Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión VIERNES 30 9 2005 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil IPC, ALERTA ROJA AY días que mejor no levantarse. El indicador adelantado del IPC coloca la inflación interanual en septiembre en el 3,7 por ciento, cuatro décimas por encima del mes anterior. Jarro de agua fría para el objetivo del Gobierno de poner coto al alza de los precios en un momento especialmente delicado, porque la desviación sobre las quiméricas previsiones del Ejecutivo van a pasar factura a las cuentas del Estado, obligado a compensar a los pensionistas. Solbes califica la subida de mala noticia escueto diagnóstico para un problema crónico que carga sobre el debe del petróleo y los alimentos frescos, fácil excusa que merecería un análisis de fondo. El ministro de Economía confía en que la situación se estabilice, pero la confianza en economía, sin medidas estructurales alternativas, supone un acto de fe que la realidad suele descuadrar a las primeras de cambio. Siempre que sube el IPC, sale el Gobierno exhibiendo esperanza en el futuro. Está bien, pero ¿en qué se sustenta la esperanza? H DOBLE CRISIS DE ESTADO decisión de mandar al Ejército a vigilar las fronteras con IN duda alguna, Rodríguez Zapatero está viviendo la Marruecos- -lo que supone reconocer el fracaso de Interior peor etapa desde que accedió al Gobierno de España, enesta labor- -puede producir el espejismo de que el Gobiermarcada por una crisis profunda de debilidad, de dono ha reaccionado con firmeza, cuando lo que ha hecho es ble dirección, que afecta al Estado que él, como jefe del Ejepasar de un extremo a otro: de saborear el momento dulce cutivo, debería liderar y que, lejos de hacerlo, está contribude las relaciones con Marruecos a militarizar un problema yendo a agravar por decisiones y tácticas carentes de realisde orden público porque Rabat no colabora. Pero las causas mo y sentido nacional. A la aprobación final, in extremis, en de la crisis siguen vigentes, porque son estructurales de la el Parlament de la reforma del estatuto catalán- -por él propolítica del Gobierno socialista. El Ejército podrá patrullar movida y que ha devenido en una vulneración flagrante de las vallas de Ceuta y Melilla, pero donde deben atajarse las la Constitución y en el gravísimo socavamiento del marco avalanchas es en suelo marroquí y son las autoridades de legal que los españoles acordaron concederse en 1978- -hay aquella nación las que deben ser emplazadas por el Gobierque añadir los extraordinariamente graves sucesos que no español para que dejen de facilitar, por acción o por omiacontecen en Melilla y Ceuta y que han colocado a ambas sión, esta marcha negra constante que fluye contra amplazas españolas en un estado próximo a la excepción, con el bas ciudades españolas. Ejército vigilando la integridad de la frontera. Nadie debería extrañarse de que todos aquellos que, dentro y fuera del España no puede seguir actuando como un país encogido país, esperan pacientemente a que decaiga la fuerza del Esque no sabe defenderse con decisión. Y esta carencia es aplitado español hayan olfateado, con instinto partidista, que se cable tanto a la relación con Marruecos como a la actitud está viviendo una ocasión histórica para ajustar sus cuenante Bruselas. Los inmigrantes que pisan Ceuta y Melilla tas y obtener réditos a costa de la debilidad de un Gobierno entran en Europa y el Ejecutivo español debe implicar a las en sus horas más bajas. instituciones europeasen una verdadera política común miCeuta y Melilla ofrecen la comprobación trágica de gratoria, lo que empieza por exigir a Francia que aclare sus este trance difícil por el que atraviesa España. Allí están prioridades y, esta vez, apoye a España frente a Marruecos sufriendo las tempestades sembradas por los vientos para que el país magrebí colabore de verdad en solucionar amables de las excelentes relaciones que hace poco más un problema que es de toda la Unión. Claro que, para lograr de un año inauguró Zapatero con el Gobierno marroquí, este objetivo, sería necesaria una autoridad política y diploen el contexto de una política exterior basada en el sectamática que el Gobierno- -ocuparismo y en los prejuicios ideolódo en alianzas virtuales- -ya no gicos de una izquierda casi exLas imágenes de Ceuta y Melilla y lo tiene ante sus socios europeos, lo tinguida en Europa. cual, a pesar de ser tristemente ocurrido en el Parlament son el El Gobierno se ha topado de brucierto, no es excusa para que Zaces con las consecuencias de su retrato de un Gobierno sobrepasado patero no defienda tenazmente irresponsable política migratolos intereses nacionales de Esparia y la bochornosa debilidad que ña. Cuestión distinta es que la e incapaz de reaccionar para exhibe ante Rabat. Las cinco UE no se sienta concernida en proteger algo tan esencial como la ayudar a España a resolver un muertes producidas en el último asalto a la verja de Ceuta son la problema que el Ejecutivo sociasoberanía nacional y la integridad tragedia que se veía venir y que lista ha agravado con el efecto nunca debió haberse producido. llamada del proceso de regularide sus fronteras Pero el Gobierno ha estado más zación masiva. empeñado en difuminar la realiNada se conseguirá si el Godad con el tupido velo de las sonrisas que en afrontar la cerbiernoespañol no pone en marcha, paralelamente a un camteza de que Marruecos se ha comportado deslealmente con bio drástico de las relaciones con Marruecos, un reforzaEspaña. Con la sospecha más que fundada de que dos de miento legal del Estado que conlleve la exclusión definitiva esos cinco muertos se debieron a disparos hechos por arde todo proceso extraordinario de regularización masiva de mas de las fuerzas marroquíes, fue impertinente que Zapateinmigrantes, así como medidas firmes de expulsión inmero anunciara una investigación conjunta con las autoridadiata de aquellos que entren ilegalmente en suelo español. des del reino alauí, tal y como hizo ayer en comparecencia Las imágenes de inmigrantes ilegales jaleando el éxito de su conjunta con su homólogo marroquí, Dris Jettu. En estas asalto por las calles de Melilla- -porque saben que su ilegalicircunstancias, es España la que debe exigir a Marruecos dad es aval de estancia en España- -son el retrato de un una explicación diplomática convincente y real de las cauEstado inerme e incapaz de reaccionar para proteger algo sas que permiten a centenares de inmigrantes subsahariatan esencial como es la integridad de sus fronteras. nos sin papeles circular libremente por su territorio en treLa crisis del Estado, decíamos, afecta también al interior. nes y autobuses; agruparse frente a las vallas metálicas de Tras el acuerdo entre nacionalistas y socialistas, y a expenCeuta y Melilla; construir decenas de escalas de madera y sas de que el PSOE se avenga a descarrilar el disparate estalanzar asaltos masivos que ponen en peligro su vida y la de tutario en las Cortes, la reforma aprobada ayer en el Parlalos agentes españoles que les hacen frente sólo con material ment pone en grave riesgo el concepto mismo de España, su antidisturbios. Sin embargo, otra vez Zapatero se muestra razón de ser, presentando como moderno y bonancible un incapaz de plantar cara a Marruecos y ha optado por compotexto de tintes casi neoconstituyentes que sienta las bases ner una falsa imagen de colaboración bilateral, que los hede la jibarización insoportable del Estado español y su prácchos tozudos y los muertos a tiros se encargan de desmentir tica subordinación a Cataluña. Fue Zapatero quien animó a con rotundidad. la reforma (copilotada, no lo olvidemos, por un partido indeEl problema es la inmigración ilegal, pero también la oblipendentista) y quiense comprometió a apoyarla. A él corresgación del Estado de garantizar la seguridad de las ciudades ponde ahora la responsabilidad de garantizar el marco consautónomas frente a una situación desestabilizadora que estitucional que une y protege a todos los españoles. tá provocando preocupación en sus ciudadanos. Por eso, la S Pedro Solbes CHEMA BARROSO JUVENTUD Y ALCOHOL E STADÍSTICA a estadística, sondeo a sondeo, parece que el consumo de alcohol entre los jóvenes lleva camino de convertirse en un mal demasiado extendido. Casi el 30 por ciento de la población escolar admite que se emborracha una vez al mes, y dentro de este grupo los episodios de embriaguez se repiten cada diez días. Estos datos invitan al pesimismo, sensación que crece cuando se comprueba que el contacto con las bebidas alcohólicas se produce a una edad cada vez más temprana. Compete a las administraciones, por un lado, y a los padres y educadores, por otro, tomar conciencia de la gravedad de esta deriva y ponerse a la tarea de atajarla, pues puede que esté lastrando el futuro de una generación. TURQUÍA, EN EL ALERO marchas forzadas, Bruselas y Ankara tratan de salvar el calendario de negociaciones previsto para una hipotética adhesión de Turquía a la UE. Puede que el próximo lunes no comience el proceso. La crisis política que viven los Veinticinco, a la que el incierto futuro alemán no ha ayudado nada, quizás haga aconsejable dilatar el asunto. Con la Constitución europea en vía muerta, con el escasísimo entusiasmo que demuestra la presidencia británica en la idea y con el nivel de disenso existente entre los socios, el contexto no ayuda nada a emprender en este momento la vía negociadora. A