Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN DIFERENCIAS EN EL PSOE VIERNES 30 9 2005 ABC ÚTILES Y NO TAN TONTOS sesinaba ETA, y venía al día siguiente el tonto útil de turno a convencerte de que el atentado no tenía nada que ver con el nacionalismo vasco. Hacían el Pacto de Estella el PNV y HB, y el tonto útil se empeñaba en demostrar que eso no implicaba un compromiso con ETA. Ahora, cuando ya es imposible negar estas evidencias, los tontos útiles defienden la negociación con los terroristas. Si cabe han puesto más entusiasmo con los nacionalistas catalanes. No hay que criminalizarlos dicen. Llamarles separatistas es cosa de franquistas Son gentes de seny Se mueven por la pela No se CÉSAR ALONSO sienten cómodos en el DE LOS RÍOS Estado Nunca imaginaron Arana y José Antonio Aguirre, Prat de la Riba y Maciá que algún día sus causas llegarían a tener tantos defensores en la capital de España y especialmente en la fauna cultural. Por eso los nacionalistas de hoy deberían hacer una excepción de todos éstos cuando hacen victimismo. Deberían excluirles de sus odios. Quinta columna, caballo de Troya... ¿quién paga a tanto descastado, a tanto traidorzuelo, a tanto irresponsable? Porque realmente es muy difícil explicar que un cántabro o un madrileño o un leonés mantenga una actitud nacional tan antinatural, tan contraria a sus propios intereses, tan masoquista en definitiva. ¿Por qué tendrían que defender las ideas vinculadas a los sueños hegemónicos de catalanes y vascos sobre Andalucía, las Castillas, Aragón, etcétera? Y ¿por qué, si además, son claramente antidemocráticas? Al llegar a este punto de la reflexión, los tontos dejan de serlo para quedar simplemente en útiles La explicación tiene su origen en el carrerismo partidario, judicial, académico, periodístico... y literario. Es imposible hacer carrera en el PSOE sin la aceptación de las convenciones pronacionalistas y, a partir de ahí, en todo lo demás. La fuerza de convicción de los nacionalismos ha sido la de su hegemonía en Cataluña (por la corrupción) en el País Vasco (por el terror) y en toda España por nuestro especial sistema electoral y de partidos. A pesar de todo los tontos útiles están nerviosos. Se les cruzan los sentimientos. Están contentos de que el parlamento catalán haya aprobado que Cataluña es una Nación... pero tienen miedo de que las cosas lleguen demasiado lejos. Confían en que la balkanización no tenga consecuencias sangrientas la gente quiere vivir Han oído juicios contradictorios sobre el papel del propio ZP. Para unos ha sido el planificador del proceso catalán; para otros está desbordado. A casi todos les gustaría que el PSOE interrumpiera el proyecto de estatuto en el Parlamento. Confían en Guerra, ellos que le desprecian. Tampoco les gustaría que el PSOE se rompiera... Porque entre España y el Partido socialista ellos optarían por la España rota. A Bono e Ibarra, convencidos de que Zapatero defenderá la Constitución Insólita bronca entre el ministro y Marín a cuenta del Estatuto catalán b Ibarra sostiene que Maragall y Mas saben que lo que aprueban no va a ningún lado y que Zapatero jamás admitirá que Cataluña sea nación J. L. LORENTE MADRID. El ministro de Defensa, José Bono, y el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, se apresuraron ayer a marcar el camino al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ante la llegada al Congreso de la reforma estatutaria catalana. Ambos dirigentes socialistas se mostraron convencidos de que Zapatero no aceptará en el futuro Estatuto ningún planteamiento que no sea constitucional Mi confianza en el presidente del Gobierno es absoluta en este punto sostuvo Bono en los pasillos del Congreso. Por segundo día consecutivo, el ministro de Defensa se esforzó por hacer llegar a los periodistas acreditados en la Cámara su punto de vista sobre la reforma catalana. El miércoles, se encomendó a la Virgen de Cortes para que el texto que llegue al Parlamento sea constitucional. Ayer, recalcó que, desde luego el Congreso no podrá aprobar un texto que no se acomode a la Carta Magna. En la misma línea se pronunció el presidente del Gobierno autonómico extremeño. Según Ibarra, Zapatero jamás va a permitir que Cataluña sea una nación, tal y como se recoge en el Título Preliminar del nuevo Estatuto que se aprobará en el Parlamento catalán. El barón socialista quiso dejar cla- Bono pide la palabra a Marín durante el pleno del Congreso EFE Bono reza a la Virgen, aunque tiene claro que se hará lo que diga el presidente. El grupo está callado pero inquieto afirma un veterano diputado socialista La hora del PSOE POR CHARO ZARZALEJOS MADRID. Todos los grupos de la Cámara, sobre todo los grandes partidos, y más aún el mayor de ellos, que es el Partido Socialista, deben exponer su opinión. Tiene el gran deber en esta hora de hablar a tiempo, con toda altitud y precisión El Partido Socialista es un partido gubernamental, y, esté o no esté en el banco azul, un partido gubernamental es cogobernante, porque se halla siempre en potencia próxima de ponerse a gobernar Esta petición la lanzó Ortega y Gasset el 13 de mayo de 1932 con ocasión del debate sobre el Estatuto de Cataluña y muchos años después, con muchos acontecimientos vividos, es una petición que cobra máxima actualidad, porque cuando hoy, y salvo imprevistos- la democracia es imprevisión ha dicho el presidente del Gobierno- el Parlamento de Cataluña apruebe el Estatut, la palabra, la última palabra, estará en el seno del PSOE y sólo en él. El requerimiento de la mayoría simple para que el Congreso decida sobre el futuro Estatuto catalán coloca a los socialistas, con su secretario general al frente, en situación de decidir. A efectos de mayoría numérica, el PP es irrelevante, y eso recorta el argumentario. Conscientes de que les va a llegar la hora, en el PSOE y desde luego en el grupo parlamentario hay una expectante y preocupada espera. Hay voces ya conocidas que