Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MIÉRCOLES 28 9 2005 ABC Cultura y espectáculos Martin Amis afirma que el poder de las mujeres es lo que más teme el islam de la modernidad El escritor británico presentó en Barcelona su última novela, Perro callejero b Polémico, irónico y tan criticado como alabado, Amis se sirve de la comedia para plantar cara a un terrorismo que, en su opinión, siempre va ligado al aburrimiento DAVID MORÁN BARCELONA. Martin Amis (Oxford, 1949) ha llegado al límite de su sarcasmo Lo dijo ayer el editor Jorge Herralde y lo suscriben punto por punto las críticas que, a uno u otro lado del Atlántico, han masacrado o ensalzado el enfermizo universo de Perro callejero (Anagrama) nueva y, por el momento, última vuelta de tuerca literaria del escritor británico. Ayer lo presentó en Barcelona aprovechando una escapada a la capital catalana que culminará mañana cuando el escritor pronuncie en La Pedrera una conferencia dedicada al poeta inglés Philip Larkin. Después de Experiencia y Koba el Terrible dos trabajos de marcado carácter autobiográfico, Amis regresa al terreno de la ficción de la mano de Xan Meo, un hombre modélico y polifacético- -es actor, músico y escritor- -que se reencuentra con su oscuro pasado y se vuelve salvajemente masculino después de que dos hombres le partan la cabeza en un bar. Este arranque le sirve a Amis para dibujar los trazos de una novela cubista y, al mismo tiempo, establecer paralelismos con la situación del mundo tras los atentados del 11 de septiembre. Estados Unidos y Occidente han sido golpeados en la cabeza y están en estado de shock anunció el autor tras reconocer que comenzó a escribir la novela pocos días después del ataque contra las Torres Gemelas. Como todo el mundo, sentí que mi voz había desaparecido, pero cuando reaparecieron las fuerzas, sentí la necesidad de escribir algo sobre este mundo posterior al 11 de septiembre explicó Amis. Francotirador en la frontera de la literatura En el cargador de Martin Amis hay balas para todos. Es un francotirador de la encrucijada literaria y, cada vez que puede, ejerce como tal. Si se le recuerda que su última novela, Perro callejero ha sido tan devastada por la prensa británica como aclamada por la norteamericana, solventa la papeleta asegurando que hay mucha gente en Inglaterra que es anti- Martin Amis. Una de las reglas de la corrección política es que una persona no debe ser juzgada por dónde ha nacido o cómo ha nacido, y a mí se me sigue juzgando por ser hijo de un escritor. Nadie encontrará nunca una corriente anti- Hanif Kureishi o anti- Julian Barnes aseguró el hijo del prestigioso crítico y escritor Kingsley Amis. Tampoco el Booker Prize, el más prestigioso galardón de novela en lengua inglesa, parece merecerle ningún tipo de respeto. Debería ser boicoteado por los escritores- -apuntó- Es la tiranía que tiene que ser destruida. Es un festival de filiseos, una cosa vulgar que no aumenta la dignidad de los escritores Con el 11- S, EE. UU. y Occidente han sido golpeados en la cabeza y están en estado de shock Prepara un libro sobre terrorismo y aburrimiento en el que se pregunta: ¿Qué puede hacer reír a Bin Laden? Quizá ver cómo un perro muere envenenado ¿Quizá ver cómo un perro muere envenenado? se preguntó a continuación. Polémico en sus declaraciones y creador de unas parábolas cada vez más extrañas y enmarañadas, Amis no dudó a la hora de relacionar la crisis de masculinidad que explora la novela con la crisis del islam. Asistimos ahora a la muerte agónica del islam y Las armas de la comedia Para el autor de Campos de Londres el mundo del islam puede ser feroz, pero no existe la risa De ahí la importancia que otorga a la ironía, la comedia y la sátira, valores que circulan libremente por Perro callejero y que Amis contrapone al terrorismo. El terror y el aburrimiento van siempre juntos, y creo que es importante conseguir lo opuesto al terrorismo, lo opuesto al aburrimiento señaló. De hecho, el escritor adelantó que está trabajando en un nuevo libro que aborda el tema de una manera más directa y cuyo título provisional es precisamente el de Terrorismo y aburrimiento ¿Qué puede hacer reír a Bin Laden? Martin Amis, fotografiado ayer en Barcelona EFE