Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN LUNES 3 10 2005 ABC TRANQUILO, JOSÉ LUIS l Príncipe de Asturias, al inaugurar el pasado viernes un foro parlamentario internacional en Bilbao, se refirió, en presente, a la vigencia y el respeto a nuestro ordenamiento constitucional Así que no sólo debemos a esa estabilidad nuestro progreso desde el 78, sino que, al parecer, estamos hoy en esa tranquilizadora situación. La afirmación tiene el tono de la excusa no pedida ya que no es fácil imaginar a Isabel II o al presidente de la República francesa- -o a sus hijos, salvando las distancias- -saludando a los visitantes extranjeros con el mensaje de que allí se respeta el orden constitucional. Cuando se propuso modificar en la ConstituGERMÁN ción los derechos herediYANKE tarios de la Corona, ésta nos dijo expresamente que no había prisa. Ahora, aunque sea de escorzo, que no pasa nada. Pero pasar, pasa, porque, constatado el contagio del nacionalismo o sus consecuencias, los poderes autonómicos y los partidos que los detentan se dedican a quebrar, o a pretenderlo, el principio de soberanía (y el de igualdad) recogido en la Constitución. Se quiere que no haya una, sino varias, aunque sean- -no se sabe cómo- compartidas según la fórmula que ahora vuelve a poner de moda el presidente del PNV, Josu Jon Imaz. José Luis Rodríguez Zapatero, desbordado por los acontecimientos, puede repetir hasta la saciedad que el término nación en el nuevo Estatuto catalán es relativo y poco o nada preocupante (razón por la cual podría eliminarse, en vez de ser subrayado) pero la nación de naciones de Maragall es dar carta de naturaleza a una compartimentación de la soberanía que, más allá de no tener encaje constitucional, es un torpedo al sistema democrático español. Y qué decir de la igualdad: el vicepresidente nacionalista de la Xunta, con ejemplos menos sutiles, habla ya de comunidades autónomas de primera y segunda división. Los poderes autonómicos, con el apoyo de pretendidos teóricos o interesados acompañantes, ya sea por presión nacionalista o por mimetismo, se muestran ajenos a un proyecto político español soberano y unitario. Incluso al suyo propio, autonómico, basado en los intereses de los ciudadanos (al menos si son ciudadanos españoles que tienen residencia en las diferentes comunidades) España, lejos de ser una comunidad política soberana, debe ser una permanente construcción por consenso. Ha sido el que definió España como la suma de comunidades autónomas, el que animó a que se pidiera cuanto se deseara para estar a gusto, el que ha querido inventarse, sin apoyo constitucional, una Conferencia de Presidentes que tome decisiones, real o aparentemente, sobre la política española. El Parlamento, que iba a ser el centro de la política esta legislatura, se ha convertido en una caja de resonancia de los particularismos que se las quieren dar de soberanos. Ahora le preocupa más el mercado que lo simbólico Quizá el Príncipe le tranquilice. En el PSOE se han acabado las declaraciones a título personal. Maragall ha pronosticado que va a ser que sí Bono y Gómez Arruche, invisibles en la valla E Tempestad pero sin olas TEXTO: CHARO ZARZALEJOS Cuando pasado mañana, Josu Erkoreka, portavoz del Grupo vasco, pregunte al presidente del Gobierno sobre el estado del debate de la reforma estatutaria, es seguro que en los pasillos del Congreso Cataluña estará de nuevo presente. Lo estuvo hace ocho días, cuando algunos imploraban plegarias para que no llegara lo que ha llegado y lo volverá a estar este miércoles. Dentro de un tiempo, se hablará de Galicia porque Pérez Touriño ya ha apostado por una España nación de naciones y Anxo Quintana ya ha pasado por Moncloa y ha encontrado al presidente muy receptivo Más tarde, cuando de nuevo alumbre el verano, será el País Vasco el primero en la fila. Cataluña, que no Valencia, ha abierto en canal el debate territorial. Dado los términos en que se produce PSOE y PP se disponen a definir sus estrategias. En el PSOE el vértigo está instalado. Tan instalado que se han acabado las declaraciones a título personal. Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba han llamado al orden y será en una próxima reunión de la Ejecutiva en donde fijemos posiciones En realidad, hace muy pocas semanas hicieron lo mismo cuando se acordó que España era un conjunto de nacionalidades y regiones. Esta afirmación, en palabras de Rodríguez Ibarra, reconcilió a los socialistas. Pero poco dura la calma cuando hay tempestades. En la tempestad socialista las olas no se verán y estamos en vísperas de que el problema no sea el Estatuto sino el tremendismo del PP, que una vez más se ha quedado solo Una forma muy manida de autocomplacencia, máxime cuando en la estrategia profunda de la presente legislatura ha estado y está, precisamente, el visualizar la soledad del PP. funda y con ello descargada la conciencia ante el hecho de que en España se ha vuelto a abrir un gran debate territorial. A algunos de nosotros, y al menos a mí personalmente, nos embarga una gran inquietud a la que sería deshonesto no hacer alusión Sostiene Pérez Llorca que en las cuestiones esenciales la Constitución se expresa en términos inequívocos Inequívoco es, a su juicio, que no hay más nación que la española y mientras no se cambie su texto, no puede decir lo contrario, aunque un determinado papel admita todo lo que se le eche El mismo argumento sostiene para rechazar que de manera unilateral se hable de competencias excluyentes ya que las competencias del Estado son y serán las que marca la Constitución, para añadir que un pacto constitucional no se puede alterar sólo por decisión unilateral de una pequeña fracción de los pactantes Pérez Llorca descarga su conciencia en Cádiz y en donde se le quiera oír, mientras Maragall ha apostado que va a ser que sí Que el Estatuto sale y que el término nación también porque sólo desde esa percha se entiende el Estatuto en los términos aprobados por el Parlamento catalán. Y ello aderezado con la mano tendida a España que es una nueva versión de la famosa convivencia amable con España de Ibarretxe. Mientras, el ministro de Interior hace lo que Dios le da a entender para defender el buen hacer de las FSE destacadas en Melilla sin que Marruecos se enfade pese a que los muertos lo hayan sido por balas de nuestro vecino. Sobre Alonso recae la responsabilidad de la valla porque, aunque allí está la Guardia Civil y el Ejército, curiosamente Bono y Gómez Arruche se han convertido en invisibles. Cuando Bono quiere tomar distancia dice eso de que el presidente me ha ordenado Y no miente, pero lo dice con retintín porque no estaba en la agenda de Defensa que sus gentes tuvieran que emplearse en las muy castigadas Ceuta y Melilla. Cañizares pide a la Virgen que proteja a España en esta hora delicada por la que atraviesa MARÍA JOSÉ MUÑOZ TOLEDO. No puedo concluir esta homilía sin exhortaros vivamente a todos a que oréis por España; lo necesita mucho en esta hora delicada por la que atraviesa. Como pastor vuestro, no puedo callar Así de contundente finalizó ayer su homilía en la catedral primada el arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, en clara alusión a la actualidad política y a las consecuencias que sobre la unidad de España puede tener la reforma de los estatutos de autonomía. La voz del también secretario de la Conferencia Episcopal resonó en el interior de un templo abarrotado de fieles: Y siendo esto grave (se refería al Proyecto de Ley Orgánica de Educación, con el que está en juego la libertad por desgracia no es la única cuestión que nos aflige. Hay asuntos que están en la actualidad nacional que nos preocupan profundamente. Recemos por ello por España, oremos para que en toda ella se guarden los principios y valores morales, los derechos fundamentales y se respeten sus raíces cristianas base de lo que es nuestro pueblo hoy y nuestro mejor y Hacer alternativa Pero ya ni el PP en su conjunto ni Mariano Rajoy se dejan impresionar por el eslogan de su soledad. Hoy los populares profundizarán en su rechazo a este Estatuto, que capitaneará el propio Rajoy. Frente al ni sí, ni no del presidente del Gobierno, el PP marcará posición porque eso es ir haciendo alternativa y lo vamos a hacer sin complejo alguno Eduardo Zaplana, muy reforzado en los últimos tiempos, va a tener trabajo y ello con la ayuda técnica de Soraya Sáenz de Santamaría. Lejos de Madrid, en la localidad gaditana de San Fernando, José Pedro Pérez Llorca, uno de los padres de la Constitución, ha pronunciado un interesante discurso en el que expresada queda la inquietud pro- Antonio Cañizares Llovera más preciado patrimonio. Que la santísima Virgen María, en este mes del santo rosario, proteja a España, tierra de María, tierra suya No es la primera vez que monseñor Cañizares alerta del peligro que, a su juicio, corre la unidad de España con la reforma estatutaria, aunque ayer su voz adquirió un tono más solemne que nunca.