Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN MARTES 4 10 2005 ABC MIEDO AL PODER a actitud de las elites fue esencial en el éxito de la Transición. Pero en su intento de desmantelamiento, más vale que miremos la reacción de los ciudadanos. Porque no habrá liderazgo en las elites. Y me refiero a las elites que tienen las llaves de la respuesta en los próximos meses, los socialistas y los líderes de opinión. La mayoría de los segundos tan sólo reaccionará si ve signos claros de crisis de confianza de los ciudadanos, y los primeros, nunca antes de un vuelco electoral. No se entienden esas fantasías sobre el grupo rebelde que supuestamente plantaría cara al Estatuto, y al presidente. Ganas de especulación o EDURNE confusión de deseos URIARTE con la realidad. Pero si el líder de la unidad de España, José Bono, prefiere la tranquilidad del sillón de ministro o su estrategia a muy largo plazo al más mínimo movimiento de fondo contra el desvarío catalán. Y ni siquiera otro líder que tendría bastante menos que perder, Alfonso Guerra, va a mover un solo dedo. Porque en público no va más allá de lo que declaró la semana pasada: que no hay que preocuparse, que todo estará dentro de la Constitución y que esto no es lo que parece. Si Guerra maquilla de esta forma la realidad, sobran todas las divagaciones sobre la movilización socialista. No habrá ninguna. Esos rebeldes tan silenciosos y anónimos seguirán con la farsa hasta el final. Y van a firmar y reafirmar todas las ficciones del líder, que esto no es lo mismo que el Plan Ibarretxe, que no es el estatuto de un nuevo estado aunque falte la palabra estado, que no hay un vuelco radical del sistema consensuado en la Constitución, que es posible hacerlo constitucional con unos pequeños retoques milagrosos, y que, una vez neutralizado el vaciamiento del estado, los nacionalistas y Maragall estarán encantados y el problema nacionalista acabará para siempre. La causa del silencio es algo muy sencillo llamado miedo al poder pero cuyos efectos siempre confundimos. Tenemos la manía de creer que empiezan en el más débil, en el ciudadano más desposeído de recursos de respuesta y el más alejado de los centros de decisión. Pero resulta que la escala del miedo se construye justamente al revés. Empieza en los más cercanos a la cúpula y se expande hacia todos los escalones más expuestos a la irritación de la cúpula. Luego se le llama disciplina de partido, moderación, prudencia y cosas así. Y, entre los líderes de opinión, objetividad y análisis racional. Pero todos ellos saben, sabemos, cuál es el ambiente en el que se ha construido este disparate anticonstitucional que es el Estatuto catalán, el de las indicaciones, directas e indirectas de los costes que tiene el extremismo constitucionalista aquello de los principios de lo que tanto hablábamos cuando estaba Aznar y que ahora está tan mal visto. Hace tiempo que las elites intelectuales pretenden salvar a los ciudadanos de los comportamientos de masas. Se les olvidó mirar a su alrededor, y con todo lo que hay que salvar por allí. L ERC considera inadmisible eliminar el término nación del articulado CiU ve a Zapatero como aliado de los nacionalistas en Madrid Mas criticaron al PSC por anunciar que en el Congreso presentarán enmiendas al texto aprobado en el Parlamento catalán ÁNGEL MARÍN BARCELONA. Todos a una. Los presidentes de ERC y CiU, Josep Lluís Carod- Rovira y Artur Mas, respectivamente, coincidieron ayer en llamar a la unidad de los partidos catalanes que votaron a favor del proyecto de Estatuto en el Parlamento autonómico para defender el texto íntegro y sin recortes en el Congreso de los Diputados. Tanto el líder republicano como el nacionalista expresaron su indignación y preocupación porque los socialistas catalanes anunciaran su voluntad de presentar enmiendas en las Cortes con el fin de rebajar el texto. Carod reiteró que su formación no aceptará recortes en Madrid y consideró que sería una tomadura de pelo inadmisible trasladar la definición de Cataluña como nación del articulado al preámbulo del Estatuto- -el primero tiene validez jurídica y el otro no- Somos lo que somos, aunque haya algunos a los que no les guste, y debe tenerse en cuenta en qué lugar está situada la definición de nación en los primeros artículos del texto, lo que indica su relevancia apuntó el dirigente independentista. Tras insistir en que Esquerra no permitirá que se toque ni un punto ni una coma del texto aprobado en la Cámara autonómica, Carod reclamó el máximo respeto por el poder legislativo, que es donde debe centrarse el debate, y que no se produzcan injerencias por parte de otro poder del Estado b Tanto Carod como Carod reiteró que ERC no permitirá tocar ni una palabra del Estatuto El secretario general de Convergència consideró que los partidos catalanes han de centrar ahora sus esfuerzos en buscar aliados para sacar adelante el Estatuto en las Cortes. Uno de los aliados que podemos tener en Madrid es el presidente del Gobierno español- -aseguró Mas- No significa que sea aliado con todos ni para defender el texto aprobado en el Parlamento catalán, pero no debemos menospreciar que Zapatero tiene una actitud, si bien no siempre al cien por cien positiva, sí suficientemente abierta para que podamos ir allí a defender nuestro proyecto de país No obstante, el líder nacionalista advirtió a Zapatero y al PSOE de que el reconocimiento como nación o el sistema de financiación, EFE a los que consideró la columna vertebral del texto, no pueden sufrir recortes en la Cortes porque el pueblo catalán tiene la última palabra (referéndum) y no aceptaría un Estatuto recortado por el Congreso en las cuestiones más fundamentales En este sentido, Mas criticó duramente al primer secretario del PSC, José Montilla, por anunciar que los socialistas catalanes están dispuestos ya a rebajar el texto con la presentación de enmiendas en el Congreso tan sólo dos días después de aprobar el Estatuto en la Cámara catalana. Mas tachó de inaceptable la posición del PSC que, a su juicio, adopta una actitud nefasta para negociar y le instó a ejercer de Partido Socialista de Cataluña en Madrid. Franco lo montaba mejor En cuanto a la propuesta del líder del PP, Mariano Rajoy, de una reforma electoral en detrimento de los partidos nacionalistas, el presidente de ERC señaló en tono irónico que Franco lo montaba mejor: simplemente no dejaba que se presentara nadie El presidente de CiU también mostró su preocupación por las reacciones que provoca el proyecto de Estatuto. Parece que se ha abierto la caja de los truenos apuntó Mas tras aconsejar a los políticos catalanes no arrugarse y ceder ante las intimidaciones que vienen desde la capital española. Según el líder nacionalista, el Partido Popular ha emprendido una cruzada contra Cataluña y ahora utiliza el Estatuto como punta de lanza contra el PSOE Mas, Carod y De Madre defenderán el Estatuto en el Congreso Los partidos catalanes barajan que sean el presidente de CiU, Artur Mas; la vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre, y el líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, quienes defiendan el Estatuto, en noviembre, en el debate de su toma en consideración en el Congreso, según explicaron ayer fuentes de la Cámara autonómica. Otra posibilidad es que en lugar de esta terna sea el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, quien represente en solitario al Parlamento catalán, aunque CiU y ERC insisten en que sus líderes acudirán al debate y a la votación de la toma en consideración del proyecto en la Cámara Baja. En este sentido, la Cámara catalana celebrará el próximo jueves un pleno que servirá para elegir a los diputados que defenderán ante el Congreso la propuesta de nuevo Estatuto para Cataluña. Tanto Carod como Mas mostraron ayer su predisposición a viajar a Madrid, mientras que el presidente de ICV, Joan Saura, dio a entender que aceptaría no formar parte de la delegación catalana. La única duda está en el PSC, aunque fuentes del partido señalaron que lo lógico es que sea Manuela de Madre si Pasqual Maragall decide no ejercer esta potestad como presidente autonómico.