Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1 10 2005 Opinión 7 tribales, religiosos y señores de la droga que dirigen la política de asentamientos clandestinos de población marroquí; eran unos 30.000 clandestinos entonces. Y controlan la construcción de viviendas en el barrio a expensas del plan municipal, o conectan la electricidad sin permiso municipal. Con unaResidencia deestudiantes marroquíes de casi mil alumnos, concesión de Franco a los hijos de sus huestes moras, que sigue funcionando como durante el franquismo como cualquier escuela marroquí, con muchos profesores marroquíes... Supuestamente, enseñando en bilingüe, pero salvo las matemáticas, física y química la docencia es en árabe (que no en tamazight o lengua de los rifeño- españoles) y con adoctrinamiento coránico obligatorio, y sin posibilidad alguna de enseñanza en otra religión ni una ética sustitutoria. Melilla, pese a realizar un esfuerzo colosal en la enseñanza pública, cosecha un estrepitoso fracaso escolar entre los alumnos de extracción rifeña, a causa del desastroso nivel cultural de sus padres y de lacarencia de cualquier tradición de lectura, pero también por acceder tempranamente a un dinero fácil mediante el trapicheo. Cuenta Melilla con varios centros de protección de menores marroquíes, que en Marruecos serían ya mayores y se ganarían la vida, y cuyo objetivo es lograr los papeles para traerse consigo a sus familiares. Es decir, se les protege porque supuestamente no tienen familiares, pero casi todos los domingos llegan éstos a visitarles y en Ramadán desaparecen los jóvenes de sus respectivos centros porque van a sus casas. Todo falso y mentira, un auténtico montaje organizado por policías marroquíes que cobran pechas a esas familias. Daríaejemplosqueharían sonrojaranuestrospolíticos. LA ESPUMA DE LOS DÍAS DEL CAFÉ A LA FOTOCOPIA I en los setenta la fórmula de concordia fue el café para todos todo indica que ahora la máquina que trabajará a destajo para llevarnos hacia la semejanza dentro de la asimetría será la fotocopiadora. Los valencianos se adelantaron, aunque con cláusula Camps de igualación de niveles competenciales, pero el resto está a la espera de que nazca el Estatuto catalán para hacerle una fotocopia. Ni la idea ni la metáfora son mías. Andalucía es una comunidad más que histórica, sabia, de vuelta de muchas cosas y bien controlada por sus gobernantes socialistas, lo que no impide, sino que más bien provoca, el nacimiento de opiniones y foros que alertan sobre el MANUEL peligro de que el gobierÁNGEL no andaluz no sea sufiMARTÍN cientemente reivindicativo y Andalucía se vea postergada en la carrera por no quedarse la última en esta nueva transición Guerra dixit. Es un sentimiento lógico que fructifica por doquier, fertilizado por el deseo de emulación y su carácter contagioso. La plataforma cívica Andaluces Levantaos está liderada por cuatro personas y personajes de sobresaliente experiencia profesional y política: dos ex ministros- -Clavero y Pimentel- un ex presidente de la Junta- -Escuredo- -y un andalucista ex alcalde de Sevilla- -RojasMarcos- La plataforma ha querido actuar durante su año de vida como conciencia pública en defensa de los intereses andaluces, y, como es lógico, el presidente Chaves no les ha hecho ni caso porque considera que él se basta y se sobra para tal propósito. Al hilo del sprint final de aprobación catalana del Estatuto, los plataformistas han advertido de la negatividad de todos los principios sobre financiación autonómica que figuran en el mismo, aunque, de forma algo contradictoria, declaran su pretensión de que el estatuto andaluz sea fotocopia del catalán, por lo menos en lo que a financiación se refiere. Se les ha dicho que esto es inasumible porque lo de los catalanes está trufado de inconstitucionalidades, pero nadie duda de que al final se intentará reformar la Constitución, o los criterios, o se hará la vista gorda, pero algo habrá que pueda ser copiado. Adónde nos ha llevado el café ya lo sabemos, pero sólo intuimos, con alarma, adónde nos van a precipitar las múltiples fotocopias previsibles. Quién va a renunciar a ser nación pudiendo serlo, quién va a preferir la multilateralidad a la bilateralidad, quién va a renunciar a los blindajes y a las competencias ampliadas y exclusivas. Cómo puede sobrevivir un Estado moderno y soberano ante tanto despojo ya es harina de otro costal. Pero no menos difícil va a ser cuadrar los números de la financiación si todos quieren más y nadie acepta menos. Un imposible. El café para todos es caro y quita el sueño, pero las imitaciones emuladoras conducen al absurdo. Salvo que convirtamos en dinero legal las fotocopias de billetes de euros. S Los marroquíes de la región de Oujda, Yerada, Berkan y Taurirt que pagaron a las mafias para pasar a Melilla y han llegado a henchir Almería y Murcia ven ahora cómo su andadura están llevándola adelante los subsaharianos. Sólo que pagan más por llegar e instalarse en el Gurugú. Y de noche, pero también de día, bajan con rudas escaleras y entran y saltan y asaltan. La democracia que ha estado gestionando multiculturalmente la ciudad no sabe defender nuestros valores, ni siquiera el de decir: es mi casa y, si entras, serás como yo. La alianza de civilizaciones es la rudimentaria escala que los marroquíes ponen en manos de los africanos para desmoralizar a Melilla y ellos asaltarla por agotamiento. Quizás el rabo ya ni quiera espantarle a su vaca las moscas, porque ella sigue plácida con su tolón tolón marcando en el verde prado la cadencia de una marcha verde. hace cuatro años, cuando su riqueza provenía del contrabando, de la venta ilegal, del alijo y, en particular, del blanqueo de dinero negro del tráfico de droga marroquí. La pequeña ciudad de 12 kilómetros de área, cuando no existía todavía el euro, aportaba el 10 por ciento de las divisas en moneda extranjera del Banco de España. Desproporcionado, ¿verdad? Cierto Banco español con tres oficinas en Melilla y 33 empleados representaba la segunda sede en importancia de toda Andalucía, detrás de Sevilla. Melilla es una ciudad sociológica y culturalmente compartimentada en dos, con la cañada de Hidum dejada en manos de caciques PALABRAS CRUZADAS ¿Está en crisis la creatividad en el cine español? SANTIAGO SEGURA Y GEORGE CLOONEY COMPROMISO Y SUBVENCIÓN R ECONOZCO que no soy objetiva con el cine español, aunque tengo atenuantes para mi actitud, porque lo último que he visto son los quince primeros minutos de Torrente II y Ninette hasta el final; sí, hasta el final. Y esas dos experiencias pueden causar un shock difícil de superar. Después de esas sesiones de Santiago Segura y Carlos Hipólito, te empeñas en creer que el cine español es cutre, casposo, vulgar y anticuado. Pero es un trauma estético, porque los americanos producen un sinfín de bazofias semejantes, con la única diferencia de que ellos te colocan a un George Clooney en la mitad y te despistas un poco con el contenido y el guión. EDURNE Son comparaciones odiosas, y hasta inURIARTE justas. El tamaño de nuestro país da para lo que da, incluso en lo estético. Si hablamos tanto de crisis es porque algunos se empeñan en emular a Hollywood, comenzando por los propios cineastas y sus campañas de promoción americanizadas. Pero lo cierto es que España ha conseguido más premios internacionales que la mayoría de países europeos. Y ha producido muchas buenas películas, antes y ahora. El problema es que la recaudación no necesariamente tiene que ver con la creatividad. Y ahora que el cine español también gana dinero, aunque sea con Torrente, tampoco nos vamos a poner trágicos. E N general, y sálvese quien pueda- -y los hay, desde luego, aunque pocos- el estado del cine español es algo desolador. Y la culpa no es sólo del DVD y de la televisión. Tampoco se trata de una crisis de creatividad. El problema es que el talento ha quedado aplazado por las urgencias del compromiso. Al menos, hasta que el Gobierno cambió. El final de las vacaciones de la excelencia, interrumpida por la necesidad de arreglar España, permitirá su triunfal regreso. Solucionados los problemas nacionales con el paso del PP a la oposición (ya no hay terrorismo, ni I. SÁNCHEZ separatismo, ni conflicto institucioCÁMARA nal, ni crispación, ni catástrofes, ni problema de inmigración, ni nada) es la hora del talento a salas llenas. El genio puede volver a los platós y olvidar la política. Y con las espaldas a cubierto del riesgo económico (esa enfermedad capitalista) gracias a la subvención. Con dinero y talento, el futuro es nuestro. Y, si no, siempre queda la bazofia rentable. Entre nosotros, Dreyer, Ford o Tarkovski quedarían condenados al paro. El futuro del cine español es torrencial Muera el compromiso y viva la subvención. ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate