Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 28 9 2005 49 La Junta de Andalucía desafía al Gobierno y busca fórmulas para investigar con clonación terapéutica Aunque Dorado Soto recalcó que por ahora no hay fecha para un nuevo encuentro entre los responsables de la Conferencia Episcopal y el Ministerio de Educación, fuentes ministeriales han confirmado a este diario que dicha reunión podría tener lugar la próxima semana, posiblemente el miércoles En todo caso, las negociaciones se están llevando en el más absoluto de los secretos, puesto que el objetivo principal de la misma no es tanto llegar a acuerdos como comprobar la voluntad real de ambos estamentos por establecer un diálogo en el que exista margen para la mutua cesión. Lo que sí parece claro es que la reunión, como adelantó ABC, se celebrará al más alto nivel Así, acudirán, por parte del Ministerio, la propia María Jesús San Segundo; el secretario general de Educación, Alejandro Tiana; el director general de Educación, José Luis Pérez Iriarte; y el subsecretario de Estado de Educación, Fernando Gurrea. La delegación episcopal estará conformada, además de por Antonio Dorado, por el vicepresidente del Episcopado, Antonio Cañizares; el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino; y el secretario de la Comisión de Enseñanza, Modesto Romero. En todo caso, Antonio Dorado explicó que, hoy por hoy, el tema ya está en las Cortes. El Gobierno ha aprobado el proyecto de ley, se ha presentado en las Cortes, por consiguiente es difícil el diálogo que, en su opinión, ahora está más bien en los representantes de los partidos que en la Iglesia Ambas partes, Iglesia y Educación, constatan que el punto álgido del debate tendrá lugar una vez aprobada la ley, cuando hayan de discutirse los desarrollos posteriores a la misma. No resignarse El obispo de Jaca y Huesca, monseñor Jesús Sanz Montes, animó en su última carta pastoral a luchar contra la que él mismo ha denominado una ley de mala calidad de educación En su misiva, titulada La mala educación que viene... no es inocente el prelado considera que la reforma educativa cercena derechos, no mejora la propuesta educativa que propiciará un nuevo fracaso escolar, y sesga ideológicamente la visión de la realidad que se propone como formación de una generación Del mismo modo, considera que no es una apertura leal y respetuosa a toda la realidad la que se propone, sino tan sólo lo que interesa de parte del partido en el poder de turno, con el doble fin de adoctrinar según sus pautas Finalmente, monseñor Sanz pide a los fieles seguir luchando porque amamos la libertad y la verdad y porque no claudicaremos en nuestro servicio a la generación que Dios nos ha puesto delante Hans Küng afirma que Benedicto XVI está abierto a nuevas ideas El teólogo disidente confiesa que el diálogo con el Papa me ha dejado muy satisfecho b Küng dice que no es un Papa que mira al pasado, encerrado en sí mismo. Es capaz de escuchar y de mantener la actitud del estudioso o el investigador JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. El más famoso de los teólogos disidentes está feliz después de haber visto al Papa, a quien había pedido audiencia pensando que no se la concedería. Tras el encuentro del sábado en Castelgandolfo, revelado el lunes, Hans Küng manifiesta que ha sido una alegría mutua volver a vernos después de tantos años. No nos abrazamos sencillamente porque los germánicos no somos tan expansivos como los latinos De regreso a la Universidad de Tubinga, después de haber comentado con Benedicto XVI sus líneas de trabajo sobre la creación de una ética mundial Weltethos y la mejora del diálogo entre la razón científica y la fe, el teólogo disidente confiesa que nuestro coloquio me ha dejado muy satisfecho Todavía bajo el efecto de la sorpresa, reconoce que el Papa está abierto a nuevas ideas y aclara que Benedicto XVI no es un Papa que mira al pasado, encerrado en sí mismo. Observa la situación de la Iglesia tal como es. Es capaz de escuchar y de mantener la actitud del estudioso o el investigador La sorpresa del teólogo suizo la habían experimentado ya el pasado mes de julio un grupo de sacerdotes del Valle de Aosta, cuando Benedicto XVI les dijo que el Papa es infalible sólo en contadísimas ocasiones y Iglesia y Ministerio de Educación constatan que el punto álgido del debate tendrá lugar una vez aprobada la ley lémicos se encuentra en la situación de los profesores de Religión. Dicho aspecto, para Dorado Soto, resulta sorprendente toda vez que el departamento dirigido por María Jesús San Segundo ya ha planteado que sean las instituciones religiosas, y no las Administraciones educativas, las que ejerzan de empleadores de estos docentes. Esta posibilidad ha sido rechazada de plano tanto por el Episcopado como por los sindicatos de docentes, quienes han anunciado futuras movilizaciones contra lo que consideran el imcumplimiento de una promesa electoral del Partido Socialista quien se comprometió en su día a dotar a estos profesores de una seguridad laboral y a que sus derechos estuviesen regulados por el Estatuto de los Trabajadores. Hans Küng CHEMA BARROSO Fuertes desventajas Y es que desde el entorno episcopal se critica cómo la futura ley traerá fuertes desventajas para los alumnos católicos. De este modo, asumen fuentes de la Casa de la Iglesia, el futuro de la asignatura de Religión será el de no ser computable, no tener alternativa y, muy probablemente, ser colocada a primera o última hora Con todo, uno de los aspectos más po- reconoció ante ellos problemas serios de la Iglesia que antes no se mencionaban en público y todavía menos en una tertulia informal. Hans Küng había enviado de antemano al Papa su último libro sobre el origen de la vida y documentos sobre sus proyectos para definir una ética mundial basada en los principios morales de las grandes religiones. Para su delicia, Benedicto XVI se declaró felicísimo de que un teólogo aborde en Alemania estas cuestiones, pues sabe que son muy importantes. Y en el comunicado del Vaticano menciona que aprecia mi trabajo De mutuo acuerdo, no abordaron los conflictos con Roma sino sólo los proyectos de futuro, pero el mero hecho de que Benedicto XVI le recibiese durante dos horas en Castelgandolfo y le invitase a cenar es un signo de esperanza para muchos hombres de Iglesia