Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes LUNES 3 10 2005 ABC Entrenaron durante décadas, como Irureta, o durante lustros, como Del Bosque y Manzano, y hoy están en el paro. Disfrutan con la familia añorada, con los viajes y los libros tantos años aparcados, con el cine que nunca vieron. Pero no pueden evitarlo. El fútbol es un trabajo que provoca adicción Los domingos al sol... o a la sombra TEXTO TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Irureta, Clemente, Del Bosque, Antic, Manzano, Floro, Antonio López... Todos se sienten raros. Como esos futbolistas que se quedan sin equipo. A los entrenadores en paro les sucede lo mismo. La mayoría de ellos han trabajado muchos años consecutivos y ahora viven como un elefante en Manhattan. Irureta es el mejor ejemplo. He entrenado durante veintidós temporadas seguidas y sólo en una ocasión comenzó una Liga sin que yo tuviera equipo, pero incluso después me ficharon a mitad del campeonato- -advierte el vizcaíno- Vivo una realidad extraña, porque sólo en dos ocasiones no terminé la temporada. Lo mejor del descanso es que dedico a mi familia el tiempo que nunca le pude dar La relación familiar y la satisfacción de las viejas aficiones son los únicos beneficios que encuentran en esta situación. Deporte realizan poco. Clemente es un fan del golf. Del Bosque juega al paddle con Miñano, Paco Jiménez y Grande Los viajes, la lectura y el cine son los placeres en los que ahora pueden deleitarse. Hemos viajado por las capitales europeas, París, Roma... señala Benito Floro. He estado en La Manga, en Galicia, en Extremadura. He podido disfrutar de unas buenas vacaciones, las que no tenía desde hace tiempo subraya Gregorio Manzano, que sumaba seis años consecutivos entrenando en Primera. Esto ayuda a despejarte Camacho, Ranieri, Víctor Fernández... Desde José Antonio Camacho hasta Víctor Fernández, pasando por el desaprecido Mané, responsable de aquel éxito europeo del Alavés. el listado de entrenadores sin puesto de trabajo cubriría una plantilla de Primera división. Ernesto Valverde dejó el Athletic de Bilbao por decisión propia en mayo y se encuentra a la espera. Luis Fernández, Kresic y Ranieri son otro triunvirato de clásicos del fútbol español que ahora pisan la parrilla de salida. Hay mucha calidad y el invierno sólo ofrecerá banquillos con problemas, que la mayoría rechazará. da Vinci que había que leerlo Irureta también ha podido hincar los codos: Leí Soldado de Salamina y voy a comenzar el último de Umberto Eco El asueto obligado les permite cubrir otro asiento otrora vacío: El cine Antonio López y Gregorio Manzano se confiesan fanáticos del séptimo arte. López es sincero al abordar su segunda diversión: Llevaba muchos años entrenando, primero con Rafa Benítez y después en solitario, y cuando antes iba al cine no me enteraba de la película, sino que dedicaba las dos horas a pensar en el equipo... Lo cual no venía mal... Ahora voy a divertirme. a escudriñar a Buñuel, a Pasolini, a Fellini, a películas como Amarcord... Soy un admirador de esos directores. Antes no tenía tiempo para disfrutarlo ...Y de Hitchcock, y de Marilyn Manzano desvela sus fijaciones: Hitchcock y Marilyn Monroe. Mi pasión es el cine de intriga y Hitchcock es el director favorito. Marilyn es mi actriz preferida. Tengo una colección de todas sus películas Familia, viajes, lectura, cine... Pero todos anhelan acabar con tanto placer y volver a inyectarse el veneno del fútbol. A ninguno le faltaron propuestas. No eran atractivas para sus objetivos. Javier Clemente es un buen exponente: Tuve ofertas de China y de Qatar, pero preferí quedarme en España El ex seleccionador es el más rotundo al afirmar que aceptará una oferta española, aunque la apuesta sea arriesgada. Cuestión de filosofía: No me preocupa ir un equipo que yo no he hecho, porque nunca hice la plantilla que quise. Nunca he dirigido un grande que podía comprar lo que le pedías. Si recibo una oferta de un club español, la Disfrutar de la literatura La lectura es un viejo hobye que ahora satisfacen sin horario. La prensa sí era una antigua compañera que ya nunca abandonarán. Leer durante lustros las críticas relacionadas con ellos ha supuesto un matrimonio obligado con el cuarto poder, ese que tantas veces les ensalzó y les acusó. Por la mañana leo la prensa, tanto la deportiva como la de información general indican Del Bosque, Floro e Irureta. Pero la información futbolística les alimenta las obsesiones de su trabajo. La gran evasión son los libros. Son mi vicio señala Antonio López, que dejó el Valencia porque no aceptó pasar de ser entrenador del primer equipo a director del fútbol base. Estoy leyendo La conspiración Hace dos años me dediqué a los clásicos de la literatura francesa Manzano también se sube al guindo: Los libros son una pasión. Ahora tengo El Jardín de los justos que aborda la vida de Schindler; El zorro de Isabel Allende; y El código aceptaré, sea la plantilla mala o buena, porque lo importante es sacar el mayor rendimiento a los jugadores con lo que cuentas. Hace dos años fui al Español, situado en la cola, y al final no bajó. Yo trabajo con lo que tenga y no me preocupa el riesgo. A un equipo bueno se le puede exigir un nivel. Hay otros que no pueden dar más de sí y la clave es conseguir que rinda al máximo. Hasta noviembre no habrá movimientos Radomir Antic también tenía dos objetivos este verano: El fútbol español o un club extranjero que jugara en Liga de Campeones, que es mi espina clavada Estuvo a punto de colmar esa meta: Hubo negociaciones con un equipo de Champions y no hubo acuerdo. Decían que era caro Un en- Del Bosque: Los fines de semana los paso pegado a la radio y a la televisión Floro: Ahora he podido viajar con la familia por las capitales europeas, fui a París, a Roma... Antonio López: Antes iba al cine y pensaba en el equipo, ahora, por fin, veo cine de verdad Antic: No me aburro, voy a los campos de los equipos de Madrid, que es como se ve el fútbol