Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 10 2005 Opinión 7 ÁNGEL CÓRDOBA gión, y compromiso personal: el divorcio a tres meses sin alegación de causa; la trivialización perfecta del matrimonio, es un ejemplo paradigmático. Cuando Esperanza Aguirre dice que no es oportuno políticamente recurrir la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, significa que políticamente no tiene un proyecto de sociedad alternativo al postsocialista y liberal del Partido Socialista, porque- -y éste es un detalle nada menor- -quienes nos gobiernan poco tienen que ver con la socialdemocracia europea. Las diferencias entre Pedro Solbes y Rodrigo Rato, y ustedes ya me entienden, son de matiz, y eso no mueve la mente ni el corazón de millones de personas. Un hecho que siempre favorece al que gobierna. Que un sector del PP piense así no tiene nada de extraño. En definitiva la cultura política de este país ha estado ausente de los grandes debates habidos en Occidente en los últimos 25 años. Aquí, después del antifranquismo y las derivadas del sesenta y ocho, con la ideología de género en un lugar destacado, no ha habido casi nada. Es un no- lugar político donde los liberales no leen a Rawls ni a Raz, donde el comunitarismo de Taylor y MacIntyre no existe, donde el discurso de Habermas sobre la religión se ignora y, que puestos a ignorar, todavía se evita saber que en Suecia, el prototipo de la socialdemocracia, impera desde hace más de una década el cheque escolar y sanitario para elegir escuela, hospital o médico, como consecuencia del revolucionario paso del estado a la sociedad del bienestar. En fin, el PP que acumula el importante capital de sus relaciones con los republicanos de Estados Unidos, todavía no ha reparado que el fundamento del éxito de estos últimos, radica en la conjunción de renacimiento espiritual, revolución moral y reforma social y política que han conseguido promover en la sociedad civil. LA ESPUMA DE LOS DÍAS CIENCIAS OCULTAS S Hay evidencias que por serlo parece que se olvidan. Una de ellas es que desde la vigencia de la Constitución, hace casi veintiséis años, el Partido Socialista ha gobernado casi dieciséis y el Partido Popular sólo la mitad Centrarse significa hoy entender que un Estado sólido no depende de que sea más grande, sino de que exista una sociedad civil realmente libre y responsable, donde la subsidiariedad no sea una abstracción sino el principio de realidad por el que se rige el Estado, que adelgaza, no en beneficio de la nada, sino de la iniciativa social y de la comunidad, y que todo esto sólo es posible si los valores sólidos que se asientan en la religión- -para unos fe, para otros cultura- -son tomados en serio por los políticos y llevados a la vida pública. PALABRAS CRUZADAS Tras la propuesta del Parlament ¿hay que convocar elecciones generales? QUE AGUANTE SU VELA ALGO HAY QUE HACER UE la llegada del Estatut al Congreso, tras haber sido aprobado en el Parlament de Catalunya, es un hecho político relevante, no cabe la menor duda. Que cambia algunos datos de los planteamientos territoriales vigentes hasta ahora, tampoco. Que incorpora elementos inconstitucionales, a mi juicio, tampoco está sujeto a discusión. Soy partidario de aguardar a ver cómo va la tramitación parlamentaria (son pocos meses) y, si artículos sospechosos de ir contra la Constitución se mantienen, entonces habría que poner en marcha acciones de la misma importancia y consecuencias que lo que supone la aprobación FERNANDO por las Cortes de ese Estatut. Entiendo JÁUREGUI que se ha prestado demasiada poca atención a la iniciativa de Mariano Rajoy sugiriendo pedir a ZP que adelante, en ese supuesto, las elecciones generales, lo que sería, supongo, un modo de plebiscito sobre el texto estatutario. Claro que Rajoy, que ha sugerido otras varias medidas, desde cambiar la Constitución hasta modificar la Ley Electoral, habrá de explicar más a fondo sus ideas, que me parecen demasiado genéricas hasta el momento. Y hay otras iniciativas posibles, quizá hasta deseables. Ejemplo: ¿por qué no reunir firmas para solicitar al presidente del Gobierno un referéndum sobre algún aspecto especialmente infractor del Estatut? Continuará. E S lo fácil, que disuelva y convoque elecciones; además, tal como está el PP, en condiciones manifiestamente mejorables, lo probable es que Zapatero vuelva a ganar y entonces sí que es ya como para salir corriendo, porque si encima de los fiascos múltiples revalida la presidencia nada le impediría ya aceptar cualquier disparate que le pongan por delante sus socios de gobierno. Así que tal como está el panorama, sin garantías de quitarnos de en medio al peor presidente que ha tenido España en la democracia, mejor es hacerle entrar en razón. No va a ser Rajoy quien lo haga, Zapatero no quiere verlo ni en pintura aunPILAR que se le ha llenado la boca presumienCERNUDA do de diálogo; pero hay gente en el PSOE que tiene la Constitución no sólo en la cabeza sino en el corazón, que sabe lo que costó el consenso y que conoce muy bien hasta qué punto el texto del 78 ha sido fundamental para España. Esa gente formidable que hay en el PSOE, que confiesa estar escandalizada con los derroteros por los que va Zapatero, es la única que puede impedir el desastre. Rajoy defiende con argumentos sólidos la convocatoria de elecciones, pero mejor sería que ZP siguiera adelante y sacara de alguna parte el coraje necesario para abordar el problema en el que nos ha metido. Que sea así, que reflexione y dé marcha atrás, sólo lo pueden conseguir los suyos. Q ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate I la OPA se consuma, no sólo no supondrá ningún perjuicio para el potencial industrial energético del Bierzo, sino que va a suponer algún beneficio importante, como en su día se sabrá ¿Qué será lo que algún día se sabrá? ¿Y quién se jacta de estar al tanto de lo que la mayoría de mortales aún desconocemos? Bienvenidos de nuevo al proceloso y siempre sugerente mundo de las ciencias ocultas. La OPA, evidentemente, es la única posible, la de Gas Natural contra Endesa; por lo tanto la frase de marras debería haber sido pronunciada por Salvador Gabarró, el presidente de la gasista. Sería lógico y desde luego infinitamentemás presenCARMEN table que buscar desaforMARTÍNEZ CASTRO tunadas metáforas sobre fluidos corporales. Pero no; el presidente de Gas Natural no ha necesitado incluir al Bierzo en su road- show le ha bastado con visitar unos cuantos despachos para vender las excelencias de la operación. También podrían haber cantado los beneficios de la OPA Ricardo Fornesa, Isidro Fainé o Antoni Brufau, pero sospecho que los tres anduvieron atareados este fin de semana con la lectura del prodigioso Estatuto que tanto habían reclamado. Ninguno de ellos pasó por León; allí sólo estuvo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, convertido en abogado de lujo de este grupo de empresarios aparentemente desasistidos de apoyos oficiales. Rodríguez Zapatero muestra un arbitrario y asimétrico criterio a la hora de administrar sus palabras y sus silencios. Sale del Parlamento catalán un artefacto secesionista de consecuencias imprevisibles y Zapaterocalla. El Rey, el presidente del Tribunal Supremo y el Jefe del Estado Mayor delaDefensa recuerdan públicamentela indisoluble unidad de la nación española pero Zapatero permanecemudo. Alguienplanteala posibilidad de compartir con Marruecos la soberanía de Ceuta y Melilla y el presidente del Gobierno se traga un vaso de agua como quien se traga un sapo para evitar defender la españolidad de las plazas africanas. Todo silencio, medias verdades o penumbras excepto en la cuestión eléctrica. Ahí el verbo de ZP lució deslumbrante y revelador. Ha sido el fogonazo descarado quese ha llevado por delante el último espejismo de imparcialidad gubernamental ante la operación. El presidente llegó hasta donde no se había atrevido Montilla. Estoy esperando otro fogonazo similar que nos explique las razones de su inconcebible actitud ante la reforma del Estatuto catalán. Podía haber asistido impasible al naufragio de ese bodrio legal pero increíblemente le ha salvado la vida y lo ha llevado al Congreso de los Diputados. Ha fomentado gratuitamente una tensión desconocida de la vida pública, está conduciendo a su partido hacia el abismo y se juega buena parte de su popularidad personal. ¿A cambio de qué? ¿Cuál es la contrapartida a tanto riesgo innecesario? Volvemos a las cienciasocultas. Cualquierhipótesispor desleal y antipatriota que semeje resulta creíble.