Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN LUNES 3 10 2005 ABC El PNV pone ahora en duda la palabra y el talante del jefe del Ejecutivo b Arzalluz acusa a Imaz y a algu- Duran reta a Zapatero a aprobar tal cual la reforma avalada por Montilla Benach afirma que la propuesta catalana abre una segunda transición ABC BARCELONA. Con el nuevo Estatuto entre las manos, CiU está dispuesta a recuperar el papel protagonista dentro del nacionalismo catalán que en los últimos tiempos parecía haberle arrebatado ERC y, de paso, amortizar al máximo las contradicciones entre PSOE y PSC- -su máximo rival electo- nos otros que están con él de haberse salido del discurso oficial con planteamientos como el de la cosoberanía M. LUISA G. FRANCO BILBAO. El PNV expresó ayer su más absoluta decepción por la respuesta del Gobierno al proyecto de reforma del Estatuto de Cataluña y relacionó lo que ocurra finalmente en esa Comunidad autónoma con el proceso de normalización y pacificación del País Vasco. El portavoz de la ejecutiva del PNV, Iñigo Urkullu, consideró que tras la reacción de José Luis Rodríguez Zapatero había que poner en duda la palabra y el talante del presidente del Gobierno y aseguró que se ha producido una quiebra de la esperanza de la sociedad vasca y un nuevo freno a la credibilidad del jefe del Ejecutivo. Urkullu pidió a Zapatero hechos respecto al pacto por las libertades y contra el terrorismo y la ley de partidos y mostró la preocupación de su partido por el todavía por encaminar proceso de normalización política en el País Vasco. Asimismo, advirtió a PSOE y PP que el PNV no va a hacer rebajas en su objetivo de recuperar la soberanía nacional Por último, el ex presidente del PNV Xabier Arzalluz acusó a su sucesor, Josu Jon Imaz, y a algunos otros que están con él de haberse salido del discurso oficial del partido con planteamientos como el de la cosoberanía. ral- -que el texto ya ha empezado a hacer aflorar. Así lo anunció el sábado el líder de la federación, Artur Mas, quien se vanagloriaba de haber arrastrado al PSC a un Estatuto de máximos. Ayer le tocó el turno al portavoz en el Congreso y líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, que retó al presidente del Gobierno, José Luis Rodrí- guez Zapatero, a aceptar un Estatuto constitucional votado por el PSC y apoyado por el ministro de Industria y primer secretario del PSC, José Montilla. Duran pidió a Zapatero que sea consecuente y acepte que su partido y sus ministros no votan cosas inconstitucionales En otras palabras, argumentó que el presidente del Gobierno debe asumir como constitucional el texto catalán desde el momento en que fue votado por el PSC, con el beneplácito de Montilla. Admitió que en la tramitación en las Cortes habrá que negociar y pueden introducirse retoques técnicos pero subrayó que debe respetarse la esencia del Estatuto, que no hay que modificar. Estos son los riesgos de hacer promesas en campaña electoral para gustar y sacar votos concluyó. Por su parte, el presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach (ERC) recordó que el próximo miércoles hará entrega del texto aprobado al presidente del Congreso, Manuel Marín, y dijo que hará falta una segunda transición en España, que permita mejorar el encaje de las tres naciones históricas -en referencia a Cataluña, País Vasco y Galicia- -en el conjunto del Estado. En declaraciones a Catalunya Informació afirmó que la primera Transición no se llegó a cerrar nunca, sobre todo en cuanto a las relaciones con las naciones históricas del Estado y apuntó que el nuevo Estatuto abre una nueva oportunidad. Benach se mostró convencido de que el Congreso admitirá a trámite el texto ya que se trata de una propuesta de diálogo RAFAEL SIMANCAS Secretario general del Partido Socialista de Madrid El Estatuto no encuentra acomodo constitucional TEXTO: M. ASENJO FOTO: IGNACIO GIL Quiero dejar muy claro que los socialistas de Madrid estamos plenamente de acuerdo en que una Comunidad, en este caso Cataluña, debe contar con un Estatuto que mejore su autogobierno, que permita satisfacer mejor sus necesidades. Pero esto siempre dentro del marco constitucional asegura el secretario general del Partido Socialista de Madrid, Rafael Simancas, para quien el proyecto de Estatuto catalán es en alguno de sus aspectos inaceptable ¿Qué derechos vulnera el Estatuto catalán para llevarle a esta afirmación? -Los principios de solidaridad, cohe- sión e igualdad entre todos los españoles. Por tanto, no encuentra acomodo en el artículo 2 de la Constitución. ¿Qué le parece la denominaciónde Cataluña como nación -La fórmula que establece la Constitución denominando nación a España y reservando los términos de nacionalidad o región para los territorios ha permitido la convivencia pacífica durante cerca de 30 años. Si nos ha funcionado bien, ¿por qué cambiarlo? ¿El Estatuto puede invadir competencias del Estado? -Sí, porque niega al Estado, a las Cortes Generales donde reside la soberanái nacional, la facultad de establecer leyes básicas en un territorio de España. -Otro de los artículos más polémicos y dudosos es el 5, que apela a los derechos históricos... -A partir de la Transición y con la aprobación de la Constitución, los españoles nos dimos un marco de convivencia pacífica y de progreso que dura más de 30 años. ¿Qúe puede decir de la consideración que el nuevo Estatuto hace de la Justicia? -Estamos examinando el proyecto para ver si en su redacción rompe la unidad jurisdiccional en la última instancia. De confirmarse, esta posibilidad sería rechazable. -Usted se muestra muy firme sobre el marco en el que debe configurarse el Estatuto catalán, -Personalmente y a través de los órganos del partido y de las manifestaciones expresas del presidente del Gobierno, de la vicepresidenta y del ministro de Administraciones Públicas ha quedado claro que las Cortes no aprobarán un texto que vaya más allá de la Constitución y no respete los principios de solidaridad, unidad y cohesión que el PSOE siempre ha defendido y preservado. Confío en que, finalmente, se aprobará un texto acorde con la Constitución.