Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1 10 2005 25 La periodista Judith Miller rompe su silencio en EE. UU. pero mantiene su lucha por el secreto de las fuentes Buteflika logra que su Carta de la Paz sea aprobada en Argelia por el 97 por ciento de los votantes Scotland Yard trató de impedir la investigación de la muerte de Menezes El hallazgo de una carta pone de nuevo al jefe de la Policía británica contra las cuerdas Policía británica estimaba, en una carta al ministro del Interior, que las operaciones antiterroristas podrían verse afectadas negativamente EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El jefe de Scotland Yard, Ian Blair, trató de impedir una investigación independiente sobre la muerte del brasileño Jean Charles de Menezes, abatido por la Policía el 22 de julio creyendo que era un terrorista suicida, alegando que esa investigación entorpecería las operaciones antiterroristas en Londres. Así lo exponía Ian Blair en una carta al ministro de Interior, Charles Clarke, que ayer fue conocida en su literalidad al ser publicada la misiva por Interior en atención a un requerimiento solicitado bajo la Ley de Libertad de Información. Aunque la actitud de Blair ya había trascendido, la publicación de la carta supone un nuevo revés para el jefe de Scotland Yard, que esta misma semana reconoció que se había planteado dimitir por la muerte de De Menezes, pero rechazó la idea por considerar que la institución requería que siguiera al frente en la actual situación de emergencia. Después de la muerte del brasileño, Ian Blair escribió a Clarke pidiéndole que no interviniera en el esclarecimiento de los hechos la Comisión Independiente de Quejas a la Policía (IPCC en sus siglas inglesas) que es el organismo que debía encargarse b El jefe de la en aplicación de la Ley de Reforma de la Policía de 2002, y que finalmente está realizando su trabajo. En la misiva le indicaba que la investigación sería llevada a cabo por la propia Scotland Yard y le aseguraba que se mantendrían los estándares profesionales en el esclarecimiento de lo ocurrido. La investigación- -añadía- -será rigurosa, pero subordinada a las necesidades de la operación antiterrorista Según Ian Blair, en una situación de rápidos movimientos, de un terrorismo múltiple, en la que los terroristas suicidas constituyen una muy alta posibilidad, un jefe de Policía debería ser capaz de suspender la Ley de Reforma de la Policía de 2002, que requiere que aportemos toda la información que pueda requerir la IPCC Tácticas y fuentes de información Hay una gran preocupación acerca de revelar tácticas y o fuentes de información con las que estamos operando indicaba Blair, por lo que pedía al ministro que apoyara la medida extraordinaria que demandaba, que podía ser la base para reformar la legislación vigente en el futuro. Precisaba que no se intentaba escapar de acciones judiciales contra los culpables, pero agregaba que las autoridades deberían tener en cuenta la presión bajo las que la Policía opera en los escenarios terroristas En la carta advertía de que la política de tirar a matar en el caso de sospecha de terroristas suicidas, la había comentado el día anterior con el primer ministro, Tony Blair. AFP dreas Lämmel: por el virtuoso sistema de voto alemán, si éste gana su escaño para la CDU, pero sobrepasa los 41.000 votos, de 219.000, el mecanismo compensatorio haría perder su escaño al tal Caesar, también de la CDU, que creía tenerlo ya limpiamente ganado en su casa renana. Suceden otros tipismos más en Dresde, aparte de que un republikaner sustituye a la candidata fallecida del ultra NPD y que han aparecido fantasmagóricas actas falsificadas, pero sería abusivo insistir. gran coalición, rechazada por ambos. Alemania hoy se plantea reformas en su Estado de bienestar pero no puede compararse con una aguda crisis. No es la situación de los años 66 a 70, ni tampoco los comienzos de los ochenta con manifestaciones de desarme (por el despliegue de los misiles Pershing y Cruising) los problemas de vivienda o las crisis en AEG y Telefunken, y no se formó una gran coalición. Se vuelve a comprobar una larga experiencia de apuros y falsas retóricas. Loewenstein decía que la representación proporcional pone el ejercicio real del poder en manos de las oligarquías partidistas, que están totalmente fuera del alcance del control popular Y después de unas elecciones donde el pueblo no es quien elige, por la genética del parlamentarismo. Quizá se debe reflexionar sobre la fuerza de las reglas de juego, porque pueden volver a deparar sus negativos efectos. Más allá de la situación inmediata, se ofrece la oportunidad de prever la solución. Al parecer, todo lo que sucederá mañana en Dresde es pura simbología, pues sólo una milagrosa constelación de circunstancias, entre ellas que votase el cien por ciento del censo- -menos esos 41.000 más uno de Lämmel- -al SPD, que sacaría así el candidato directo, y el diferido y haría perder uno a la CDU; sólo en tal caso parece que podría el SPD superar la ventaja de tres escaños de los democristianos. Pero, con los resultados tan apurados y las espadas tan el alto cualquier impulso -y ésta es la palabra que más se escucha en campaña- -recabado en Dresde por una o por otro podría ser definitivo en el equilibrio y composición de la gran coalición que ambos saben que tienen que negociar. A partir del lunes. Merkel dijo a los suyos que el resultado de Dresde terminará de convencer a Schröder del camino a seguir tal vez en referencia a los rumores de dimisión después de los resultados finales. Vaso medio vacío SPD y CDU han hecho un gran esfuerzo en Dresde, pero Merkel y Schröder evitaron despellejarse como en las semanas anteriores: Merkel dijo apenas que el voto ha mandado a la calle a este Gobierno y que se ha votado por una renovación y una nueva oportunidad para Alemania Pero el apurado resultado permitió a Schröder ver el vaso de Merkel más bien medio vacío: La gente no ha apoyado el plan de Merkel afirmó tras declararse dispuesto a proseguir el trabajo conmigo al frente La familia de Menezes sale de la sede de la Comisión de Quejas a la Policía EPA