Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 9 2005 51 Cultura y espectáculos Lluís Pasqual convierte a Don Giovanni en un señorito andaluz de la España de los cuarenta La obra de Mozart abre el viernes la temporada operística del Teatro Real b Víctor Pablo Pérez es el director musical de esta producción, que cuenta en el doble reparto con Carlos Álvarez, María Bayo, Josep Bros o Michele Pertusi JULIO BRAVO MADRID. Como niños con zapatos nuevos estaban ayer los responsables del Teatro Real en la presentación de Don Giovanni la obra con la que se levanta el próximo viernes la temporada operística del coliseo madrileño, y que ofrece sobre el papel numerosos alicientes para el público; fundamentalmente, la presencia en el cartel de figuras como Carlos Álvarez, María Bayo o Josep Bros, cantantes españoles de sobresaliente trayectoria internacional, junto a reconocidas voces extranjeras como Michele Pertusi, Tamar Iveri, Raúl Giménez, Sonia Ganassi o Veronique Gens. Destaca también el tardío debut en el Teatro Real de Lluís Pasqual, uno de los nombres imprescindibles de la escena española actual, y de Víctor Pablo Pérez, una de las batutas más reconocidas de nuestro panorama musical. Se completa la nómina artística con la presencia del escenógrafo Ezio Frigerio y la diseñadora Franca Squarciapino, dos garantías de calidad en cualquier producción. Vuelve Don Giovanni al Real, aunque ésta sea la primera producción propia del teatro (la anterior vino de la mano de la Deutsche Staatsoper de Berlín) como recordó el nuevo director artístico del coliseo, Antonio Moral. Se trata de una de las más grandes óperas del repertorio, que, según el propio Moral, precisa de un gran equilibrio en el reparto vocal, la escena y el foso. Foto de familia del equipo artístico de este Don Giovanni SIGEFREDO Doble reparto en busca del equilibrio Las doce funciones de Don Giovanni contarán con un doble reparto en el que se encuentran artistas de muy primera fila. En primer lugar, el barítono malagueño Carlos Álvarez, en uno de los papeles más comprometidos de su repertorio, para el que ha tenido que sacrificar su larga cabellera, y al que califica de canalla simpático Álvarez dijo que cuando se extrapola de su contexto una obra como Don Giovanni lo único que se necesita es inteligencia y que ésta es una manera de convertir un mito en un espectáculo cercano con el que se puedan sentir identificados los espectadores. Se alternará con él en el papel el italiano Michele Pertusi, con una notable experiencia en el papel. La exquisita soprano navarra María Bayo y la georgiana Tamar Iveri comparten el papel de Doña Anna, y la italiana Sonia Ganassi será Doña Elvira, papel que interpretará también la francesa Veronique Gens. El catalán Josep Bros y el argentino Ernesto Palacio se alternarán en el papel de Don Ottavio, muchas veces relegado por los directores de escena y convertido prácticamente en un títere. Pasqual le ha dado rango militar, y sus dos intérpretes quisieron reivindicar su importancia. Como Leporello se turnarán los italianos Lorenzo Regazzo y Luca Pisaroni. El alemán Alfred Reiter será el Comendador y los españoles María José Moreno y José Antonio López cantarán los papeles de Zerlina y Massetto respectivamente. Un juego de teatro Lluís Pasqual es el responsable escénico de este montaje, que ha trasladado a la Sevilla de los años cuarenta. Ésta es una ópera imposible de hacer en su totalidad, y yo he tomado un camino. Quería acercarla al público de hoy, sin olvidarme de que es un juego de teatro. Quiero que el público vuelva a escuchar Don Giovanni Son en realidad unos años cuarenta muy abstractos porque la música tiene ese componente abstracto. Mozart, como los músicos de verdad, ponía música a los sentimientos más que a las palabras, y no creo que trabajara tanto tiempo en esta obra sólo para decir que los malos van al infierno. Hay algo más Don Giovanni es, en esta puesta en escena, y a grandes rasgos, un señorito andaluz que deja marcadas a las mujeres con las que trata. Doña Elvira sufre su ausencia según Pasqual; Doña Anna tiene un componente am- biguo; no se sabe bien lo que le pasa cuando es seducida por Don Giovanni; y Zerlina también cae bajo su influencia Para el director catalán, Mozart dio a los personajes femeninos las arias más importantes de la ópera: son las mujeres las que justifican a Don Giovanni Insistió Pasqual en una de las constantes de su trabajo operístico. Hay dos tipos de directores de escena- -dijo- los que trabajan con el libreto y los que lo hacen con la partitura, y yo soy de los segundos. Es Mozart el que une al director de orquesta con el director de escena y con los cantantes, el que nos marca el camino. Un ciego puede disfrutar con una ópera, un sordo no A pesar de su sólido prestigio y de haber dirigido en certámenes como el Festival Rossini de Pesaro, Víctor Pablo no había dirigido ópera en el Teatro Real; el músico burgalés dijo que en Mozart todo está escrito, y hemos realizado un trabajo en profundidad para buscar entre las notas Este Don Giovanni saldrá también, como anteriores producciones, del recinto del Real. La función del viernes 7 será ofrecida a través de una pantalla gigante situada en la Plaza de Oriente, donde se colocarán mil quinientas sillas; el día 10 se retransmitirá la ópera a través de La 2 de TVE, y Radio Clásica hará lo mismo con la función del día 15. Además, tres de las representaciones se grabarán para editar un DVD coproducido por el Real y la compañía británica Opus Arte.