Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Cultura VIERNES 30 9 2005 ABC Blanca Riestra hila un homenaje a la literatura en su nueva novela b La escritora reivindicó la literatu- POP- ROCK KIKO VENENO Lugar: Aqualung (Madrid) Fecha: 28- 9- 2005 VOLANDO SIGUE JESÚS LILLO ra como terreno de libertad total y se confesó horrorizada de que las novelas tengan que ser entretenidas o divulgadoras ISABEL REPISO MADRID. En la presentación de su último libro, El sueño de Borges premio Tigre Juan de novela inédita, Blanca Riestra lo definió como una novela sobre la literatura, no sobre Praga, ni Borges, ni Rodolfo II a pesar de que esos tres elementos se funden en ella. Es mi particular homenaje a ese hilo de voz que se va transmitiendo de generación en generación. En mi novela mueren personajes, pero la historia y el hilo siguen indelebles Desde un principio Riestra se planteó la que es su tercera novela como una carrera de obstáculos La colaboradora de ABCD las Artes y las Letras tildó su génesis de proceso borgiano en el que a mitad de la redacción, la novela le pesó como una losa por lo que empezó a escribir otra versión sin adjetivos. Respecto a su concepción de la literatura, Riestra la definió como un milagro y una búsqueda y se mostró partidaria de reclamar ese terreno de libertad total que el género humano posee Igualmente, reivindicó la capacidad de la literatura de hacernos soñar y se declaró contraria a redactar por el mero hecho de divertir: Me horroriza que las novelas tengan que ser entretenidas o divulgadoras sentenció. staba nervioso Kiko Veneno durante la presentación en Madrid de El hombre invisible álbum con el que acaba de abrir otra enorme brecha en su inagotable yacimiento de poesía sevillana. Estaba intimidado por la masiva respuesta de un público cuya demanda de entradas forzó a los promotores del concierto a cambiar de sala y, también, por la puesta en escena de un disco que le ha llevado casi dos años de sosegado trabajo artesano- -recorta y pega- -en su estudio casero. Retraído y desbordado, inseguro y alejado de las casetas durante mucho tiempo, Veneno volvía a la feria, bien abrigadito, de la mano de los Notas del Retumbe, su nueva banda, y un montón de amigos y delincuentes de confianza. Le ha quedado tan requetebién El hombre invisible que quizá temía Kiko Veneno que sus nuevas canciones perdieran pellizco sobre el escenario, un espacio al que no termina de cogerle el tranquillo el cantante catalán, un hombre que gana de cerca y que casi nunca pierde. Aunque se defienda mejor en la proximidad de la barra que en la pista de baile, el público hizo la vista gorda para disfrutar, de lejos, con un antológico espectáculo, historia y vida, que arrancó con Los animales y terminó con Volando voy Por el camino, mucho veneno y mucho retumbe. El autor de Indiopole recordó al lince Ramón, a los managers de Huelva y a otros personajes de esa reserva E Kiko Veneno, en un momento de su concierto en Madrid nacional y mágica que desde hace ya casi tres décadas se encarga de vigilar y conservar en el perímetro vallado- -se puede saltar, sin papeles- -de sus canciones. Veneno se hace mayor, pero aún tiene ganas de seguir escribiendo notas en un cuaderno de campo cuyas últimas páginas están llenas de pistachitos, recibos de compasión, mujeres invisibles, tapas de jamón y botellas de la Cruz del Campo. En directo canta nada más que regular, pero en su estudio, genio visible, compone co- EFE mo nadie. Kiko Veneno se inventó el rock gitano, le hizo una transfusión histórica a Camarón y le cambió la cara al flamenco. Hace casi treinta años, Veneno fue el punki que revolucionó el pop español. Los americanos tuvieron los Ramones, los ingleses saltaron con los Clash y en España sonó, fuerte, un Volando voy que todavía hoy retumba en la obra de su autor. La palabra revolución se puede decir más fuerte, pero no con tanto arte.