Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 10 2005 25 El canciller Schröder renuncia a ser un obstáculo para la formación de un nuevo gobierno en Alemania Chávez conmina a las petroleras que operan en Venezuela a que formen empresas mixtas con la estatal Apenas se empieza a despejar el camino para turcos y croatas, otros aspirantes preparan sus candidaturas de ingreso en la UE, la tabla de salvación para Albania, Macedonia, Bosnia- Herzegovina, Kosovo, Moldavia, y hasta Ucrania y tal vez Armenia Ankara abre la puerta a otros socios E. SERBETO REUTERS lo 2 del marco negociador: El objetivo compartido de las negociaciones es la adhesión pero estas negociaciones no tienen un fin predeterminado y el resultado no puede ser garantizado de antemano En el peor de los casos, Turquía permanecerá anclada a la UE con los lazos más fuertes LUXEMBURGO. La última ampliación de la Unión Europea está siendo todavía digerida por las instituciones y la opinión pública, cuando ya asoma en el horizonte un nuevo proceso de adhesión de aspirantes a miembros que probablemente sumirá en la perplejidad a la opinión pública. Ayer, en la confusión del Consejo de ministros de Asuntos Exteriores, se mezclaba la marabunta de periodistas y delegados turcos con los de países que han visto claramente, que después de Ankara, la puerta de Europa se abre claramente para muchos otros países que están geográficamente mucho más cerca de Bruselas. Estaba pensando que los croatas ya llegabais, pero tenéis que poneros detrás de los turcos La frase se escuchó ayer en voz alta en la cola de la cafetería del centro de congresos de Luxemburgo, y el que la pronunciaba no era ni turco ni croata, sino un periodista kosovar que sigue habitualmente los asuntos europeos con la certeza de que un día esa antigua provincia serbia acabará siendo una especie de protectorado de la UE, primero, y miembro pleno después. Y, naturalmente, para que eso suceda, el secretario general del Consejo de la UE y representante para la política exterior común, Javier Solana, sueña también con que, juntos o por separado, Serbia y Montenegro acaben también bajo la bandera azul estrellada. El triunfo de Erdogán A pesar de todas estas dificultades, para Erdogán se trata de la consagración suprema de su carrera política. Ha sabido administrar con tacto los reveses diplomáticos y ha mantenido la necesaria tensión para presentarse ante la opinión pública como el gran timonel que ha llevado el maltrecho bajel turco a las aguas tranquilas de Europa, el dirigente de raíz islamista que fue perseguido por los militares y que ha logrado lo que no pudo la clase política turca más occidentalizada. Todos los observadores consideran que las negociaciones pueden durar más de quince años, pero es muy posible que todo este tiempo Erdogan se mantenga en el poder, vigilando un proceso que puede convertirle en el segundo Kemal Ataturk de la historia turca. En cuanto a la característica de que Turquía se trate, como lo definió Strow, de un país laico que eventualmente es de mayoría musulmana para Gran Bretaña no representa una circunstancia especial. Cuando necesitábamos que nos defendieran el flanco no le preguntamos a Turquía si eran o no musulmanes dijo. Cumplir los compromisos En realidad, el principal argumento para acallar las reticencias de Austria contra el inicio de las negociaciones con Turquía ha sido que la Unión Europea perdería toda su credibilidad si no es capaz de cumplir sus compromisos y no asume sus propios acuerdos en relación a las promesas hechas a un país candidato. Es decir, que las instituciones comunitarias quedarían desacreditadas frente a otros países si no se hubieran cumplido las promesas hechas por un Consejo Europeo. Los temores parecen infundados, puesto que a Europa no le faltan por ahora candidatos- -cristianos, musulmanes o mixtos- -que siguen buscando la protección de la Unión para salir del atolladero. Albania, Macedonia, Bosnia- Herzegovina, Moldavia y hasta Ucrania, viven con la esperanza de que un día se abrirán las puertas de la UE, y que si Turquía se llega a sentar en el Consejo como miembro de pleno derecho, esas puertas serán más anchas que ahora porque será más difícil encontrar argumentos para negarles la entrada a ellos. Javier Solana, representante de Exteriores de la UE, ayer en Luxemburgo Rumanía y Bulgaria no han llegado aún a ser miembros de pleno derecho, cuando ya se empieza a trabajar con Turquía y Croacia. La Unión Europea lleva camino de expandirse mucho más rápidamente de lo que sus ciudadanos podrían ser capaces de digerir, pero el atractivo que ejerce entre sus vecinos no disminuye. El primer ministro croata recibió ayer como si fuera la victoria en el festival de Eurovisión el dictamen de la fiscal del Tribunal de La Haya, Carla del Ponte, sobre los crímenes de Guerra, que significaba el desblo- AFP queo de su proceso de negociaciones. Aunque no se sabe bien si podrán empezar el 7 de noviembre, la vía ha quedado despejada para Zagreb y desvinculada por ahora del destino de las conversaciones con Turquía. Protesta armenia en Luxemburgo La única voz que se escuchaba ayer en Luxemburgo en contra de lo que se decía en el interior del Consejo era la de los manifestantes armenios, que exigían el reconocimiento del genocidio que sufrió este pueblo en las postrimerías del Imperio Otomano. Con gritos de Turquía asesina los voluntariosos armenios no desaprovechan la ocasión para hacerse escuchar. Tal vez llegará un día en que ellos también acaben pidiendo el ingreso en la UE. Al fin y al cabo, están en el Cáucaso pero tienen una frontera con Turquía, aunque ahora esté cerrada a cal y canto. La Unión lleva camino de expandirse mucho más rápidamente de lo que sus ciudadanos podrían digerir