Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3 10 2005 Economía 81 Su hábil manejo de los medios de comunicación permitió a Fernando Moraleda consolidar un pequeño sindicato agrario, la UPA, como una organización capaz de codearse con Asaja y la COAG, y ser la bestia negra de los ministros de Agricultura del PP Francia quedará mañana colapsada por la huelga contra Villepin b Los sindicatos olvidan sus divergencias y convocan más de 140 manifestaciones en el país para protestar por los bajos salarios y la caída del empleo ABC PARÍS. El primer ministro francés, Dominique de Villepin, afronta mañana su primera huelga, convocada por los sindicatos y la oposición de izquierdas, a favor del poder adquisitivo y el empleo, mientras se enquista el conflicto corso por la privatización de la naviera SNCM. Los paros y movilizaciones previstos caen mal en la agenda gubernamental, con dos asuntos candentes: la supresión de 1.240 empleos de Hewlett- Packard en Francia y el salvamento de la Sociedad Nacional Córcega- Mediterráneo (SNCM) endeudada en un 256 Los trabajadores de estas dos empresas, con el agua al cuello, deberían figurar en primera línea de las más de 140 manifestaciones convocadas mañana en Francia, un día que se perfila negro en los transportes y otros servicios públicos. Los primeros problemas en el tráfico aéreo se esperan ya, desde el lunes por la noche hasta el miércoles por la mañana, mientras que se prevé que circulen el 60 de los trenes de alta velocidad y el 40 de los regionales. Los Eurostar (París- Londres) y Thalys (París- BruselasAmsterdam- Colonia) deberían mantener su servicio. En París, donde se celebrará la marcha más emblemática, el cortejo recorrerá la distancia entre las plazas de la República y Nación, a partir de las 14.30 locales, informa Efe. Hecho insólito, en un comunicado conjunto socialistas, comunistas, Verdes y La Liga Comunista Revolucionaria (LCR) invitan a sus simpatizantes a sumarse a esta movilización, que está enteramente justificada por la ofensiva liberal y represiva organizada por el Gobierno Chirac- Villepin- Sarkozy en alusión al presidente francés, al primer ministro y al titular de Interior. La movilización, que coincidirá con la celebración del 60 aniversario de la Seguridad Social francesa, es apoyada por el 74 de los franceses, según una encuesta publicada por las revistas comunistas L Humanité y La Nouvelle Vie ouvriere Otro sondeo, publicado ayer por Le Journal du Dimanche destaca que el 57 de los franceses confían en los sindicatos, los cuales prevén que mañana habrá un fuerte seguimiento, incluso mayor que el que se produjo en la huelga del 10 de marzo pasado, cuando un millón de personas marcharon por las calles francesas. De jornalero a fontanero de lujo TEXTO: PALOMA CERVILLA MADRID. Hace ahora poco más de un año, era capaz de obligar a que se retrasara el comienzo de una reunión con el ministro de Agricultura porque quería atender a los medios de comunicación; aprovechaba el rebufo de la cobertura que arrastra un ministro para colar su mensaje antes que nadie y encontrar un hueco en los espacios informativos. Era su forma de conseguir un espacio mediático impensable para el líder de una pequeña organización agraria, la UPA, nacida, en gran parte, gracias a esa política de comunicación que con tanta eficacia ha manejado. Fernando Moraleda ha dejado de ser esta semana ese líder agrario, descorbatado- bestia negra de los ministros del PP, de profesión manifestante cuando se trataba de arremeter contra las políticas agrarias de los populares, dicen quienes lo conocen- para convertirse en el hombre de José Luis Rodríguez Zapatero en la estrategia de comunicación del Gobierno que preside. Muchos se han desconcertado con este nombramiento, pero el hoy secretario de Estado de Comunicación sabe del poder de los medios y de la fuerza de estos para conseguir sus objetivos. Gran parte de su consolidación como líder agrario se la debe a la cobertura que los medios le dieron a su papel como secretario general de la UPA. A partir de ahora olvidará aquella faceta de jornalero de los medios, en los tiempos no tan lejanos de la oposición, para ser un fontanero de lujo de la política de comunicación, el muñidor de una estrategia que, como en los tiempos de la UPA, intente consolidar la imagen del presidente. Fernando Moraleda, durante su etapa sindicalista Desde la oposición al PP, trabajó infatigablemente contra los gobiernos de Aznar y convocó manifestaciones masivas. Tenía un nivel de convocatoria muy superior al de su nivel electoral en asuntos como las vacas locas, las reformas del aceite, tabaco y algodón o las ayudas al gasóleo. Con Loyola de Palacio prácticamente no se hablaba, y a Miguel Arias Cañete intentó desautorizarle en una tensa reunión en pleno traspaso de poderes, cuando el PSOE ya había ganado las elecciones y quería ningunearlo como interlocutor ante la UE en plena reforma de las OCM del aceite, tabaco y algodón, pi- EFE Político puro de izquierdas Afable en el trato, buen comunicador y político puro de izquierdas, Moraleda siempre supo que nunca iba a ser ministro de Agricultura, a pesar de los rumores, porque la cuota femenina y el poder territorial obstaculizaban su acceso al cargo para el que estaba llamado. Pero Rodríguez Zapatero le tenía reservado algo distinto, después del calvario que ha tenido que sufrir como secretario general de Agricultura, donde ha lidiado con algunos de los problemas que tanto había criticado durante la gestión de Loyola de Palacio y Miguel Arias Cañete, pero sin poder azuzar a las masas. Su relación con Zapatero se remonta a los años noventa. De hecho, la UPA comenzó a tener entidad cuando atrajo a sus filas a escisiones de la COAG en comunidades como Extremadura, Galicia, Andalucía y Castilla y León. Precisamente en esta última ciudad conoció a Zapatero. La relación entre los socialistas leoneses y la UPA es tal que incluso uno de sus dirigentes llegó a ser vicepresidente de la Diputación. diendo incluso autorización al PSOE. Días después, la falta de experiencia en una negociación tan compleja se saldó con un fracaso en el inicio de su gestión junto a Elena Espinosa. Después de este fracaso, Moraleda ha tenido que luchar contra sus propias contradicciones: pedía al PP agilidad en la aplicación de la PAC y cuando llegó al Ministerio presentó 14 modelos distintos; quería más de cien millones de la UE para el aceite y tuvo que aceptar sólo veinte en el tiempo de descuento; y le exigía a Cañete ayudas permanentes para el gasóleo, y ahora las ha concedido sólo para seis meses. El sucesor, Josep Puxeu, un profesional de izquierdas con otro talante A Fernando Moraleda le sustituirá en el cargo como secretario general de Agricultura el hasta ahora presidente de la empresa pública Tragsa, Josep Puxeu. Un profesional de izquierdas, vinculado al socialismo catalán, con un perfil distinto al de Moraleda. Más profesional y menos político. Los que han trabajado cerca de él destacan su talante, no tan marcado políticamente como el de Fernando Moraleda. Josep Puxeu fue director general de Política Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación entre los años 1993 y 1996. También formó parte del gabinete de los ministros Carlos Romero y Pedro Solbes. Asimismo, ha tenido una intensa actividad en el sector privado agroalimentario y en el asociacionismo agrario, dirigiendo varias empresas. El nuevo secretario general participó en la fundación de la Unió de Pagesos, formando parte de su comisión permanente durante nueve años.