Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LUNES 3 10 2005 ABC barómetro ABC Valoración del Gobierno y de la oposición Escala de 0 a 10 puntos 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 0 Metroscopia Valoración de ministros Notoriedad Sept. 2005 Julio 2005 José Bono Pedro Solbes M Teresa Fdez. de la Vega José Antonio Alonso Defensa Vicep. 2 Vicep. 1 Interior Justicia Sanidad Adm. Públicas Industria Trabajo M. Ambiente Cultura Exterior Fomento Agricultura Educación Vivienda 93 75 69 42 41 36 44 43 63 58 44 76 34 33 31 47 88 66 64 34 38 33 35 38 61 48 42 73 31 29 27 46 Valoración (de 0 a 10) Sept. 2005 5,6 5,5 5,4 5,1 5,0 4,8 4,8 4,6 4,6 4,6 4,5 4,5 4,4 4,4 4,4 4,1 Julio 2005 5,6 5,6 5,5 5,3 5,3 5,0 4,9 4,9 4,8 4,8 4,8 4,5 4,9 4,8 4,7 4,4 Según votantes (de 0 a 10) PSOE 6,8 6,3 6,9 6,5 6,3 5,8 5,9 5,8 5,9 5,8 5,6 5,7 5,7 5,5 5,5 4,9 PP 4,8 4,6 3,6 3,8 3,8 3,6 3,4 2,9 3,0 3,1 2,9 2,9 3,0 3,3 3,2 3,0 Barómetro Julio 2005 5,3 (5,5 4,3 (4,4 Juan Fernando López Aguilar Elena Salgado Jordi Sevilla José Montilla Jesús Caldera Cristina Narbona Carmen Calvo Gobierno PSOE Partido Popular Miguel Ángel Moratinos Magdalena Álvarez Elena Espinosa Votantes PSOE PP María Jesús San Segundo 6,8 3,4 3,4 5,9 María Antonia Trujillo (Viene de la página anterior) Zapatero, es valorado con un 5,5 (una décima menos que hace un trimestre) pero el líder del PP, Mariano Rajoy, no pasa del 4,6 (dos décimas menos que en el pasado mes de julio) Desgaste nacionalista En otras palabras, el desgaste que experimenta el PSOE parece tener su origen más en algún aspecto concreto de su propia actuación que en la labor global del principal partido de la oposición. Los datos del actual Barómetro permiten plantear la hipótesis de que ese factor de desgaste puede ser la forma en que el PSOE gestiona la reforma de los estatutos de las comunidades autónomas y, sobre todo, la relación que mantiene con algunas formaciones nacionalistas: precisamente, el 67 por ciento de los españoles (y lo que es más significativo, el 64 por ciento del electorado socialista) considera que el Gobierno de la nación está excesivamente condicionado en su actuación política por determinadas fuerzas nacionalistas e independentistas. Tanto la valoración de la gestión del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero (5,3 puntos en una escala de 0 a 10) como la valoración de la actuación del PP como principal partido de la oposición (4,3) experimentan un leve descenso en relación con el pasado mes de julio: dos décimas en el caso del PSOE, una en el caso del PP. Pero resulta significativo que los votantes socialistas valoren la actuación del Ejecutivo de Zapatero de forma claramente más positiva que cómo el electorado del PP valora la labor de oposición de este partido: 6,8 frente a 5,9 puntos. ración de los encuestados sobre la coyuntura económica y política registra en esta oleada de otoño del Barómetro de ABC- Metroscopia una clara inflexión a la baja. Siguen siendo más numerosos los españoles que expresan una evaluación positiva de nuestro momento económico que quienes lo interpretan negativamente, pero la diferencia en tamaño entre ambos grupos se acorta apreciablemente. En cambio, ahora pasan a ser algo más numerosos quienes emiten un veredicto negativo sobre nuestra situación política global, invirtiendo así la pauta registrada en los barómetros publicados por este periódico anteriormente. Aumenta la insatisfacción entre los votantes del PP y el PSOE con la labor de sus partidos ABC MADRID. El Barómetro refleja que existen tanto en los votantes del PSOE como en los del PP sustanciales parcelas de insatisfacción con su propio partido. En ambos casos cabe estimar que, en promedio, algo más de un tercio de su electorado experimenta esa sensación de incomodidad. Respecto al PP, la idea más extendida entre la ciudadanía es que esa fuerza política necesita urgentemente caras nuevas que le den otra imagen: así lo indican el 73 por ciento de los españoles. También destaca que piensan de esa forma el 61 por ciento de los propios votantes del PP. En segundo lugar, predomina en la sociedad la sensación de que los populares no está ahora tan unidos y cohesionados como hace dos años: así lo dicen el 66 por ciento de los ciudadanos. Entre los votantes populares, las opiniones se dividen: un sustancial 48 por ciento está de acuerdo con ese diagnóstico, y un 49 en desacuerdo. En tercer lugar, el 61 por ciento de los entrevistados opinan que, con frecuencia, el PP tiene más problemas con sus formas y modales que con el contenido real de lo que dicen o proponen sus dirigentes. Entre el electorado del PP predominan ligeramente quienes comparten esa opinión (44 frente a 42 por ciento) Ficha técnica Ámbito. Nacional. Universo. Población española mayor de 18 años. Tamaño y distribución de la muestra. Mil entrevistas seleccionadas y estratificadas por región y tamaño de hábitat proporcional a la población total, aplicándose a la unidad última (individuo) cuotas de sexo y edad. Error de muestreo. Partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple y para un nivel de confianza del 95,5 y en la hipótesis más desfavorable (p q 50) el margen de error sería de -3,2 Método de recogida de información. Técnica de entrevista telefónica asistida por ordenador mediante cuestionario estructurado y precodificado. La selección del entrevistado ha sido aleatoria a partir de guías telefónicas. Tratamiento de la información. Llevada a cabo íntegramente por el departamento informático de Metroscopia mediante tabulaciones cruzadas sistema Star. Fechas del trabajo de campo. Del 23 al 29 de septiembre de 2005. Menos optimismo En cuanto a la situación económica y política, el estado de ánimo general de los ciudadanos españoles tiende a ensombrecerse. En este sentido, la valo- Más centro que derecha Por otro lado, son el doble (61 frente a 31 por ciento) los españoles que consideran que Rajoy no ha logrado consolidar plenamente su liderazgo den- tro del partido. La opinión dominante entre los votantes del PP es claramente inversa: 59 frente a 34 por ciento. Para la mayoría del electorado popular- -el 66 por ciento- -su partido es ya más una fuerza de centro que de derecha. Este conjunto de datos invita a pensar que existe una apreciable zona de insatisfacción con el PP, ya no sólo en el conjunto de la sociedad, sino entre sus propios militantes. No es muy diferente, sin embargo, el diagnóstico global del PSOE que cabe extraer del Barómetro: también se detecta una apreciable franja de insatisfacción entre sus votantes. Predominan quienes creen que los socialistas tienen un estilo de gestión abierto y conciliador- -56 frente a 35 por ciento- -y que ha sabido renovarse y adecuarse a la realidad actual- -52 frente a 41 por ciento- Ambas ideas son mayoritarias entre los votantes socialistas (81 y 77 por ciento, respectivamente) Pero, al mismo tiempo, un 35 por ciento del electorado del PSOE cree que ese partido da con frecuencia la impresión de que improvisa y no tiene las ideas claras; un 33 por ciento no cree que lleve de forma adecuada el proceso de reformas estatutarias; un 24 por ciento no está de acuerdo con la gestión en materia de lucha antiterrorista; y, lo que resulta particularmente más revelador, el 64 por ciento de sus propios votantes consideran que el PSOE está excesivamente condicionado en su actuación por determinados partidos nacionalistas e independentistas.