Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 28 9 2005 83 Más de la mitad del presupuesto se destinará, por segundo año consecutivo, a gastos sociales Los ingresos crecerán más del 9 en un ejercicio en el que apenas habrá cambios en la normativa fiscal Saldo presupuestario Endeudamiento Productividad Otro escenario de superávit para el conjunto de las cuentas públicas Saldo AA. PP. en del PIB 0,20 0,15 0,10 0,05- 0,00- 0,05- 0,10- 0,14- 0,15 La deuda pública bajará el próximo año hasta el 43 del PIB del PIB 47,0 46,5 46,0 45,5 45,0 44,5 44,0 43,5 43,0 El Gobierno reduce su objetivo de productividad, que fija en el 0,7 variación anual 0,70 0,65 0,60 0,55 0,50 0,2 0,1 2004 2005 2006 El buen comportamiento de la Seguridad Social, que registrará un superávit del 0,7 del PIB, enjugará los números rojos del Estado, que ascenderán al 0,4 del PIB; y de las autonomías, el 0,1 El resultado será que las cuentas del conjunto de administraciones arrojarán un superávit del 0,2 del PIB. 46,6 44,3 43,0 2006 2004 2005 La deuda del conjunto de Administraciones Públicas seguirá reduciendo su peso sobre el PIB para situarse, en 2006, en el 43 Mi objetivo- -aseguró ayer Solbes- -es terminar la legislatura con un nivel de deuda del 40 del PIB La deuda del Estado, por su parte, se reducirá hasta el 33,9 0,7 0,6 0,5 2004 2005 2006 Los Presupuestos de 2005 incluyeron, por primera vez, un objetivo de productividad. La cifra prevista fue del 0,9 Un año después, el Gobierno ha reducido su estimación de productividad por ocupado para el ejercicio en curso al 0,6 y prevé una ligera aceleración, hasta el 0,7 para el próximo año. LUIS DE GUINDOS Ex secretario de Estado de Economía, entre 2000 y 2004 Los Presupuestos deberían arrojar un superávit del entorno del 1,5 del PIB, a juicio de Luis de Guindos, para compensar las presiones de la demanda y evitar un aterrizaje brusco de la economía Hemos perdido dos años para hacer reformas Y. G. SIGEFREDO -Pese al complicado entorno internacional, con el petróleo en más de 65 dólares, el Gobierno dibuja un escenario de fuerte crecimiento económico y creación de empleo. ¿Cree viables estas previsiones? -La economía española viene caracterizada por un crecimiento de la demanda doméstica muy fuerte, en torno al 6 que no se ve satisfecho por la oferta, lo que deriva en inflación, claramente por encima de la media de la UE, y déficit exterior, que resta 2,5 puntos de crecimiento. A esto se superpone un petróleo a 65 dólares, que puede agravar los desequilibrios iniciándose una fase de desaceleración de la economía española. -Los Presupuestos de 2006 prevén un incremento del gasto del 7,6 y de los ingresos del 9,2 ¿Son los que necesita la economía? -La política presupuestaria debería ser más restrictiva, y obtener un superávit del entono del 1,5 del PIB. Porque en un contexto con tipos de interés reales negativos, la política presupuestaria tiene que compen- sar el crecimiento elevado de la demanda; si no es así, el crecimiento será cada vez más desequilibrado y podríamos llegar a tener un aterrizaje brusco de la economía española. ¿Qué riesgos ve en el cumplimiento de estos Presupuestos? -Uno de los riesgos es que el petróleo continúe alto, y la inflación en el entorno del 4 y eso lleve a un incremento de los costes laborales y agrave el problema de competitividad de la economía española. El otro es que el incremento del gasto público del 7,6 va a impedir que la política presupuestaria juegue un papel estabili- zador de la demanda agregada. El gasto no debería crecer por encima del 5 Por otro lado, hay indicadores que ya van mostrando una cierta desaceleración de la recaudación, como es el caso de los ingresos líquidos de la Seguridad Social. -El PSOE lleva ya un año y medio en el Gobierno. ¿Estamos asistiendo a un cambio en el modelo de política económica? -Se sigue viviendo de la política económica del Gobierno del PP. Tal vez, lo más preocupante es que hemos perdido dos años de bonanza para hacer reformas, y ojalá no nos arrepintamos de ello. ¿Cuál es su diagnóstico sobre el momento actual de la economía española y sus previsiones para el futuro? -Si no se corrige la pérdida de competitividad, el riesgo fundamental de la economía española, incluso sin subidas de tipos, es que nos vayamos aproximando a la situación de otras economías de la zona euro como Portugal e Italia, que llevan ya un largo periodo de tiempo con crecimientos extremadamente reducidos.