Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad MIÉRCOLES 28 9 2005 ABC El sincrotrón de Barcelona tendrá siete líneas de investigación b Nuevos métodos de diagnóstico Bruselas quiere que el transporte aéreo limite también sus emisiones de CO 2 El precio de los billetes de ida y vuelta podría subir hasta 9 euros b Las emisiones de gas de efecto y de tratamiento de enfermedades, desarrollo de nuevos materiales o conocimiento de terremotos son algunas de sus aplicaciones ABC MADRID. El sincrotrón ALBA, que se instalará en Barcelona con un presupuesto de 160 millones de euros, arrancará sus investigaciones con siete líneas de luz iniciales por valor de entre 14 y 15 millones de euros anuales. Nuevos métodos de diagnóstico y de tratamiento de enfermedades, desarrollo de nuevos materiales o conocimiento de terremotos y volcanes son algunas de las aplicaciones científicas de este laboratorio. El sincrotrón ALBA funcionará a partir de 2009 como una especie de microscopio gigante que, en lugar de utilizar luz, usará rayos X para ver la microestructura de los materiales. Esta instalación, que se convertirá en el mayor laboratorio de investigación de nuestro país, funcionará durante treinta años y trabajará con las radiación electromagnética que se producirá en un anillo de almacenamiento. Por ese túnel circularán electrones a velocidades muy próximas a la luz, emitiendo radiación sincrotrón al ser acelerados por campos magnéticos. Las líneas de radiación sincrotrón se utilizarán en biología celular para visualizar procesos biológicos intracelulares. También está previsto que grupos de investigación analicen las estructuras cristalinas de materiales de interés tecnológico, como los óxidos superconductores o los que presentan magnetorresistencia gigante o cristales sometidos a presiones de millones de atmósferas. Esta línea de estudio tendrá interés para el conocimiento de la estructura interna de la Tierra, al emular las condiciones de presión y temperatura. A saber... Cada día, unos 25.000 aviones surcan el cielo europeo, y las previsiones apuntan a que habrá un incremento anual de un 5 por ciento de los vuelos comerciales y de un 7 de los de carga. El transporte aéreo origina 19 veces las emisiones de gases de efecto invernadero de los trenes y 190 veces las de los barcos. Las emisiones en esas alturas tienen 2,7 veces el impacto ambiental de esas mismas emisiones en la superficie. Sólo un vuelo de ida y vuelta entre las ciudades de Madrid y Nueva York origina tantas emisiones como la calefacción, luz y cocina de un hogar durante todo un año. invernadero de la Unión Europea producidas por los vuelos internacionales han aumentado un 73 entre 1990 y 2003 MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El comisario europeo de Medio Ambiente, el griego Stavros Dimas, presentó ayer una propuesta para que los gases que emiten a la atmósfera los aviones que realizan vuelos internacionales computen a efectos de las cuotas que asigna el Protocolo de Kioto. La idea, que aún tiene que recibir el visto bueno del Consejo y del Parla- mento, es acabar con la discriminación positiva de que disfruta este sector ya que, según Dimas, mientras todos los sectores económicos están disminuyendo su emisión de gases de efectos invernadero a la atmósfera, las de los vuelos internacionales han aumentado un 73 entre 1990 y 2003, lo que además supone una distorsión de la competencia respecto a otros modos de transporte Según un estudio resalizado por la Comisión Europea, un vuelo de dos personas de ida y vuelta entre Amsterdam y Tailandia, por ejemplo, produce los mismos gases que un coche nuevo de tamaño mediano durante un año. Así, según la propuesta de la Comisión, los operadores de este tipo de vuelos, es decir, las aerolíneas que tienen vuelos internacionales (los nacionales ya estaban computados en el Protocolo de Kioto) deberán entrar en el mercado de compra- venta de emisión de gases que tiene asignado cada país. Este nuevo coste para las compañías aéreas, el de la compra de cuotas de emisión, podría suponer un aumento del precio de los billetes de vuelos internacionales de hasta 4,5 euros por trayecto, según Bruselas. Fuerte aumento del tráfico aéreo A pesar de que el transporte aéreo representa tan sólo el 3 de las emisiones totales de este tipo de gases a la atmósfera, su aumento en progresión geométrica en los últimos años pone en riesgo los progresos realizados por otros sectores de la economía y, si no se toman medidas, según el Ejecutivo comunitario, el aumento sería de un 150 de aquí a 2012. Bruselas había barajado como alternativas a la entrada de las aerolíneas en las cuotas del Protocolo de Kioto, la imposición de tasas sobre los billetes de avión o sobre el despegue pero al final optó por la que consideró que sería más eficaz en términos de protección del medio ambiente. El Sistema de Intercambio de Cuotas de Emisiones de Gases, que afecta en la actualidad a 11.500 instalaciones industriales, permite a los operadores participantes reducir sus emisiones de CO 2 a la atmósfera de la manera económicamente más rentable. Las cuotas pueden ser cambiadas en el mercado, de manera que los operadores puedan escoger la manera más ventajosa de reducir sus emisiones. De este modo las compañías aéreas, cuando entren en esta especie de lonja podrán intercambiar sus cuotas tanto con otras aerolíneas como con empresas de otros sectores económicos. El objetivo de la propuesta de la Comisión es que se ralentice el crecimiento de la demanda de transporte aéreo, único modo desde su punto de vista de reducir la emisión de gases a la atmósfera y el consiguiente calentamiento del planeta. Análisis de proteínas y virus Otras dos líneas utilizarán la luz del sincrotrón para analizar la estructura cristalina de biomateriales como las proteínas o los virus y al estudio de materiales no cristalinos como los polímeros o biomateriales (fibras que constituyen el tejido muscular) En el proyecto de espectroscopias de absorción de rayos X se investigarán materiales como los catalizadores que se usan para sintetizar la mayoría de productos químicos. También se harán estudios de la estructura electrónica de superficies sólidas con fotoemisión y espectroscopias de emisión, y se generarán rayos X con polarización circular para el análisis de problemas donde las rotaciones a nivel atómico son relevantes, como sucede en el campo del magnetismo.