Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad LUNES 3 10 2005 ABC Medio Ambiente La reducción en el pH de los océanos amenaza la vida de varias especies b La acidificación de los océanos Sólo el 38 por ciento de los jóvenes pagaría más en favor del medio ambiente Tienen buena voluntad pero realizan pocos sacrificios para su defensa Fundación Gas Natural concluye que los españoles anteponen la economía a utilizar energías más caras y menos contaminantes MIGUEL CABANILLAS MADRID. Más de una vez habremos escuchado la típica frase: Con la intención, basta Quizá en materia de dones y presentes, el dicho pueda servir y colmar de razón a quien lo diga. Pero tratándose de cuestiones como la protección del medio ambiente, la afirmación toma un cariz totalmente distinto. Este segundo caso sería aplicable a la concienciación de los jóvenes españoles sobre la supervivencia del entorno que les rodea. Contradictorio resulta, cuanto menos, que la juventud de nuestro país ofrezca datos de una buena teoría pero muy poca práctica si se trata de tomar medidas para no dañar el medio ambiente. Los porcentajes se recogen todos en un informe presentado por la Fundación Gas Natural tras realizar un estudio con 1.200 jóvenes españoles de entre 16 y 35 años. Según el texto, la voluntad de los jóvenes es buena, aunque sus conocimientos sobre energía y medio ambiente reflejan una notable confusión de fondo y se basan en un conocimiento muy superficial. Aunque la mayoría se muestra proclive al ahorro de energía, ha habido un incremento en el uso del automóvil. Un 40, 9 de los jóvenes entrevistados dijo haber usado más el coche con relación al año pasado. Por contra, sólo el 32,5 dijo haberle dado un uso menor. Lo que demuestra también el estudio es que coger más o menos el coche depende de factores económicos o de tiempo. La carestía en los combustibles de los automóviles y las buenas o malas comunicaciones son los determinantes principales. Un 68,7 de una muestra de la población adulta española reconoce no haber dejado nunca de usar el coche por razones medioambientales. Sólo el 20,3 afirma que lo ha hecho algunas veces. b Un informe realizado por la crecerá más en los próximos 100 años que en los 300 anteriores, debido a las emisiones de CO 2 por la quema de combustibles fósiles ABC MADRID. El pH (potencial de hidrógeno) en la superficie de los oceános se ha reducido en 0,1 unidades en los últimos 300 años, una cifra que supone un incremento del 30 en la concentración de iones de hidrógeno en el agua. La consecuencia es una gran acidificación en el agua marina. Pero si las emisiones de CO 2 continúan como hasta ahora, el pH podría disminuir hasta 0,5 unidades en el año 2100- -la cantidad más baja que habrían experimentado los océanos en los últimos centenares de millones de años- -con el consiguiente riesgo para el desarrollo de los diferentes organismos marinos. Esa es la conclusión a la que ha llegado un equipo español del Consejo Superior de Investiaciones Científicas (CSIC) que ha mostrado por primera vez cómo ha evolucionado la acidez del agua en los océanos en los últimos 300 años. El estudio, que publica esta semana la revista Science ha conseguido reconstruir el pH marino a través de análisis a muestras de corales de la especie Porites de 300 años de antigüedad, obtenidas en el arrecife de Flinders a 250 kilómetros al norte de Australia. Su investigación ha revelado importantes variaciones de 0,3 unidades de pH en ciclos de 50 años, lo que permite evaluar la variabilidad natural del pH de las aguas. Un día de atasco y contaminación en el centro de Madrid nados por un derroche en la energía utilizada. De esto son conscientes los españoles preguntados, pero soportar los costes que podría conllevar es un asunto totalmente distinto. Casi ningún entrevistado, se asegura en el informe, estaría dispuesto a asumir el aumento de precios que implicara, por ejemplo, pasar de producir electricidad con gas natural a hacerlo con biomasa, y mucho menos sólo con energía eólica, alternativas que dispararían DANIEL G. LÓPEZ los precios por encima del 23 El 38,7 de los encuestados estaría dispuesto a pagar más por utilizar energías renovables y sólo el 28,1 se negaría a pagar más por este tipo de fuentes energéticas. Daño a las especies marinas Una gran parte del dióxido de carbono (CO 2) que el ser humano emite a la atmósfera acaba siendo absorbido por los mares. Este proceso tiene una consecuencia desastrosa: la acidificación progresiva en el agua del mar y, con ello, un daño a las diferentes especies marinas. El impacto de este proceso en los organismos marinos dependerá probablemente de cada especie y de su capacidad de adaptación dicen los investigadores. Pero que el pH alcance los valores sin precedentes que proyectan los científicos para el futuro tendría un efecto muy grave en el desarrollo de corales y otras especies marinas calcificadoras (sobre todo en aquellas con un esqueleto de carbonato) El impacto real que tendrá la acidificación en los diferentes sistemas marinos todavía se desconoce. Por esta razón los científicos españoles van a continuar su trabajo con un objetivo: tratar de evaluar la amenaza potencial del proceso en los océanos y buscar formas de solucionar la situación. Que no contaminen ellos En los grupos de discusión creados al efecto de este estudio, se pudieron conocer alguno de los pareceres de estos encuestados. En general, la mayoría se muestra favorable a hacer pequeños sacrificios por el medio ambiente, pero sólo si los demás también los hacen. Además descargan la responsabilidad en el cuidado de la naturaleza en las generaciones que comienzan ahora a ir a la escuela y que pueden ser concienciadas en ese sentido. Una de las preguntadas afirmaba que si la próxima generación considera que no está de moda ser consumista y se pone de moda ser ecológico, pues seremos ecológicos El incremento generalizado en las emisiones de gases de efecto invernadero es uno de los factores que han provocado el conocido calentamiento global. Éste es uno de los puntos sobre medio ambiente más abordados en los debates públicos. Pero muchas veces se confunde este problema con el del agujero de la capa de ozono, lo que demuestra que no tienen claro qué significa realmente. La confusión sobre medio ambiente es la sensación generalizada. La España medioambiental Contaminación ambiental. En la mayoría de Comunidades se tiene la percepción generalizada de que ha aumentado la contaminación en el ambiente en los últimos diez años. Destaca Madrid con un 64,5 Suministro doméstico. De los entrevistados, sólo el 0,4 por ciento afirmaron utilizar energía solar para dar electricidad a su hogar. La eólica es la segunda menos utilizada con un 1,7 Protocolo de Kioto. La mayoría de los preguntados afirma haber oído hablar del acuerdo de Kioto para reducir las emisiones de gasto que provocan el efecto invernadero (un 63,1 Problemas medioambientales. Un 22,3 por ciento considera que la contaminación es el principal problema, seguido del agujero en la capa de ozono (18 y la contaminación atmosférica (15,4 Compras poco ecológicas Los automóviles también están presentes a la hora de ofrecer datos sobre la preocupación por el medio ambiente a la hora de comprar bienes y servicios. En general, la encuesta muestra que el cuidado por la naturaleza no es uno de los requisitos que los jóvenes españoles tengan en cuenta a la hora de comprar electrodomésticos y otros productos. Así, por ejemplo, el 35,6 de los que había comprado alguna vez un coche se había fijado mucho o bastante en esos daños y un 23,8 de los que han comprado una nevera alguna vez ha tenido en cuenta los efectos nocivos para el medio ambiente. Estos perjuicios pueden ser ocasio-