Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 Sociedad DOMINGO 2 10 2005 ABC Todo lo que usted quiso saber y suele evitar preguntar sobre el origen y desarrollo de las prácticas amatorias se expone desde esta semana en el Museo Prehistórico de Dresde Cien mil años de sexo, más o menos TEXTO: RAMIRO VILLAPADIERNA nas de auténtico canal codificado. Hetairai pornai y esposas se mezclan en vasijas griegas y el típico trasvase de hábitos hace que Betsey Halpern, en Women in Antiquity termine confundiendo quién es la prostituta y quién la esposa El descubrimiento de Pompeya y su gabinete secreto ilustra profusamente una cultura entregada al placer cum laude que nada envidia a la variedad de un kamasutra. Cultos medievales En el medievo hay grotescos cultos fálicos, penes para colgar en las puertas y atraer la fertilidad, pechos de adorno para significar la abundancia, órganos como amuletos colgantes (que llegan hasta hoy con la valva al cuello) y procesiones sexuales a las fuentes del Sena, alcanzan hasta allí donde la Edad Media aún no ha logrado intervenir, incluyendo desde el año 1022 el celibato eclesial. Pero con el fin de aquélla y América cambian los usos, reyes y nobles se hacen retratar con visibles protuberancias fálicas. Los preservativos aparecen tras el Descubrimiento, para contener la sífilis y el primero es el de Carlos II de Inglaterra, de intestino de pescado. El propósito era higiénico La era libertina llega con la explosión barroca y la vida ciudadana, el burdel social, mujeres y hombres valorizan sus atributos, polveras y cajas de tabaco lucen motivos erotizantes, bastones de paseo llevan un pene por mango y se extiende la producción de consoladores. Pero la burguesía naciente en las urbes se afirmará restrictivamente, poniendo puertas a su territorio y a su economía. La exposición acaba antes de la sexualización de la cultura de masas del siglo XX y la, a veces petulante, rehabilitación pop del eterno aprendizaje sexual. Pues por inventar no hay tanto. Fresco de un palacio de la ciudad de Pompeya DRESDE (ALEMANIA) En el principio fue la luz pero, así la noche la apagó, vino el sexo y con ello la especie humana hasta hoy. 100.000 años de sexo es el título exagerado de la exposición de Dresde, y la humanidad en tanto debería estar agotada, si bien cada día vuelve a ser de noche y para muchos se hace la luz, y así por años. Que el sexo vende es tautología que la exposición en el Palacio Japonés sólo confirma con la devoción, entrega, inversión y hasta coste de una de las actividades centrales a la raza humana, pues pocas otras se ha visto tan entusiastas; al menos hasta que libros y economía empezaron a distraerla. Doscientos sesenta objetos de seis países europeos, ex votos de la fecundidad pero también meramente sexuales, consoladores de marfil o pornografías griegas, príapos, dionisos, tangas de cuero, regulación del onanismo, normas sobre el uso de objetos sexuales, condones renacentistas o pitilleras libertinas ilustran el recorrido. Los pónticos incluían la pedofilia como educación al niño pero la democracia (griega) fue mala para la mujer explica el director de la muestra; queda arrumbada en la vida privada y, para la pública, se busca una mujer pública apareciendo el escort service para simposios: la hetaire era cultivada y la de Pericles, Aspasia, era tan famosa por su intelecto que Sócrates traía a alumnos a escucharla. Más prosaica que prosódica era en cambio la porné mujer que cobraba su servicio con un parné La conexión entre sexo y dinero llega por Roma en la moneda de cuño que se pagaba por el sexo de mujer y que acuñaban esce- Venus de Willendorf (Austria, año 28.000 a. de C) Primer bikini conocido (Sicilia) y tanga de cuero (Londres) ambos romanos (siglo IV d. de C. Doscientos sesenta objetos de seis países europeos ilustran el recorrido de la exposición de Dresde Las primeras formas La venus de Willendorf- -de hace 28.000- -y decenas de otras conocidas no están desnudas porque el neanderthal anduviera desnudo. Iban bien cubiertos del frío dice el profesor Louis Nebelsick. Es objeto de devoción sexual, aparte de fertilidad La representación de sus órganos es desproporcionada como en un cómic erótico. Hace 10.000 años surgen ya formas fálicas, representadas incluso como arma contra el miedo a las fieras. La animalidad del varón siempre ha sido sexual En Zchernitz, junto a Dresde, aparece la primera pareja escultórica sexual, pero hay también pictogramas de danzas sexuales entre hombres y, en los Alpes, aparecen mezclados animales. SRGWA Pictograma de una danza sexual (Heden, Suecia) fechado en torno al año mil antes de Cristo