Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 4 10 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. CON QUIEN HAY QUE HABLAR ES CON FRANCIA NA nueva operación de la Policía francesa ha permitido la detención de Harriet Aguirre, número dos del aparato militar de ETA y jefe de los comandos, e Idoia Mendizábal, una de los seis miembros de la banda más buscados, autora del atentado contra el concejal del PSE Eduardo Madina y sospechosa de estar relacionada con la campaña de verano de ETA. El tercero de los detenidos está aún por identificar. Pero la importante redada de la maLUIS IGNACIO drugada de PARADA ayer es la sexta contra la cúpula de ETA desde que justamente hace un año fueron detenidos también en Francia el supuesto número uno de la banda, Mikel Antza, y su compañera, también dirigente, María Soledad Iparagirre Anboto que había formado parte de los comandos Araba y Madrid está relacionada al menos con 14 asesinatos y se ocupaba del cobro, gestión y distribución del llamado impuesto revolucionario Resulta evidente que la lucha contra ETA sólo ha alcanzado resultados fulminantes cuando España ha intercambiado información relevante con Francia, ha conseguido que se atiendan sus peticiones en materia de extradición y puesta a disposición de la Justicia española y cuando ha empezado a funcionar el instrumento de adhesión del Reino de España al Convenio de aplicación del Acuerdo de Schengen, firmado en 1993. En las detenciones de miembros de ETA llevadas a cabo por la División Nacional Antiterrorista francesa ha colaborado activamente la Comisaría General de Información de la Policía española. Eso demuestra que el único diálogo eficaz es el que llevan a cabo las autoridades españolas y galas en los ámbitos ejecutivo, legislativo, judicial, diplomático y policial para redoblar esfuerzos en materia de lucha contra el terrorismo y no las planeadas conversaciones con la banda en busca de una tregua o un voluntario desarme, algo que, pese a su buena intención, echa por tierra, al ser de tapadillo, el Pacto Antiterrorista y vulnera exigencias políticas, éticas y morales insoslayables. Acuerdo imprescindible Puede que parezca insólito en este ambiente cainita a que nos tienen acostumbrados los dos grandes partidos españoles que tanto José María Aznar como Alfonso Guerra hayan coincidido en el fondo de sus apreciaciones sobre el contenido del proyecto de Estatuto catalán. El cambio de régimen o la segunda transición no son sino formas suaves de llamar a la ruptura del Estado y la quiebra de la Nación española, si el proyecto, tal cual está, se torna ley. Puede que los dirigentes del PSOE y del PP no se percaten, pero me atrevería a decir que, dadas las circunstancias excepcionales en que nos encontramos, muchísimos de los más de veinte millones de ciudadanos que les votamos consideraríamos imprescindible el acuerdo de los dos grandes partidos para defender la Constitución y la unidad de la nación española por razones de igualdad y justicia entre los ciudadanos. Habrá más de un avezado político que sonría con desdén y suficiencia ante tal idea. ¡Un pacto por el cierre del modelo de Estado! ¡qué ingenuidad! ¡si todos los pactos entre PP y PSOE están rotos! Claro, claro, así nos va a los españoles y así de contentos y risueños están los pescadores en río revuelto. La estabilidad de una sociedad política afectada por tensiones independentistas como la española se juega en el terreno de un marco básico de acuerdo en defensa del artículo 2 de la Constitución entre los dos únicos partidos de gobierno, o, de lo contrario, podemos imaginar el futuro que nos espera en una confederación de pueblos particularistas dentro de una Europa imaginaria... ¿Es imprudente exigir cordura y un diálogo mínimo, no ya sólo de civilizaciones, sino entre el PSOE y el PP sobre España, cosa mucho más hacedera, modesta y urgente? Ángel Valero Lumbreras. Bargas (Toledo) U Zapatero, desbordado por los acontecimientos Nuevo asalto masivo de inmigrantes subsaharianos a la frontera española con Marruecos en la ciudad de Melilla. Hasta setecientas personas han intentado saltar la valla, de las cuales casi trescientas han conseguido su objetivo. Los heridos, unos veinte, están en los distintos centros hospitalarios. Varios soldados y agentes de la Guardia Civil han precisado también atención sanitaria. Ha habido pedradas, cortes, etcétera. Se ha conseguido derrumbar un centenar de metros de vallado, concretamente en la zona donde su altura se había reforzado hasta los seis metros. Ya son nueve las avalanchas registradas en los últimos tres meses en la valla de Melilla y veinticinco en lo que va de año, en las que se calcula que han participado más de 12.000 inmigrantes, la mayoría subsaharianos. Es evidente que el proceso extraordinario de regularización de extranjeros efectuado en la primera mitad de este año por José Luis Rodríguez Zapatero ha sido un factor determinante en la llegada masiva de inmigrantes africanos a las fronteras españolas: el efecto llamada es una realidad visible. No reconocerlo es negar la evidencia. Zapatero calla, sonríe y mira para otra parte. No afronta responsablemente este gravísimo problema porque opta por no contrariar a las autoridades de Marruecos. Mientras tanto, la colaboración con el país de Mohamed VI- ¿alguien puede decirme en qué consiste la dichosa colaboración? -va siendo uno de los grandes enigmas de la historia reciente de España. Diego Gómez Álvarez. Sevilla. Sin respuesta Zapatero quiere convertir la enseñanza en única y estatal. En el Proyecto de Ley Orgánica de Educación, que pronto comenzará a discutirse en el Congreso, existe una falta de respuesta a los verdaderos problemas planteados a la comunidad educativa, en general, y, muy particularmente, a la formación integral de los alumnos. El proyecto pasa de derechos fundamentales. En su articulado no se contempla la libertad de enseñanza, de creación y dirección de centros docentes y de iniciativa social. Tampoco existe el derecho de los padres a elegir el centro educativo que mejor cuadre a sus principios. Consecuentemente, ningún reconocimiento al derecho de decidir la formación religiosa y moral para sus hijos. El proyecto atribuye a las distintas Administraciones tantas facultades que convierten al Estado en único educador. Olvida, por tanto, que es a los padres a quienes asiste el derecho primordial, insustituible e inalienable de educar a sus hijos. Y esto lo hace manifiestamente inconstitucional, pues ese derecho está amparado en el artículo 27.1 de la Constitución y avalado por numerosos Tratados y Declaraciones Internacionales ratificados por el Estado. Juan Domínguez Gómez. Sevilla. los veranos, hemos oído hablar con más o menos acierto y fortuna. También supone el cierre de la campaña y el olvido mayoritario de lo que en ella pasó. Todos o casi todos los que hemos trabajado en este campo sabemos que el 30 de septiembre es un día cargado de emociones y sentimientos, donde termina un trabajo duro y en condiciones duras, pero que nos llena como ningún otro, donde la convivencia diaria con los compañeros, algunos ya amigos para siempre, queda emplazada para el próximo año si Dios quiere, donde las cervezas del ocaso se acompañan de conversaciones eternas e interminables sobre el incendio de hoy, de ayer o de mañana, y que mañana no tendrá sentido hablar de ello porque ya se habrá echado el cierre y nadie se acordará de lo que pasó. Quizás no se entienda, porque para entender un sentimiento es necesario vivirlo, pero sirva como homenaje a los quince compañeros fallecidos en Guadalajara, Ávila, Lugo, Orense y Mallorca, con algunos de los cuales he tenido la suerte de vivir esta profesión y que mañana no estarán para poder sentirlo. Raúl Camacho Caballero. Madrid. ¿Para qué? Cuando un presidente afirma que da igual hablar de nación que de nacionalidad que de región ¿para qué preocuparse? Todo da igual. Una Constitución, la que históricamente ha permanecido vigente más tiempo, con menos de treinta años, está pasada de moda. Claro, es fruto de un momento. Igual que la de Cádiz, igual que el Fuero de los Españoles, igual que todo. Igual que el nuevo Estatuto. Ya está pasado de moda porque hoy ya no es ayer cuando lo aprobaron en el Parlament. Encima hemos de esperar a que pase o no por Madrid. Tanto si pasa como si no habrá llovido bastante, Dios lo quiera, y el pasado de moda será mayúsculo. Mientras, los políticos no son responsables de nada. Antoni Oller Bou. Barcelona. Fin del verano Para la mayoría de los equipos de extinción de incendios forestales, el 30 de septiembre marca el fin de un trabajo del que, como todos