Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DEBATE SOBRE EL ESTATUTO CATALÁN LAS POSICIONES DE LOS GRUPOS JUEVES 29 9 2005 ABC ERC avisa que sólo desde el resentimiento o la estulticia se puede votar en contra El tripartito reclama a los nacionalistas no dejar pasar esta oportunidad histórica CiU asegura que si días atrás el acuerdo era posible, ahora también lo es Mas apela a la generosidad de Maragall para aprobar el concierto económico nal vigente, y señaló que no se puede nalista durante su intervención en el I. ANGUERA M. J. CAÑIZARES afirmar sin rubor que este Estatuto esBARCELONA. El posible no de CiU BARCELONA. Dispuesto a mantener Pleno. Insistió en que la semana pasatá por debajo del Estatuto del 79, sólo al nuevo Estatuto de Autonomía catala incógnita hasta el final y arrogarse da Maragall le prometió que aceptase puede decir por resentimiento, por lán centró las primeras intervencioel mérito de haber forzado a Pasqual ría su sistema de concierto. Él y yo estulticia o por simple cálculo egoista nes del tripartito, dedicadas a insistir Maragall a aceptar su modelo de consabemos que podíamos haber llegado y partidista por activa y por pasiva en que una necierto económico solidario el presia un acuerdo. Si eso era posible hace En la misma línea, el ecosocialista gativa sería tanto como una traición a dente de CiU, Artur Mas, insistió ayer días, también ahora lo es. CiU tiene Jaume Bosch pidió que todos los grula patria. Desde la equiparación al PP que su propuesta es perfectamente una responsabilidad, pero usted tampos estén a la altura de las circunsbién dijo el líder convergente. utilizada por los socialistas a los inteasumible y, a modo de gesto, anuntancias para aprobar la reforma, reses partidistas argumentados por ció que buscará nuevos puntos en coMas hizo un llamamiento al tripartras ufanarse de que el PP no la pueERC o la pérdida que supondría pamún con el modelo de financiación tito a no sacralizar las palabras es de bloquear ni aquí ni en Madrid, y ra Cataluña, el tripartito utilizó toda que defiende el tripartito. CiU ajustadecir, a no entrar en un debate puraesto es una oportunidad que hay que su artillería para argumentar la necerá su propuesta sin que ésta quede desmente nominal. Recordó que en 1979, aprovechar sidad de aprovechar esta oportuninaturalizada dijo el dirigente nacio tanto CiU como ERC defendimos el dad histórica concierto económico un El portavoz del PSC, Miguiño desesperado e inútil quel Iceta, comenzó su ina los republicanos, alineatervención con un inespedos con el PSC en materia rado reconocimiento a la lade financiación. No hagabor del ex presidente de la mos de las expresiones y de Generalitat, Jordi Pujol, los nombres palabras sagrapara a continuación defendas. Adaptemos los concepder un texto rechazado por tos a nuestra propia termibuena parte del PSOE. El nología Mas admitió en Estatuto no representa ni su discurso que los particambio de régimen ni guedos se han encallado en el rra civil aseguró Iceta en bloque de la financiación, referencia a recientes de pero hay solución Porclaraciones de José María que, reflexionó el presidenAznar y el republicano Jote de CiU, si apenas hay disep Huguet, sino que aporferencias entre ambos motará más autogobierno, delos- -tal como afirma más financiación y una EsERC- ¿por qué no han paña federal asumido la que presentó Más contundente se mosCiU, que es una pequeña satró Joan Ridao, portavoz tisfacción que pedimos desde ERC, quien exigió a CiU de la oposición? el apoyo a un Estatuto que Y estableció tres premien su opinión está a años sas: la aprobación de un Esluz del de 1979 Ridao recotatuto que perdure durante noció que es un texto constoda una generación, una treñido por una Constituactuación no subordinada ción que su partido no voa los partidos nacionales tó, pero recordó a los nacio (PP y PSOE) y una lectura nalistas la necesidad de resno restrictiva de la ConstiYOLANDA CARDO petar el marco instituciotución Española. Carod y Mas, en un momento del pleno de ayer en el Parlamento catalán Piqué deja en manos de su segundo la defensa en solitario de la inconstitucionalidad del texto M. J. C. BARCELONA. Los miembros del grupo parlamentario popular hicieron frente a las acusaciones de anacronía y deslealtad recibidas durante su presentación de su enmienda a la totalidad del texto estatutario. Acusaciones que el presidente del PP catalán, Josep Piqué, oyó desde su escaño, dejando el peso de la afrenta al portavoz del partido, Francesc Vendrell. Tras las rotundas declaraciones efectuadas por dirigentes del PP nacional -Mariano Rajoy y José María Aznar hablaron del cambio de régimen que supondría el nuevo Estatuto- Piqué optó por un discreto segundo plano en la primera jornada del Pleno de debate del Estatuto, eso sí, tras acudir a la cumbre de líderes políticos convocada por el presidente Pasqual Maragall horas antes y a la espera de intervenir previsiblemente mañana, antes de someter el texto en su integridad a votación. El PP se quedó sólo en su defensa de la enmienda a la totalidad, rechaza- da por el tripartito y CiU, de un proyecto que considera imbuido de inconstitucionalidad- -la consideración de Cataluña como nación, el blindaje de las competencias o la financiación, entre otros- lo cual fue aprovechado por el resto de los grupos para reprochar a los populares que hayan preferido adoptar una postura marginal y dinamiten el giro catalanista que Piqué debía liderar en Cataluña, según palabras del republicano, Joan Ridao. Palabras que caen en saco roto. Porque la cúpula del PP catalán asume con naturalidad esa postura a la contra, avalados por encuestas internas del partido que auguran un incremento del electorado precisamente gracias esa defensa de la constitucionalidad de un texto que, desde un principio, los populares han entendido innecesario y poco acorde con los intereses ciudadanos. Pese a ello, según aseguró Francesc Vendrell, el PP ha actuado con lealtad institucional y, si el texto es enviado al Congreso- -algo que los populares consideran un hecho- seguiremos participando Vendrell criticó la falta de realismo que destila el proyecto. Hemos querido hacer una Constitución catalana y todo el proceso adolece de una falta de realismo total y absoluto No estamos en contra del Estatuto de Cataluña- -añadió- lo defendemos. Tampoco de su adaptación a las nuevas circunstancias. Estamos en contra de un texto concreto Un texto que, a juicio de los populares, suscita el debate entre dos propuestas de financiación, la del tripartito y la de CiU, que son como dos gotas de agua, pero porque son inconstitucionales