Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LUCHA CONTRA LA INMIGRACIÓN ILEGAL SITUACIÓN EN MELILLA JUEVES 29 9 2005 ABC Las avalanchas de subsaharianos convierten Melilla en un enorme campo de refugiados El Centro de Estancia Temporal, construido para 480 inmigrantes, acoge estos días a 1.150 b La Delegación del Gobierno agiliza el plan para trasladar inmigrantes a la Península. Hay dudas sobre cuántos esperan aún su oportunidad en el lado marroquí LUIS DE VEGA MELILLA. Melilla se ha convertido en la tierra prometida. Dos centenares de subsaharianos saltaron la valla en la noche del martes y corrieron como posesos por las calles del centro siguiendo los pasos de los cien que lo habían conseguido de madrugada. Es la mayor entrada de inmigrantes clandestinos desde que se levantara la doble alambrada en 1999. Desde entonces se han sucedido los asaltos en grupo, pero nada comparado a lo que se vive estos días. Trescientas entradas en menos de veinticuatro horas. Es imposible, después de ver las imágenes vividas en la madrugada de ayer, no asociar a Melilla con un gran campo de refugiados. Decenas y decenas de jóvenes despistados por las calles buscando la comisaría, buscando los centros de salud, buscando dónde esconderse... y poco después alineados en interminables filas para que recogieran su manta y se acomodasen en un campamento improvisado. FOTOS: LUIS DE VEGA A mí la Legión Caballeros legionarios de maniobras pasan junto a los últimos subsaharianos llegados a la ciudad de Melilla tras saltar la valla desde Marruecos. El Ejército montó Solidaridad de otras comunidades La duda ahora es saber cuántos quedan en los bosques que rodean por el lado marroquí la valla y cuántos se podrían sumar a la fiesta en los próximos días por el efecto llamada. Los testimonios recogidos por ABC entre los últimos que han logrado pasar es que las cosas se van a calmar, porque hemos pasado casi todos Pero, según las cifras oficiales, más de mil inmigrantes intentaron a lo largo del martes saltar la verja. El delegado del Gobierno en Melilla, José Fernández Chacón, reclamó ayer la solidaridad de las Comunidades autónomas para que compartan con la ciudad norteafricana el problema, que además ya ha dejado sobre el tapete cuatro muertos- -aunque fuentes oficiales sólo reconocen tres- Parece que los doce kilómetros cuadrados del enclave pueden quedarse pequeños pronto si la presión migratoria continúa a los niveles de las últimas semanas. durante la madrugada del miércoles diez tiendas de campaña a las puertas del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, ya que el establecimiento no daba abasto para alojar a la última hornada prioritarios la inmigración clandestina. Rabat y Madrid alardean de haber retomado el cauce de las buenas relaciones, sobre todo desde el cambio de Gobierno del 14 de marzo de 2004. Obras de ampliación de la valla Precisamente cuando la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, ha destacado la buena colaboración del país magrebí, se están produciendo las mayores avalanchas cobre Melilla. Rumí estuvo en la verja de la Ciudad autónoma el lunes pasado, muy pocas horas antes de que se produjeran estos saltos masivos, en compañía del secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho. No hay fecha fija para que concluyan las obras de ampliación del vallado de tres a seis metros de altura. Ésa parece ser, según fuentes de la Guardia Civil, la piedra angular del debate abierto con los asaltos masivos al perímetro fronterizo, ya que los subsaharianos están apurando sus oportunidades. En lo que va de 2005 ha habido unas 13.000 tentativas para saltarlo, casi siempre en las zonas en las que la verja mide tres metros. Al cierre de estas páginas hay un fuerte despliegue de las Fuerzas de Seguridad del Estado en los alrededores de la valla. Ya nadie se atreve a asegurar que no habrá más intentonas en masa. Un policía lleva al CETI a dos subsaharianos que saltaron la valla el martes ha anunciado que, en las próximas horas, se llevará a cabo el traslado a la Península de unos sesenta de los ocupantes del CETI. Éste, según comentó, será el primer paso de un plan más ambicioso para descongestionar las instalaciones, que dependen del Ministerio de Asuntos Sociales. Los subsaharianos que han entrado en Melilla en las últimas horas se sienten respaldados por el Reglamento de Extranjería y saben que la presión que ejercen por su número obligará a las autoridades a pensar en llevarlos a la Península. Todos los testimonios recogidos entre estos inmigrantes van en este sentido. No discuten que han entrado de manera clandestina y que, en aplicación de la ley, pueden ser expulsados, pero, a la vez, conocen lo farragoso del proceso. Y todo esto ocurre mientras en Córdoba y Sevilla los Gobiernos de España y Marruecos celebran una Reunión de Alto Nivel (RAN) en la que ponen sobre la mesa como uno de los asuntos Tiendas de campaña El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) acoge, según la Delegación del Gobierno, a 1.150 personas. A los módulos prefabricados se le sumaron cinco carpas hace meses. En la madrugada del miércoles el Ejército montó a toda prisa a las puertas del centro diez tiendas de campaña en las que ya se han asentado los últimos trescientos en llegar. Fernández Chacón