2 por ciento respectivamente, abordaran la conexión de sus programas en torno al mercado laboral, el sistema de previsión social, la situación financiera y la reforma federal. Dada la democracia de partido existente en Alemania, un programa conjunto tendrá que ser sancionado por sendos congresos, que como muy pronto podrían celebrarse el 5 de noviembre. Empresarios y economistas advierten que, mientras tanto, la falta de una solución frenará todo impulso de reactivación de la economía.