Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1 10 2005 Internacional 27 Varias columnas de humo se alzaban ayer desde el californiano valle de Simi, cercano a Los Ángeles AP Un gran incendio arrasa 8.100 hectáreas de la zona más exclusiva de Los Ángeles Unas 600 personas han sido evacuadas del área cercana a Malibú b Más de 3.000 bomberos comba- ten un fuego controlado sólo en un 20 por ciento, aunque la mejora de las condiciones meteorológicas invita al optimismo ABC LOS ÁNGELES. No venimos a trabajar, venimos a la guerra Estas palabras de Brian Humphrey, del departamento de bomberos de Los Ángeles, ilustran a la perfección el infierno que amenaza a la segunda ciudad más populosa de Estados Unidos. El incendio se inició el miércoles a las dos de la tarde (hora local) por causas aún desconocidas, en el borde norte de una transitada autopista, y se propagó hacia el oeste del condado angelino y parte de Ventura provocando la evacuación forzosa de centenares de habitantes de la zona, conocida por sus ampulosas mansiones y sus elegantes comercios. Impulsado por ráfagas calientes de aire procedentes del desierto de Santa Ana, el fuego se propagó también al barrio de Chatsworth, 50 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, donde se encuentran la mayoría de las empresas de la industria pornográfica. Más de 3.000 bomberos equipados con 200 camiones cisterna y diez hidroaviones combatían ayer las llamas de un incendio que por el momento ya ha arrasado 8.100 hectáreas, y que se ha visto favorecido por temperaturas de 32 grados y vientos que alcanzaron los 40 kilómetros por hora. El peor pronóstico de tiempo para combatir un incendio aseguró Mark Savage, del departamento de bomberos. A pesar de las circunstancias, los La 101, autopista al infierno LOS ÁNGELES. Una de las claves para detener el inexorable avance de las llamas es el uso de la autopista 101 como cortafuegos por parte del departamento de bomberos, y así evitar que el incendio se propague al suroeste de esta muy transitada ruta, que cruza California de norte a sur y conecta Los Ángeles con San Francisco. Por el momento el incendio ruge con furia hacia el noreste de esta vía, pero si pasa al otro lado pondría en peligro una zona mucho más poblada. Si el fuego salta la autopista 101 no parará hasta llegar al océano vaticinó el supervisor del condado de Los Ángeles, Zev Yaroslavsky. Las consecuencias, en tal caso, serían más que dramáticas. equipos de extinción se mostraron optimistas en la contención del incendio, dado que se prevé que los vientos amainen y la temperatura descienda en las próximas horas. Hasta ahora, sólo se ha podido sofocar un 20 por ciento del incendio, aunque se ha conseguido mantener las llamas alejadas de los principales núcleos urbanos, incluido Los Ángeles, cuya alcaldía informó ayer de que la situación no representa un peligro inminente para la gran urbe. Sin embargo, el distrito de Calabasas, uno de sus barrios más elitistas, decidió cerrar sus escuelas, y los occidentales suburbios de Oak Park, Box Canion, Woolsey Canyon, Bell Canyon. Lake Manor, Old Agoura, Malibu Canyon fueron evacuados. La situación, no obstante, es dramática en la frontera del condado angelino con Ventura. Esta zona bajo la sombra de las montañas, de espaldas a las selectas playas de Malibú, es famosa por la amplitud del terreno en el que han proliferado la urbanizaciones de clase acomodada junto a numerosos ranchos y mansiones multimillonarias, aunque sólo dos residencias han sido pasto de las llamas. La Cruz Roja informó de que el número de evacuaciones forzosas asciende a 600 personas y unos 2.000 hogares están amenazados por el infierno desatado. Asimismo, los daños causados por el fuego dejaron a unas 1.500 personas sin electricidad.