Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30 9 2005 25 Lula da Silva consigue que el comunista Aldo Rebelo sea nombrado presidente del Congreso brasileño Bush sufre uno de sus peores momentos al sumar al desgaste por el Katrina varios escándalos políticos Las exigencias de Austria sitúan las relaciones de Turquía con la Unión al borde de la ruptura Los titulares de Asuntos Exteriores se reunirán el domingo para buscar una salida in extremis a fracasar ayer en su enésimo intento de acordar un Marco de Negociaciones para empezar el lunes el proceso de adhesión de Ankara ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. Hasta el último momento no se sabrá si las negociaciones para el ingreso de Turquía en la UE empezarán el próximo lunes, como estaba previsto. Una reunión de última hora de los embajadores de los Veinticinco terminó ayer sin acuerdo, lo que obliga a los ministros de Asuntos Exteriores a celebrar una reunión extraordinaria el domingo por la tarde para intentar un acuerdo que permita evitar una ruptura del proceso. Nadie en Bruselas quiere contemplar la posibilidad de que haya que aplazar esta fecha histórica por la que Turquía lleva esperando más de medio siglo, pero hace una semana tampoco se esperaba que hubiéramos llegado hasta aquí sin saber qué va a pasar en el Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores del lunes en Luxemburgo. En el orden del día que fue distribuido ayer figura el inicio de las negociaciones con Turquía, pero no aparece ni una sola mención que indique cómo se va a llegar a ese punto a falta de un acuerdo político para el obligatorio Marco de Negociaciones El país que aparece como principal obstáculo es Austria, al que sin embargo apoyan políticamente sin reconocerlo otros como Francia. La votación del pasado miércoles en el Parlamento Europeo, que mostraba un espíritu b Los embajadores volvieron muy crítico y suponía una serie de obstáculos simbólicos para la negociación, ha podido pesar también en la decisión austriaca de seguir bloqueando la situación. Austria insiste en que en el Marco de Negociación aparezca una mención expresa a que uno de los posibles resultados del proceso podría ser la asociación privilegiada en lugar de la plena integración institucional. Se trata de un extremo que está presente en el planteamiento general de estas negociaciones, cuando se acordó que el comienzo de las mismas no prejuzgaría su resultado como ha sido la constante hasta ahora ya que todos los países que han iniciado las negociaciones han terminado siendo miembros. Para el Gobierno de Ankara eso significa que las dos únicas alternativas son que las negociaciones tengan éxito y Dos mujeres turcas se dirigen a la Nueva Mezquita de Estambul Turquía se convierta en miembro de pleno derecho, o que fracasen y que las cosas se queden como están. Cualquier otra posibilidad ha sido rechazada de antemano y se da por hecho que Turquía abandonaría la mesa de negociaciones si se rebajara la oferta de Bruselas. La segunda exigencia de Austria es que si en las actuales circunstancias se abren las negociaciones con Tur- AP quía, el Consejo debería ofrecer un calendario concreto para que las empiece Croacia, un país que está pendiente de que la fiscal del Tribunal Internacional para la Antigua Yugoslavia, Carla del Ponte, determine si colabora o no de forma adecuada para localizar a un acusado como criminal de guerra. Tensión en el Parlamento El ambiente político se ha hecho tan tenso que las discusiones en el Parlamento Europeo han provocado incluso un enfrentamiento entre el democristiano alemán y jefe del grupo Popular, Hans Pert Pöttering, y el comisario de Ampliación, el finlandés Olli Rehn, quien dijo que las trabas impuestas por el Parlamento a Turquía eran como marcar un gol en propia meta Pöttering respondió que en lugar de criticar al Parlamento, la misión del Comisario Rehn es hacer que Turquía cumpla sus obligaciones, mientras que lo que hace es darle argumentos para no hacerlo Un prestigioso comentarista del periódico turco Zaman escribía ayer que la Unión Europea está haciendo todo lo posible para hacer que Turquía abandone las negociaciones por su cuenta El ministro de Exteriores turco decidirá en el último momento si acude a la cita E. S. BRUSELAS. El ministro turco de Asuntos Exteriores, Abdulah Gul, no sabe si irá o no a Luxemburgo el lunes, porque ha descartado estar presente en la capital del Gran Ducado si no va a haber acuerdo para escenificar el histórico comienzo de las negociaciones. En caso de que el domingo por la noche en la reunión extraordinaria los ministros encuentren una solución, Gul se presentará el lunes. Y aun durante todo el día 3, en Ankara estará preparado permanentemente un avión para transportar en cualquier momento al ministro, que ya ha descartado ir si no está todo preparado para iniciar el proceso. Gul se presentó ayer inesperadamente ante los periodistas en la capital turca para decir que confiaba en que los esfuerzos de la presidencia británica tengan éxito, pero para recordar también que todos los países conocen cuáles son las condiciones de Turquía