Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 10 2005 53 Los domingos Soledad cajún Luisiana vive sus horas más bajas tras Katrina y Rita sin esperar mucho del Gobierno federal Estatutet El valle de Arán tiene lengua propia y derechos históricos. Así que quiere emanciparse de Cataluña de Zapatero, según Campmany. Ve la luz la recopilación de sus últimas y más incisivas columnas El método de la escalera es tan poco sofisticado como eficaz. El espectáculo del salto de los subsaharianos se produce cotidianamente en Ceuta Ceuta La brecha sin sutura TEXTO Y FOTOS: LUIS DE VEGA El Arroyo de las Bombas es el punto más caliente del perímetro fronterizo que separa Ceuta de Marruecos. Los incidentes siempre han estado a la orden del día. La última avalancha no fue allí por casualidad, porque es el punto tradicional de tráfico de mercancías. Y de personas omo el palco de Florentino Pérez en el Bernabéu, la casa de los Mussaui es un balcón privilegiado de todo lo que ocurre en el tramo más polémico de la valla de Ceuta. Está en terreno marroquí, justo donde en la madrugada del jueves murieron ¿cuatro, cinco subsaharianos? (la cifra se la disputan las fuentes) durante la avalancha que permitió la entrada de más de 200 inmigrantes a Ceuta. A menudo los vecinos se sientan allí a observar el espectáculo, casi siem- C pre en sesión nocturna. La temporada dura doce meses de manera ininterrumpida y el género con más tirón es el non fiction de contrabandistas, aunque el público tampoco desaprovecha de vez en cuando, por eso de cambiar el guión, la oportunidad de presenciar una de subsaharianos desesperados a la carrera. Ya se han aparcado en el baúl de los recuerdos los años en los que los marroquíes del Arroyo de las Bombas (Ued Dauyat en árabe) y los españoles de la Finca Be- rrocal convivían sin el muro de alambre que ahora les separa. La valla no se levantó por el continuo circular de mercancías de Ceuta a Castillejos. No, la valla se levantó en el año 1996, y los vecinos no dejan nunca de recordarlo, cuando la presión migratoria comenzó a ser preocupante. El padre de los Mussaui, ya fallecido, fue durante los años setenta moqaden -una especie de delegado de la autoridad- -del ba (Pasa a la página siguiente)