Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3 10 2005 Sociedad 49 Hay un decrecimiento de la fe católica en Europa Los últimos estudios sociológicos que maneja la Conferencia Episcopal revelan que el 80 de las familias españolas eligen la enseñanza religiosa católica para sus hijos, si bien es verdad que ese porcentaje decrece en Secundaria y en Bachillerato y que es incluso más elevado en Infantil y Primaria. Sin embargo ese indicador, a priori esperanzador para la Iglesia, no se traduce después en un aumento del compromiso social con la fe católica y tampoco tiene una repercusión muy elevada en el número de ciudadanos que practican su confesionalidad. Hay personas que piden formarse en un centro promovido por la Iglesia católica y luego no van a misa. En estos casos habría que pensar que la gente que no va a estos colegios por motivos religiosos valora esta enseñanza por otros motivos, como por ejemplo la calidad razona el presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis. En su opinión, este argumento sirve para decir que la calidad no va reñida con la confesionalidad Antonio Dorado recuerda que a nadie se le pide la partida de bautismo cuando se matricula en un centro promovido por la Iglesia. El alto índice de inscripciones en la materia de Religión y de ciudadanos que aseguran sentirse católicos tampoco ha sido suficiente para superar la sequía de vocaciones sacerdotales. El obispo de Málaga subraya que ese retroceso no se ha producido, más bien al contrario en continentes como África y América, pero admite que la situación es muy diferente en Europa, donde hay un decrecimiento de la fe católica El prelado no cree que el celibato suponga un freno para las vocaciones, ya que hay religiones que no lo tienen y tampoco en ellas ha crecido el número de personas que quieran entregar su vida al sacerdocio. ¿Por qué ha decrecido la fe en Europa? A veces porque el ambiente es poco favorable, e incluso hostil. Pero también se han debilitado los instrumentos normales de la transmisión de la fe. En algunas familias no se transmite esta fe a los niños, en algunas sociedades no se permite la enseñanza de la Religión en la escuela... Yo siempre suelo decir que en Europa el problema no es la crisis de vocaciones, sino de vocantes de gente que con ilusión proponga a la juventud la forma de vida sacerdotal como algo que merece la pena ser vivido Antonio Dorado en un momento de la entrevista margen de la norma y el comportamiento de la Iglesia. -El Episcopado ha apoyado públicamente la manifestación contra la nueva ley educativa. ¿Es una medida de presión de cara a la negociación con el gabinete de Zapatero? -La Iglesia no la formamos sólo los obispos, sino la mayoría del pueblo de Dios, que son los seglares. Cuando los seglares promueven una manifestación, la promueve la Iglesia, no los obispos. Yo no promuevo esa manifestación, pero la apoyo porque me alegro de que haya seglares que creen que se están vulnerando derechos fundamentales y se manifiesten de forma pacífica. -Es la segunda vez que el Episcopado respalda una movilización contra el Gobierno en poco tiempo- -la anterior fue en protesta por el matrimonio homosexual- ¿La Iglesia debe estar en la calle encabezando manifestaciones de este tipo? -La gente ve bien el que los obispos hayamos estado en ciertas manifestaciones, como por ejemplo tras un atentado, o cuando yo estuve en una manifestación en Cádiz por el tema de los astilleros. Pero el problema es que en estos casos (enseñanza y bodas gays) con una argumentación que no es objetiva, se quiera identificar las movilizaciones con la jerarquía. Yo no voy para que no se manipulen. ¿Hasta dónde está dispuesto el Episcopado a estirar la cuerda en la negociación sobre la Religión cuando el Ejecutivo se plantea la autofinanciación de la Iglesia? -La Iglesia, como todo ciudadano, debe ser libre y atender los principios que cree que no se respetan. Si como consecuencia de eso se toman otras acciones, no nos debe quitar libertad. Yo lo sentiría si se hiciese, pero no perdería mi libertad para decir que no estoy de acuerdo. ¿Qué haría el Episcopado si durante el próximo curso la asignatura de Religión está igual que en el texto actual? -Mientras no se apruebe la ley... -Se lo planteo como hipótesis. -Yo vería difícil que la Iglesia aceptase algo tan increíble como que sea la empleadora de los profesores de Religión. ¿Interpreta las últimas medidas del Gobierno como una campaña en favor del laicismo? -Eso dicen ellos, ¿no? España es un Estado aconfesional y el Estado trata de erradicar una forma de vida, la religiosa, para convertirse en anticonfesional. Lo mismo que hoy nos parece mal lo que se llamaba régimen de cristiandad, en donde el Estado impusiese el catolicismo, igualmente ilegítimo me parece que el Estado se empeñe en que el pueblo sea un Estado agnóstico y ateo. Es una intromisión. Lo que busca es debilitar la fuerza moral educativa de la Iglesia, que a veces le resulta incómoda y molesta para ciertos planteamientos.