Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3 10 2005 Deportes 91 PRIMERA DIVISIÓN SEXTA JORNADA Remontó el Villarreal de la mano de Riquelme ante un Athletic con diez La roja a Casas desbarató el entremado defensivo de Mendilibar J. M. ARQUIMBAU VILLARREAL. El Villarreal, necesitado como estaba de una victoria que le diese crédito en la Liga y confirmase su presencia en Europa, recurrió a la forma de juego que tantos éxitos le dio la temporada pasada. Misma filosofía y galones de líder a Riquelme eran las consignas. Pero no lo tuvo nada fácil porque enfrente se encontró a un Athletic rocoso, con la idea firme de destruir el juego en el centro del campo, parar en lo posible a Riquelme (lo hizo a la perfección durante los primeros 44 minutos de partido) aprovechar la velocidad de sus bandas, y la altura y movilidad de su delantero Llorente. Por todo ello, Mendilibar montó una auténtica tela de araña en el centro del campo. La misión era trabar el juego, amontonar jugadores en esa parcela, impedir que Riquelme tocase el balón y desquiciar al argentino, que veía con impotencia como no podía apenas conectar con sus compañeros y desatascar a su equipo. El técnico rojiblanco había triunfado en esa faceta destructiva. Enseguida lo hizo también en la ofensiva y en la de los contragolpes. En uno de ellos llegó el gol de Etxeberria, que ya había dado señales de peligro minutos antes en una jugada similar al gol. Y todo les parecía ir que ni pintado a los de San Mamés porque el Villarreal ni supo ni pudo reaccionar, jugando cada vez peor. VILLARREAL ATHLETIC 3 1 Riquelme. Después de lo mal que lo había pasado el Villarreal consiguió llegar al descanso con empate en el marcador y en superioridad numérica. Quien se lo iba a imaginar con lo mal que le había ido el choque hasta ese momento. En la reanudación fue el Athletic el equipo que se vino abajo. El Villarreal mostró su vena creativa y se volcó en torno a la meta de Aranzubia. José Mari, que había avisado dos veces, rompió el empate en el minuto 61 y a partir de ese instante ya no hubo más equipo en el terreno de juego que el Villarreal, que redondeó la tarde con un nuevo gol y consiguió así su primera victoria en su campo en esta temporada, algo que ya estaba desquiciando un poco a su afición. Villarreal (4- 4- 2) Viera; Venta, Gonzalo, Peña (Arzo, m. 20) Arruabarrena; Josico (Cazorla, m. 45) Senna, Riquelme, Sorín (Roger, m. 79) José Mari y Forlán. Athletic (4- 2- 3- 1) Aranzubia; Iraola, Lacruz (Tarantino, m. 66) Luis Prieto, Casas; Gurpegui, Orbaiz; Ibón, Yeste (Expósito, m. 46) Etxeberria; y Llorente (Murillo, m. 55) Árbitro González Vázquez. Roja directa a Casas (m. 44) Amarilla a los locales Riquelme, Forlán, Peña y Arzo y a los visitantes Llorente y Luis Prieto. Goles 0- 1, m. 19: Etxeberria. 1- 1, m. 45: Riquelme. 2- 1, m. 61: José Mari. 3- 1, m. 77: Senna. Riquelme despierta Pero al filo del descanso, el Villarreal vio la luz. Riquelme, por fin solo, dio un pase espectacular a José Mari, que lo tuvo que cortar Casas de forma irregular, valiéndole la tarjeta roja. Esa falta la transformó en gol con maestría Aranzubia despeja con el pie ante Sorín EFE Los despistes atrás le pasaron factura al Cádiz ante el Celta FERNANDO PEREA CÁDIZ. Cosas del fútbol. Cuando mejor lo estaba haciendo el equipo de Espárrago y más controlado tenía al Celta (lo retuvo en su parcela durante más de 20 minutos) un despiste colectivo permitió que el cuadro vigués empatara el partido y, lo que parecía más temible, se enganchara a él. El inicio del Cádiz fue constante. No produjo un aluvión de ocasiones sobre la meta de Pinto, pero sí se hizo acreedor a la ventaja parcial que obtuvo a los 14 minutos cuando Fleurquín remata certeramente de cabeza un saque de esquina botada desde la izquierda por Sesma. Pero llegó el minuto de la empanada mental. El número 24. Acción por banda derecha del ataque celeste, en CÁDIZ CELTA 1 1 Cádiz (4- 4- 2) Armando; Varela, Paz, De Quintana, Raúl López; Suárez (Bezares, m. 50) Fleurquín, Enrique (Estoyanoff, m. 55) Sesma; Pavoni (Iván Ania, m. 68) y Medina. Celta (4- 2- 3- 1) Pinto; Ángel, Sergio, Contreras (Lequi, m. 33) Placente; Oubiña, Iriney; Núñez, Silva (José Enrique, m. 78) Jorge (Guerrero, m. 59) y Baiano. Árbitro Rodríguez Santiago. Amarilla a Paz, Medina, Núñez, Contreras, Jorge y José Enrique. Goles 1- 0, m. 14: Fleurquín. 1- 1, m. 24: Baiano. Un regalo del Español le salvó la cara al Sevilla ABC SEVILLA. Hasta los minutos de prolongación, el Sánchez Pizjuán clamaba contra el palco presidencial por el mal juego que estaban realizando los de Juande Ramos, siempre a merced del Español, que dominaba en el marcador desde el primer cuarto de hora con un gol de Fredson. Sin embargo, cuando ya el partido estaba fuera de hora, una acción de Jesús Navas acabó con un toque de Moisés hacia su marco y el Sevilla, al menos, salvó un punto pese a que no había hecho méritos para ello. El Español había sido superior al conjunto sevillista al mostrar más orden y control que su rival, aunque le faltara bastante vocación ofensiva. De haberla tenido hubiese noqueado SEVILLA ESPAÑOL 1 1 Sevilla (4- 4- 2) Palop; Alves, Javi Navarro (Renato, m. 46) Dragutinovic (Kepa, m. 60) Puerta; Jesús Navas, Martí, Maresca, Adriano; Saviola (Jordi López, m. 60) y Kanouté. Español (5- 3- 1- 1) Kameni; Armando Sá, Lopo, Jarque, Moisés, Zabaleta; De la Peña, Ito, Fredoson (Riera, m. 69) Juanfran (Jofre, m. 55) y Luis García (Coro, m. 86) Árbitro Puentes Leira. Amarilla a Fredson, Javi Navarro, Martí y Maresca. Goles 0- 1, m. 16: Fredson. 1- 1, m. 90: Moisés, en propia meta. el que la pasividad más absoluta reinó en la zaga cadista. De ello se aprovechó Núñez para centrar con cierta comodidad para que Baiano marcase de cerca. La desesperación de Armando. La consecuencia inmediata fue un bajón de rendimiento en el Cádiz y un envalentonamiento del Celta. al equipo sevillista cuando lo tuvo contra las cuerdas y acuciado por la presión de su público, muy molesto por los traspasos hechos en el verano. Además, el Sevilla acabó roto por el centro pues además del cambio táctico de Javi Navarro hubo que añadir la lesión posterior de Dragutinovic.