Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 JUEVES 29 9 2005 ABC Gente De las páginas de Playboy al Supremo de EE. UU. La lucha de la exuberante Anna Nicole Smith por la multimillonaria herencia de su efímero y nonagenario esposo llega finalmente hasta la máxima instancia judicial TEXTO: PEDRO RODRÍGUEZ, CORRESPONSAL FOTO: AP La despedida de soltera de Christina Aguilera. La cantante estadounidense celebró su despedida de soltera el pasado fin de semana en Cabo San Lucas (México) Aguilera, que asistió a la fiesta con una tiara, un velo y un liguero, tiene previsto casarse con el ejecutivo de la industria discográfica Jordan Bratman a finales de este año. e sabe muy bien qué les habrá llamado la atención del caso pero esta semana los nueve magistrados del Tribunal Supremo de Estados Unidos han aceptado a trámite el recurso presentado por Anna Nicole Smith, la exuberante celebridad muy bien conocida por los detallistas lectores de Playboy que desde hace diez años protagoniza una épica batalla legal por la herencia de su efímero y nonagenario esposo. Pulso en el que la famosa modelo se ha llegado a declarar en bancarrota ante los tribunales de California para conseguir una parte de la fortuna del petrolero texano J. Howard Marshall, estimada en 1.600 millones de dólares. Los destinos del magnate y la entonces bailarina exótica se cruzaron en 1994, cuando el hombre de 89 años se casó con la joven que contaba tan sólo con 26 años pero con relieves tan espectaculares como los del Gran Cañón del Colorado. El matrimonio- -inspirado seguramente por el lema de a la vejez, silicona- -duró 14 meses hasta la muerte del petrolero, seguramente con una sonrisa de oreja a oreja. Desde entonces, la familia del multimillonario ha intentado reducir a lo mínimo el porcentaje de la viuda, que reclama tantos millones de dólares como años tenía el petrolero de Texas. Nos Aunque el Supremo de Estados Unidos tendrá que pronunciarse sólamente sobre una cuestión técnica- -un conflicto de jurisdicción entre tribunales y estatales- la saga de Anna Nicole Smith promete ser una de las más comentadas del flamante curso judicial. El abogado de la viuda, Howard K. Stern, ha anunciado que su clienta- -protagonista de su propio reality show -tiene previsto asistir a la vista oral que se celebrará en Washington a principios del año que viene. En contraste, el hijo del magnate, E. Pierce Marshall, insiste en que este sumario es sólamente un pequeño paso para honrar los verdaderos deseos de su padre. Anna Nicole Smith- -perdida en un laberinto de problemas de peso y seis testamentos diferentes- -considera especialmente injustos los intentos para presentarla como una interesada arpía y limitar sus derechos a los regalos por valor de 6 millones de dólares que recibió durante su unión matrimonial. A la espera de una sentencia para finales de junio, el caso ya conocido como Marshall versus Marshall promete poner a prueba el decoro de la máxima institución judicial de Estados Unidos. Menos mal que en los procedimientos del Tribunal Supremo solo se escuchan argumentos legales sin llegar a exhibirse evidencias físicas. Anna Nicole Smith reclama cerca de 90 millones de dólares