Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3 10 2005 Economía 83 JUAN VELARDE FUERTES EL TAMAÑO DEL MERCADO, ESTÚPIDO or supuesto la atención en torno al discurso de Mariano Rajoy se ha orientado hacia sus opiniones en relación con el problema de la desdichada opa sobre Endesa por parte de Gas Natural. Digo desdichada porque el sector energético en España, precisamente en estos momentos, necesita aumentar la cantidad de energía que se produce en España; esta energía ha de ser además abundante; ha de ser, simultáneamente, una energía barata; finalmente, ha de ser de buena calidad. Dado que esa opa no marcha en esa dirección, debería haber sido considerada, en estos momentos, como algo impertinente. Tiempo habrá de seguir insistiendo sobre esto. Pero ahora existe otra cuestión, que envuelve a ésta, y que es muchísimo más grave. Ya todo quedó claro desde Adam Smith, que lo dejó bien puntualizado en La riqueza de las naciones pero resulta perfectamente perfilado a partir de 1928 y un maravilloso artículo de Allyn Young en The Economic Journal y para los países en vías de desarrollo, desde el final de la polémica entre Viner, en The Journal of Political Economy y Manoilescu, en el Weltwirtschaftliches Archiv continuada, de algún modo, con el ciclo de conferencias de Viner en la Fundación Getulio Vargas cuando fulminó al estructuralismo económico latinoamericano. Por supuesto mucho hicieron también los neorricardianos, y mucho impresionó a los políticos aquella frase de Paul A. Samuelson, cuando, al concluir la II Guerra Mundial señaló que los Estados Unidos, al tener un gran mercado, habían superado el dilema de Göring. o cañones o mantequilla porque habían conseguido tener cañones y la vaca entera mientras que Europa, por la subdivisión nacionalista, más de una vez tenía que arrostrar el dilema cañones- -o sea, peso y significación política en el mundo- -o pan negro Cabalmente ese ha sido el planteamiento esencial de la conferencia de Mariano Rajoy. ¿Sabemos a dónde vamos? pronunciada en el Foro Financiero de La Caixa En relación con el País Vasco, ahí están los magníficos trabajos sobre esta cuestión de Mikel Buesa, un catedrático de la Complutense que se ha convertido en el mejor analista de la economía de las provincias vascongadas. Para Cataluña, abundan los estudios, erróneos mil veces, de lo que podríamos llamar los agravios infringidos a esa región por el poder central, que ignoran aquello que la polémica Flores de Lemus- Gual Villalbí dejó bien sentado: que la relación real de intercambio creada por la Restauración, favoreció de tal modo a Cataluña, que lo explicable era todo lo contrario. Pero eso es ya historia, y debería ar- P chivarse, porque nos encontramos en una situación de la economía mundial, como señaló el Premio Nobel de Economía Fogel, de una auténtica situación exponencial en el progreso de las realidades de la Revolución Industrial. Los países que acierten a mantenerse en esa aceleración, como sucede con los Estados Unidos en primer lugar, y ocurre en Europa con el Reino Unido; con, a pesar de todo, como nos advirtió Toda coacción intervencionista es perniciosa, como la que se deriva de nuestro Estado de las autonomías... Al buscar el hundimiento de España, ciertos partidos separatistas hunden la economía de todos y, por supuesto, la suya propia y documentó en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas el profesor Jaime Terceiro, Alemania; por supuesto con Irlanda, ese tigre celta que ha dado un salto poderosísimo; lo mismo pasa con Finlandia, y de modo sorprendente, con China y la India, al menos de momento, sin olvidar que Japón vuelve, aunque lentamente, a levantar la cabeza. Y para acertar es absolutamente necesario combinar planteamientos muy amplios, mundiales, y progresos científicos y tecnológicos que requieren tomarse muy en serio el avance educativo. Ambas cosas requieren disponer de mercados muy flexibles y libérrimos. Toda coacción intervencionista es perniciosa, como la que se deriva de nuestro Estado de las autonomías, por no haber sabido blindar la Administración central y las Cortes Generales una serie de cuestiones, aunque este blindaje hubiera estado inmediatamente protegido por la Constitución de 1978. Recordemos su artículo 139.2. En alguna, concretamente en el País Vasco y Cataluña, esto ha sobrepasado todos los límites razonables. Existe, desgraciadamente, una señal externa, clarísima, de que por ahí vamos mal, en un mundo que ha optado por una globalización de la que es imposible escapar por muchos Bovés que lo intenten y por mucha legislación francesa, que con daño para su país- ¿alguien serio ha sido capaz de contradecir los puntos clave del ensayo de Baverez, La France qui tombe -parece imaginar Villepin, que de nuevo da la impresión de ignorar por dónde le conviene marchar a Francia. Esa señal de que las cosas marchan mal es la de la balanza por cuenta corriente. La realidad española en ese sentido es, literalmente aterradora. Muy bien lo sintetizó Rajoy; En el último año y medio España ha registrado el peor déficit exterior de su historia. Ni en los tiempos de la crisis del petróleo de los años 70, ni en los momentos previos a las devaluaciones de comienzos de los 90, el sector exterior español y la competitividad de nuestras empresas estuvieron tan deteriorados... Por primera vez es muchos años, España pierde cuota de mercado, no sólo en el exterior sino, sobre todo, en nuestro propio mercado interior El que los analistas de The Economist prevean para el 2006 un déficit por cuenta corriente del 5,5 debiera alarmarnos en cuanto señal de que las cosas de la economía van muy mal. Hemos acelerado en los últimos años la creación de compartimientos estancos en nuestra economía y, asombrosamente, a pesar de todo lo que significó- -ahí están los esfuerzos en este sentido, del profesor Huerta de Soto- -el renacimiento de la última generación de la venerable Escuela de Viena, con el complemento, por un lado de las de Virginia y Chicago, y por otro, de la de Friburgo- -en la que por cierto militó, y debería pensarse mucho esto en Barcelona, el profesor Trías Fargas- se ha incrementado el intervencionismo, por cierto no basado ya en escuela alguna, sino sólo en un deseo de poder. Muy bien lo señaló Rajoy al indicar que esto se hace en áreas de que los ciudadanos y las empresas tengan que pasar por un despacho oficial para satisfacer el ego, y algunas veces algo más que el ego, de un político, o un burócrata Todo esto es lamentable. Al buscar el hundimiento de España, ciertos partidos separatistas hunden la economía de todos y, por supuesto, la suya propia. Es difícil encontrar una política más insensata. Sacan a concurso el suministro eléctrico de toda la red ferroviaria ABC MADRID. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha sacado a concurso el contrato de suministro eléctrico a toda la red ferroviaria española durante 2006, el mayor contrato de la luz de España, valorado en 160 millones de euros, según fuentes oficiales citadas por Ep. En concreto, el contrato supone aportar energía eléctrica, fundamentalmente para tracción de trenes, a 456 puntos de las vías ferroviarias repartidos por toda la geografía nacional que, en conjunto, suman 2,34 millones de megawatios por hora (MWh) Las compañías interesadas pueden presentar ofertas para cada uno de los casi medio millar de puntos de suministro, para un área de gestión o varias de estas zonas. Se trata de la primera ocasión en que el Adif promueve la subasta por el que se contrata compañía eléctrica para las vías del tren, después de que el pasado 1 de enero asumiera la gestión de toda la red ferroviaria como consecuencia de la entrada en vigor de la Ley Ferroviaria que abre el transporte en tren a la competencia. Hasta entonces, el extinto monopolio público Renfe era quien se encargaba de licitar este contrato desde que en 1997 se liberalizara el sector energético para los consumidores cualificados. Durante estos años, la compañía ferroviaria ha venido repartiendo el contrato entre las principales compañías del sector y otras medianas distribuidoras, si bien Endesa resultó primera empresa suministradora en los dos últimos años. Se trata de un contrato de 160 millones de euros, la mayor puja energética de cuantas se convocan en España En el último contrato, el del suministro para el presente ejercicio 2005, que sumó 139,33 millones, también se dividió de forma que Endesa suministra 486.829 MWh, por delante de Iberdrola, con un aporte de 401.004 MWh; Hidrocantábrico (334.201 MWh) Unión Fenosa (269.372 MGW) y Gas Natural (203.421 MWh) Después se situaron Viesgo, Céntrica Energía e Hispaelec Energía. De igual forma, las cuatro grandes eléctricas, junto a Gas Natural y Viesgo, se adjudicaron el contrato de 2004, por 137 millones, resultando también entonces Endesa primer suministrador, con 468. 178 MWh. Además, en los dos últimos contratos, Renfe decidió mantener en tarifa en parte del total de puntos de suministro de luz, ante el hecho de que las ofertas presentadas a los mismos superaba a los precios de mercado. En esta ocasión, la licitación del contrato de la luz de la red ferroviaria para 2006, el primero de España por consumo, coincide con el proceso abierto por la oferta pública de adquisición de acciones (opa) que Gas Natural ha presentado sobre Endesa, y con el cambio de accionista mayoritario de Unión Fenosa.