Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes ALONSO, CAMPEÓN DEL MUNDO DE F- 1 MARTES 27 9 2005 ABC El gallo francés canta, pero lo hace en español Alonso consigue lo que no logró Alain Prost y ya es el mejor piloto de Renault en la historia P. F. FLORES J. M. CORTIZAS MADRID. El gallo canta, pero para desilusión de un carácter tan chovinista como el francés, lo hace en español, porque ha sido Fernando Alonso quien ha llevado a Renault, un estandarte de Francia, a la cima del mundo, o del Mundial de F- 1, que tratándose de un deporte tanto monta. El ovetense se ha convertido en el mejor piloto de la firma francesa desde que ésta comenzase su andadura como equipo cien por cien oficial de F- 1 en 1977, con el piloto galo Jean Pierre Jabouille a los mandos del que se denominó RS 01. Ni los años dorados de la escudería del rombo, con el profesor Alain Prost- -un ídolo francés- -en sus filas, se pueden comparar a lo que Alonso ha logrado. Prost fue tres temporadas piloto de Renault, entre 1981 y 1983, y tuvo como compañeros a su compatriota Rene Arnoux (los dos primeros años) y al estadounidense Eddie Cheever (el tercero) Precisamente en 1983, con los monoplazas RE 30 C y RE 40, Renault alcanzó su máximo esplendor al acabar segundo en el Mundial de Constructores con 79 puntos, gracias a 11 podios, tres poles y cuatro victorias en los 15 grandes premios disputados. Pero Alonso se ha encargado él solo de encumbrar a la firma francesa a lo más alto y destrozar esos registros con una temporada 2005 digna del campeonato. El asturiano ha logrado ya seis victorias, 13 podios (cinco segundos puestos y dos terceros) cuatro poles y 117 puntos, que sumados al triunfo, los dos podios, la pole y los 45 puntos de Fisichella completan la mejor campaña de Renault en su historia. Benetton conllevaron una corona de laurel para el motor Renault en 1995. Un quinquenio después, la empresa francesa aceptaba el reto de quedarse con todo el pastel y el nombre Renault se transformó en un referente en el circo rodante culminado este año, de momento, con el título de pilotos. En la actualidad, el equipo se divide en dos factorías. La inglesa de Enstone ubica los departamentos de aerodinámica, chasis y desarrollo tecnológico, centrándose la creación y fabricación de motores en la francesa de Viry- Chatillon. Su radio de acción implica directa o indirectamente a más de 700 personas, todas especializadas en un área determinada. Para los grandes premios, la avanzadilla se reduce a unas 200 personas, 80 de ellas implicadas directamente en la preparación y atención de los coches y de los pilotos. A cada gran premio desplaza unas 26 toneladas de material. Cifras tan mareantes como la meta marcada por la marca del rombo: rentabilizar la inversión en la división deportiva para vender cuatro millones de coches en 2010. Desde que el proyecto de temporada 2005 de Renault F 1 Team se presentó en el Forum Grimaldi de Mónaco, la marca francesa ha comenzado a recoger la cosecha del trabajo realizado en sus factorías, donde se han diseñado, creado y construido más de 7.400 piezas, de las que han surgido las 3.000 que componen el mayor puzzle imaginable: un coche de Fórmula 1. Alonso celebra el título con su equipo en Interlagos EFE De motores a escudería Para llegar hasta este éxito, el camino ha sido largo. En la década de los 80, Benetton patrocinaba como marca a la escudería Tyrrell y al equipo Alfa Romeo. Apreciado el sabor del glamour los dueños de la empresa italiana dieron un paso más y en 1986 acaparaban el accionariado de la modesta estructura inglesa Toleman, ya con el rango de constructor. En sólo dos años se auparon hasta la tercera plaza en la nómina de equipos. Cuando al inicio de los 90 Flavio Briatore accedió al mando, Benetton se hizo respetar al unir a su causa a Michael Schumacher en detrimento de Jordan, que había dado al alemán la primera oportunidad de pilotar un F- 1. Los dos primeros títulos del teutón con Las acciones de Renault suben un 3,48 por ciento tras el título mundial ABC MADRID. La consecución del título de Fórmula 1 por parte del piloto asturiano Fernando Alonso tuvo ayer un fiel reflejo en la Bolsa de París (CAC- 40) donde cotizan las acciones de Renault. Al término de la sesión, los títulos del fabricante de automóviles francés se revalorizaron un 3,48 por ciento, hasta los 77,35 euros. Las acciones de la empresa gala también registraron uno de los mejores comportamientos del índice Eurostoxx 50, que agrupa a las cincuenta compañías más importantes de Europa. Los inversores no penalizaron la pérdida del primer puesto en el Mundial de constructores, que tras el gran premio de Brasil ha pasado a manos de la escudería McLaren, que con 164 puntos aventaja en dos a Renault cuando todavía restan por celebrarse dos carreras (Japón y China) El objetivo de la casa del rombo es rentabilizar la inversión en la división deportiva para vender cuatro millones de coches en 2010