Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30 9 2005 Economía 97 El Gobierno español comunica a Bruselas que no le cederá el examen de la opa de Gas Natural La Comisión de Energía pregunta al sector su opinión sobre la venta de activos de Endesa a Iberdrola b El Ejecutivo socialista mantiene su tesis de que la opa es competencia exclusiva de las autoridades españolas, opinión que comparten Gas Natural e Iberdrola J. G. N. MADRID. España ha comunicado oficialmente a la Comisión Europea que no desea cederle el análisis del impacto sobre la competencia que tendría la opa de Gas Natural sobre Endesa, según informó ayer en Bruselas el portavoz de Competencia del Ejecutivo comunitario, Jonathan Todd. La Comisión había preguntado el pasado miércoles al Gobierno español si quería sumarse a la petición de Portugal para que Bruselas analice los efectos de la operación. España respondió que no desea ceder su competencia al Ejecutivo comunitario, lo cual no es sorprendente dijo el portavoz. En este sentido se habían manifestado ya varios miembros del Gobierno español, especialmente Pedro Solbes y José Montilla; el comisario de Economía, Joaquín Almunia; y las compañías Gas Natural e Iberdrola. Este trámite tiene un impacto directo sobre los plazos para estudiar la opa. Cuando la Comisión informa a los estados miembros de la petición de un país para que se haga cargo del análisis de una operación de concentración, los procedimientos nacionales quedan suspendidos y se paran los plazos. La suspensión termina cuando un país informa a la Comisión que no desea sumarse a la solicitud. Todd afirmó que el procedimiento español estuvo paralizado entre el miércoles pasado y este jueves informa Ep. Gas Natural a Endesa para que expresen su opinión sobre esa operación. Las respuestas serán incluidas en el expediente incoado por la CNE sobre concentración, cuyo ponente es José Sierra. El informe final será remitido al Servicio de Defensa de la Competencia. ACS compró ayer los 67,2 millones de fenosas A las 7,45 horas de ayer quedó registrada en la Bolsa de Madrid la operación de compra- venta de acciones de Unión Fenosa entre ACS y el Banco Santander anunciada hace una semana. El grupo constructor que preside Florentino Pérez ha adquirido 67.251.084 acciones de la eléctrica, equivalente al 22,073 de su capital, a un precio de 33 euros por título, lo que hace un total de 2.219.285.772 euros. El precio de 33 euros por acción supone un aumento del 70,54 sobre la cotización de la eléctrica a primeros de año y un 26,15 más que el cierre del miércoles (26,16 euros) Ayer, los títulos de Fenosa acabaron a 26,89 euros, un 2,79 más que el día anterior. La eléctrica fue el valor que más subió en la Bolsa. Una vez hecha efectiva la compra- venta de acciones, el consejo de administración de Fenosa convocará en cualquier momento una reunión del mismo en la que saldrán los cuatro vocales del Santander y se elegirá a un nuevo presidente. Nueve preguntas El cuestionario tiene nueve preguntas, entre las que destacan las siguientes: posibles implicaciones de la operación derivadas de la integración vertical en cuanto al suministro de gas natural para los grupos de generación que empleen dicho combustible (ciclos combinados) valoración de posibles planes de desinversión relativo a actividades gasistas y eléctricas en España; opinión sobre el acuerdo de Gas Natural e Iberdrola para la adquisición de activos del grupo resultante; opinión sobre cómo debería de articularse, en su caso, el plan de desinversiones: mecanismos de cesión posibles (intercambio, subastas, etc... adquisición de activos por un único compra- dor o varios (sujetos existentes o nuevos entrantes) etc... y opinión sobre los efectos del solapamiento territorial de las redes de gas y electricidad en la actividad de comercialización. Como se puede observar, la Comisión Nacional de Energía incide especialmente en el acuerdo suscrito entre Gas Natural e Iberdrola para la compra- venta de activos a desinvertir. El discutido acuerdo con Iberdrola Este acuerdo es el aspecto de la opa que está siendo más discutido en el sector energético. Casi todas las compañías eléctricas, como Unión Fenosa, Hidrocantábrico, EDP, Viesgo y los nuevos entrantes en el mercado español, han manifestado públicamente su rechazo al acuerdo, ya que desearían obtener alguno de los activos a desinvertir. Estas mismas empresas han expresado también su oposición a que la venta de los activos se realice de forma directa con Iberdrola, en vez de utilizar una subasta. Sin embargo, tanto Gas Natural como Iberdrola han subrayado que no existen precedentes de subastas en operaciones de este tipo en Europa y sí los hay de acuerdos similares al firmado entre ambas. Entre las reacciones que se produjeron ayer destacan las del Gobierno canario, que no va a pronunciarse sobre la opa, e Ibercaja, que resaltó el proyecto de Endesa. La Comisión Europea sigue analizando las cuentas enviadas la semana pasada por Endesa La solución, en unos días El Ejecutivo comunitario tomará una decisión sobre si asume o no el análisis de la opa a finales de la semana que viene o principios de la siguiente, según el portavoz. En estos momentos, analiza las cifras que Endesa le envió la semana pasada para justificar la dimensión comunitaria de la operación con el objetivo de verificar si sus cálculos son correctos o no. La eléctrica solicitó formalmente la semana pasada a la Comisión que asuma la competencia en el análisis de la concentración argumentando que Endesa realiza menos de dos tercios de su volumen de negocio en España. Todd explicó que podría haber discrepancias en las cifras por diferencias en las reglas de cálculo. Si Bruselas concluye que es competente para analizar el caso, pedirá informalmente a Gas Natural que le notifique la opa e informará también a las autoridades españolas. Por otra parte, la Comisión Nacional de Energía (CNE) ha enviado un cuestionario a todos los agentes que pueden verse afectados por la opa de Fornesa dejará la presidencia de Agbar en enero para dedicarse plenamente a La Caixa ABC BARCELONA. El presidente ejecutivo del grupo Agbar (Aguas de Barcelona) Ricardo Fornesa, anunció ayer al consejo de administración de la compañía su decisión de abandonar la presidencia ejecutiva el próximo mes de enero y ha propuesto el nombramiento de Jordi Mercader para sustituirle. Fornesa ocupaba la presidencia de Agbar desde hacía 26 años. Según ha informado Agbar en un comunicado, Fornesa ha tomado esta decisión para concentrar toda su atención en sus actuales funciones como presidente ejecutivo de La Caixa, precisamente en un momento en el que esta entidad ha provocado un terremoto en el sector energético español al liderar la opa de Gas Natural sobre Endesa y cuando se está discutiendo el nuevo estatuto de Cataluña, que podría contener importantes repercusiones sobre las cajas. Fornesa ha manifestado su profunda satisfacción por la confianza depositada en él y su agradecimiento a los accionistas y al consejo de administración por su apoyo incondicional Mercader, su sustituto El presidente de Agbar ha expresado también su voluntad de propiciar el relevo ordenado y ha propuesto al consejo de administración el nombramiento de Jordi Mercader, actual vicepresidente segundo del consejo de administración de Agbar, como presidente, mientras que la dirección general seguirá a cargo de Ángel Simón Grimaldos. Jordi Mercader, presidente del grupo Miquel y Costas, es también vicepresidente del consejo de administración de La Caixa. Con la reciente inauguración de la torre Agbar el pasado día 16, según la compañía, culminó una etapa que se inició el 5 de julio de 1979, en circunstancias difíciles para la empresa, que entonces tenía un elevado nivel de en- Ricardo Fornesa SIGEFREDO deudamiento y unos márgenes de beneficios que no permitían pagar un dividendo a los accionistas En estos años, Agbar ha apostado por la diversificación, la internacionalización y la búsqueda de oportunidades para crear valor y, durante 2004, obtuvo un resultado neto consolidado de 197,9 millones de euros y unos ingresos de explotación que superarán los 3.000 millones de euros en 2005. Aguas de Barcelona está integrado por casi 250 empresas dedicadas a los servicios y cuenta con más de 31.000 empleados en todo el mundo.