Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3 10 2005 35 Madrid Más de 600.000 ciclistas toman las calles de la capital durante la Fiesta de la Bicicleta Un código secreto de las bandas latinas revela una estructura organizada de tipo mafioso La Guardia Civil evita graves incidentes en las fiestas de Las Rozas, donde detectan su presencia CARLOS HIDALGO MADRID. Cuando la madrugada se cierne sobre el recinto ferial de Las Rozas, hay espacio para todo. Entre kilos y kilos de inmundicia, litros de alcohol en sangre y desparramados por las aceras, drogas, peleas, armas de casi todo tipo y mucho (demasiado) acné adolescente, poco margen tiene la capacidad para la sorpresa. También hay espacio para todos. Incluso para los asesinos en potencia. Es el caso de Jochi, dominicano de ¿sólo? 17 años que mide las esquinas del aire con su arrogante paso, la consabida gorra deportiva, unos pantalones vaqueros donde habría sitio para otro como él y la camiseta casi rozándole las rodillas. Y lo peor: un ademán chulesco que sólo da saber que, pese a contar con 14 detenciones- -una de ellas por homicidio en tentativa- -y ser sorprendido apenas diez días antes con un enorme cuchillo de cocina escondido, nada ni nadie le puede franquear el paso a la fiesta. Es menor. Y con eso basta. Su perfil es el de otros tantos chavales que buscan un mal entendido reconocimiento de sus semejantes. Su manera de sentirse partícipes de una sociedad cada vez más desarraigada de unos valores mínimamente normales es la violencia. La más cruel. Es lo que entienden él y sus correligionarios latin kings latin brothers ñetas o como quieran llamarse, porque, más allá de matices pseudoideológicos o de nacionalidades, están atados al mismo collar: el miedo por el miedo. Las Autoridades del Orden no son, ni mucho menos, ajenos a una realidad que emerge. Por ello, los 50 efectivos que despliega la Guardia Civil del Puesto Principal de Las Rozas una noche de fin de semana de fiestas patronales son conscientes que la amenaza de las bandas está ahí. Los han estudiado, a ellos, a su entorno y a su modus operandi que muta conforme avanza la Un grupo de latin kings en el recinto ferial de Las Rozas el pasado sábado por la noche FOTOS: DANIEL G. LÓPEZ Hay espacio incluso para asesinos en potencia como Jochi, que tiene una detención por homicidio en tentativa Llevan cuchillas de afeitar en el hueco de las baterías de los móviles eficacia policial. Saben, por ejemplo, que cuando llegó el ecuador- -nunca mejor dicho- -de los festejos, que terminarán mañana, los componentes de las bandas latinas dejaron en casa la ropa ancha y todo elemento, como rosarios y pañuelos, que les identificara como tal. Papel activo de las adolescentes Además, las chicas que les acompañan juegan también un papel importante. En cuanto sospechan que puede ha- ber enfrentamiento con fuerza, las mujeres cogen todas las armas; incluso suelen llevar cuchillas de afeitar en la recámara de las baterías de los teléfonos móviles y vidrios muy afilados, en vez de navajas, para no llevar armas blancas como tales y que no se las requisen antes de acceder al recinto ferial comentan desde el Puesto Principal de la Guardia Civil de Las RozasMajadahonda. (Pasa a la página siguiente)