Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional VIERNES 30 9 2005 ABC Dirigentes catalanes dejan la AVT al no verse representados por Alcaraz b La directiva de la Asociación La etarra Mercedes Galdós, en libertad tras cumplir 19 de los 700 años de condena Participó en 17 asesinatos, entre ellos el del niño Alfredo Aguirre en 1985 b La Audiencia Nacional ha revisa- Catalana de Víctimas del Terrorismo critica al presidente nacional por compararles en ABC con judíos que apoyaban a los nazis ABC MADRID. El presidente de la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo (ACVOT) Santos Santamaría, y cuatro vocales de la organización pidieron ayer darse de baja como socios de la Asociación de Víctimas de Terrorismo (AVT) porque consideran que el presidente de la misma, Francisco José Alcaraz (a quien acusan de preocuparse sólo de su propia promoción política y mediática no les representa. Según explicó el vicepresidente de la ACVOT, Robert Manrique, la decisión se ha tomado después de que hace unos días Alcaraz manifestara en una entrevista con ABC su oposición a que miembros de la asociación se entrevistaran con políticos como Ibarretxe o Carod- Rovira, y añadiera que también había judíos que apoyaban a los nazis La ACVOT asegura estar preocupada ante la inoperancia de la asistencia a los problemas reales de las víctimas que dice representar, siendo ésta la única finalidad de una asociación de estas características Manrique consideró incomprensible que personas que dicen representar a un colectivo les insulten hasta el límite como, según él, ha hecho Alcaraz, quien dijo que la decisión de sus compañeros de darse de baja es una cuestión de dignidad Su criminal currículum Galdós ingresó en ETA en 1977 y fue una de las fundadoras del comando Nafarroa del que formó parte desde 1979 hasta su detención (el 25 de marzo de 1986) Durante ese tiempo cometió 17 asesinatos. Uno de ellos fue el del niño Alfredo Aguirre, de 13 años, que murió en el portal de su casa de Pamplona mientras esperaba a que sus padres le abrieran la puerta. Era el 30 de mayo de 1985 y Galdós accionó el mando a distancia al paso de una patrulla de Policía. Además del niño, murió el agente Francisco Miguel Sánchez. El 22 de agosto de 1980 participó en el intento de asesinato del director del Diario de Navarra José Javier Uranga, quien consiguió sobrevivir pese a recibir 28 impactos de bala. do todas las redenciones de las que se ha beneficiado esta etarra y no hayan detectado ninguna irregularidad en su concesión (ni porque el tribunal que las acordó no fuera competente ni porque se hubieran obtenido en fraude de ley) La alarma social que generó la noticia de la excarcelación de De Juana Chaos- -aunque sigue preso por una nueva causa- -llevó al Pleno de la Sala de lo Penal a adoptar un acuerdo en el que se recuerda que el licenciamiento definitivo de una condena no implica de forma automática la excarcelación, sino que ha de ser la Sala quien lo autorice en virtud de la regularidad del cumplimiento y la legalidad de la fecha propuesta Mercedes Galdós Pistolera del comando Nafarroa do las redenciones extraordinarias de las que se ha beneficiado, pero no ha detectado ninguna irregularidad en su concesión N. VILLANUEVA MADRID. La etarra del comando Nafarroa Mercedes Galdós será excarcelada muy probablemente hoy tras haber cumplido 19 de los 700 años a los que fue condenada por su participación en 17 asesinatos, entre ellos el del niño Alfredo Aguirre en mayo de 1985. Sin embargo, al cierre de esta edición, la cárcel de Topas (en la que está presa) no había recibido el licenciamiento definitivo de su condena. Al igual que otros terroristas condenados por el Código Penal de 1973, Galdós, de 50 años de edad, se ha beneficiado de las redenciones ordinarias y extraordinarias previstas en la anterior legislación, lo que ha permitido que salga de prisión tras cumplir dos tercios de su condena, o lo que es lo mismo, 11 años antes de alcanzar los 30 de máximo cumplimiento que regían en aquel código. Además, se da la circunstancia de que hace sólo algo más de un año, el 5 de julio de 2004, Galdós y otro miembro del comando fueron condenados a 232 años de cárcel por el ataque contra una tanqueta de la Policía en 1982, atentado en el que murió un agente y resultaron heridos ocho. Según informaron fuentes de la Audiencia Nacional, la excarcelación de Galdós se produce después de que la Fiscalía y la Sala de lo Penal hayan revisa- Una negociadora desde la cárcel J. PAGOLA Un informe del CGPJ advierte que la reforma del Supremo y los TSJ puede colapsar la Justicia N. COLLI MADRID. La reforma del Tribunal Supremo y de los tribunales superiores de justicia aprobada por el Gobierno es acertada en el planteamiento pero técnicamente errada y en el orden Penal podría conducir al colapso si no se corrige. Esa es la tesis general que presidirá el informe sobre la segunda parte de la reforma de la ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) que el lunes votará la Comisión de Estudios del Consejo General del Poder Judicial. El dictamen, elaborado previa consulta con magistrados del propio Supremo, aún no está terminado y, según fuentes del CGPJ, es extenso y muy técnico. Su ponente es el vocal Adolfo Prego, magistrado de la Sala Segunda. La reforma afecta al recurso de casación ante el Supremo, cuyo contenido se limitará a la unificación de doctrina cuando se produzcan fallos contradic- torios; prevé la generalización de la segunda instancia penal, una asignatura pendiente del ordenamiento jurídico español; y convierte la apelación en cauce ordinario para impugnar las sentencias dictadas por las audiencias provinciales- -ante los tribunales superiores de justicia- -y por la Sala Penal de la Audiencia Nacional- -ante una sala específica de nueva creación- La reforma también prevé la segunda instancia para los casos que afecten a aforados. La idea es buena, no así su materialización técnica señalan fuentes del CGPJ que conocen el texto. La filosofía del informe da por bueno que el Supremo se convierta en órgano unificador de doctrina, lo que contribuirá a su descongestión y, lejos de dejarle un papel residual, reforzará su posición jerárquica sobre los juzgados y tribunales de toda España El texto propone la regulación de una cuestión previa mecanismo que ahorrará miles de recursos al ciudadano y agilizará la Justicia. La cuestión previa permitirá a los juzgados y tribunales elevar una consulta al Supremo antes de dictar sentencia para despejar posibles dudas sobre el criterio jurídico aplicable al caso concreto. La resolución del Supremo tendrá efectos vinculantes para todos los órganos judiciales, lo que evitará la ulterior interposición de recursos. También se sugiere al Gobierno, con el fin de no atascar la Justicia, que limite los motivos de recurso contra las sentencias dictadas en primera instancia. El informe rechaza la posibilidad- -prevista en la reforma- -de que sin límite alguno un tribunal, mediante el visionado de un vídeo, resuelva apelaciones en las que se cuestiona la valoración de las pruebas hecha por la sala jerárquicamente inferior. La percepción que de las pruebas tenga un juez durante la celebración de la vista oral- -con el interrogatorio directo de acusados, testigos y peritos- -siempre será mucho más fiable que la que, tiempo después y para resolver un recurso, se forme otro magistrado mediante el visionado del vídeo del juicio. Entró en ETA en 1977, precisamente cuando la democracia española, mediante una amnistía general, abrió generosamente las puertas de las cárceles para que salieran todos los terroristas en busca de una segunda oportunidad. A partir de ahí, Mercedes Galdós, Bittori ha escrito con sangre algunos de los episodios más espeluznantes y crueles de la ya espeluznante y cruel historia de ETA. El 30 de mayo de 1985, poco antes de las seis de la tarde, Bittori accionó un artefacto pese a comprobar visualmente que la explosión se llevaría también la vida del niño de 13 años Alfredo Aguirre, que en ese momento llamaba por el telefonillo del portal de su casa. La etarra, para no levantar sospechas, se había disfrazado de embarazada mientras esperaba la llegada de un coche patrulla. Cuando, tras su detención, un guardia civil le preguntó qué había sentido al asesinar a un niño, la etarra respondió con escalofriante indiferencia: Recibo órdenes y las cumplo En 1996 Bittori recibió la orden de ETA, y la cumplió, de formar parte del equipo interlocutor que debía negociar con el Gobierno el reagrupamiento de los presos. Ello con el chantaje del secuestro del funcionario José Antonio Ortega Lara como telón de fondo. Esta designación constituye prueba concluyente de que, aún en la cárcel, Bittori ha desempeñado un papel activo como miembro de ETA. Tras su excarcelación lo podría seguir ejerciendo, ya que disfruta de la confianza de sus jefes por sus muchos servicios y porque no se le conoce ni amago de arrepentimiento.