Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional AUTONOMÍAS ELCONFLICTO DEL AGUA LUNES 3 10 2005 ABC Valcárcel mantiene que el trasvase cero es un castigo a los murcianos b Dice que la ministra de Agricul- CRISTINA NARBONA Ministra de Medio Ambiente tura mantenía que había recursos para realizar un trasvase mayor y que, si no se hacía, el nivel se salinidad pondría en serio riesgo la agricultura murciana M. BUITRAGO MURCIA. El presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ha expresado a la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, su profunda decepción tras el acuerdo adoptado el pasado viernes por el Consejo de Ministros de no trasvasar ningún hectómetro del Tajo para los regadíos del Segura. Insistió en que esta decisión es un castigo a los murcianos Durante la conversación telefónica, Valcárcel subrayó que no hay ningún informe que avale la decisión tomada por el Consejo de Ministros, sino todo lo contario. Tanto la Confederación Hidrográfica del Segura como la propia ministra de Agricultura y Pesca, Elena Espinosa, mantenían antes de la reunión del Consejo que había recursos suficientes para realizar un trasvase mayor e, incluso, la ministra advirtió de que si no se enviaba agua, el campo alcanzaría un nivel se salinidad que pondría en serio riesgo la agricultura murciana abundó el presidente. Recordó a Narbona que lo más importante es que la Comisión Central de Explotación dictaminaba que había reservas para enviar 39 hectómetros cúbicos para abastecimiento y otros 30 para regadío. Todos los informes, todos los comentarios y todos los anuncios que se hacían sobre la cantidad a trasvasar para el primer trimestre del año hidrológico eran positivos Los regadíos del Segura pueden resistir este mes debido a las últimas lluvias La ministra explicó por teléfono al presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, la polémica decisión del Consejo de Ministros y le propone trabajar juntos para hacer frente a la situación. No hay castigo para Murcia; es intolerable que se piense así TEXTO: ABC FOTO: ROBER SOLSONA Insiste en el agua del Ebro El presidente murciano ha aclarado que, en contra de lo que mantiene Cristina Narbona, fue él quien le hizo ver la idoneidad de mantener una reunión de trabajo sobre este asunto, y demostrar que los políticos tienen que estar por encima de los intereses partidistas cuando se trata de un bien común Subrayó que en esa reunión hay que estudiar soluciones definitivas para resolver la falta de agua, así como plantear con carácter de urgencia un envío para la agricultura en pocos días, porque el campo no puede resistir más tiempo Manifestó a la ministra que hay una solución definitiva, que seguiremos defendiendo a ultranza, que es trasvasar agua desde el Ebro No podemos estar chantajeados por minorías ni estar sometidos a su criterio, el Gobierno central tiene que ser más fuerte, frente a la debilidad que está demostrando MURCIA. Cristina Narbona explicó por teléfono al presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel- -que se encuentra de viaje en Nueva York- -las razones que han llevado al Consejo de Ministros a no autorizar ningún desembalse para regadíos. Según sus palabras, ha influido el hecho de que lloviera unos días en la Región de Murcia, lo que, a juicio del Gobierno central, ha sido suficiente para que los regadíos que dependen del Trasvase Tajo- Segura puedan aguantar este mes. Este argumento es el mismo que ha utilizado el Gobierno de Castilla- La Mancha para oponerse a un nuevo envío para los regadíos del Segura, según el informe agronómico que presentó a la Comisión de Explotación. Otra de las razones, según Narbona, ha sido garantizar al máximo los abastecimientos, según expone en esta entrevista publicada en La Verdad. La ministra expuso a Valcárcel la necesidad de que ambas administraciones trabajen juntas para sortear la grave situación de sequía. En unos días se reunirá con el jefe del Ejecutivo regional murciano. ¿Qué criterios ha utilizado el Consejo de Ministros para no desembalsar agua del Tajo para los regadíos del Segura? -El acuerdo se ha tomando a la vista de las previsiones para los tres próximos meses. Si no lloviera lo suficiente en el inicio de este año hidrológico, y las previsiones apuntan en ese sentido, se dificultaría el aporte de agua a los embalses de la cabecera del Tajo, lo cual crearía un problema grave de abastecimiento de boca para la cuenca del Segura. El Consejo de Ministros ha tomado su decisión después de comprobar la gravedad de la falta de agua en toda España. Yo estoy dispuesta a hablar con el consejero de Agricultura y Agua de la Comunidad autónoma de Murcia, Antonio Cerdá, para trabajar en un escenario a medio plazo, aunque no tenemos datos de que vaya a cambiar la situación hidrológica. -El Gobierno de la Nación se ha comprometido a revisar su decisión. ¿Qué puede cambiar ante una amenaza de ruina inminente? -La prudencia nos ha llevado a no autorizar un desembalse para el regadío porque se desconoce la situación para los próximos meses. No obstante, estimamos que en el mes de octubre se puede resistir teniendo en cuenta las lluvias que han caído en la Región de Murcia. En todo caso, el mes más crítico es Cristina Narbona hará una revisión de la situación mes a mes El Ebro no habría aportado agua en esta situación -Los regantes ven en esta decisión un paso más contra el futuro del Tajo- Segura- -Frente a algunas declaraciones, nadie está pensando en cerrar el trasvase. No existe ninguna estrategia de irlo matando poco a poco. Lo que nos está matando ahora es la sequía. Es necesario trabajar conjuntamente, y el Gobierno actuará con coherencia a la vista de cómo vaya el mes de octubre. Las lluvias de septiembre han sido un pequeño alivio y en octubre es probable que haya también algunas precipitaciones. Respecto a quienes están intentando resucitar el trasvase del Ebro, habría que recordarles que tampoco hubiera aportado agua en esta situación; independientemente de que mantenemos su no idoneidad y todos los argumentos que ya hemos expuesto para su derogación. noviembre. A finales de este mes nos reuniremos de nuevo para analizar la situación; a la vista de las posibles lluvias que caigan en la cuenca del Segura, y también de las que se hayan producido en la cabecera del Tajo. Debe quedar claro que en todo momento hemos tenido en cuenta la necesidad y obligación de preservar el agua potable para la cuenca del Segura. ¿Había algún informe que avalara la decisión de trasvase cero para los regadíos en la cuenca del Segura? -Los Ministerios de Medio Ambiente y de Agricultura teníamos todos los informe disponibles y una clara conciencia de la información que llegaba de Murcia. Pero se ha tenido en cuenta que, aunque no haya habido aportes excepcionales en septiembre, las lluvias caídas supusieron un alivio. La decisión de trasvase cero ha sido resultado de analizar los informes y de cubrir las necesidades en el marco de la prudencia. Si hubiéramos concedido el desembalse que se nos pidió en junio, ahora tendríamos problemas de abastecimiento de agua de boca. En aquel momento nos criticaron de una parte y de otra; pero el Gobierno no está para recibir aplausos de un territorio o de otro. -El Gobierno de Murcia y el PP consideran injusta la decisión y cree que se castiga a la Región. -Rechazo esa interpretación de que sea un castigo político para Murcia y me parece intolerable que se haya realizado esa valoración. Esto no va de ningún castigo político, sino de la defensa de los intereses ciudadanos. -Ha sido incluso criticado por el secretario del PSOE murciano, Pedro Saura, que cree que el Gobierno de Zapatero desconoce la situación. -El Gobierno no es ignorante sobre la situación de Murcia. Y desde luego esto no es la victoria de un territorio sobre otro. ¿Y ahora, qué opciones les quedan a los regantes? -Reflexionaremos a final de octubre. Nos hemos planteado revisar mes a mes las necesidades. ¿Por qué se retrasan los bancos de agua para el Segura? Fue una de sus promesas. -Ya se está intercambiando agua en algunos territorios. Siempre, claro está, que exista agua. El caso más claro es el de Sevilla, donde hemos conseguido que no haya restricciones para consumo de boca.