Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional MARTES 27 9 2005 ABC Francia endurece sus medidas antiterroristas Sarkozy presenta un ambicioso proyecto que controlará las comunicaciones y la libre circulación b Datos informáticos sensibles serán transparentes para la Policía, que será plenamente operativa para reprimir las nuevas formas de criminalidad internacional JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Nicolás Sarkozy, ministro del Interior, ha pedido su opinión al Consejo de Estado y a la Comisión Nacional Informática y Libertades (CNIL) sobre un proyecto de Ley antiterrorista que permitirá controlar las comunicaciones informáticas realizadas anónimamente en cibercafés y reintroducirá los controles en los trenes transfronterizos, incluso con países como España, Suiza, Bélgica o Italia. Los nuevos proyectos antiterroristas tendrán un carácter experimental durante tres años, antes de ser retirados o aprobados definitivamente ante la Asamblea Nacional. Tratándose de medidas represivas, coercitivas y de controles casi automáticos de comunicaciones, el ministro ha decidido pedir la opinión calificada del Consejo de Estado y la CNIL para matizar el proyecto de Ley que se presentará en consejo de ministros a mediados de octubre. hay modestos controles fronterizos. La misma política se aplicará al resto de los trenes que comunican Francia con Europa. Las medidas policiales más espectaculares en proyecto afectan a los controles permanentes de las comunicaciones y diálogos realizados a través de cibercafés. Sarkozy propone obligar a los prestadores de servicios (operadores telefónicos, cibercafés, etcétera) a guardar todos los datos técnicos de las conexiones y comunicaciones de sus clientes. Acceso sin restricciones Si el proyecto recibiese el aval del Consejo de Estado y el CNIL, la Policía antiterrorista podría tener acceso casi automático a los números de teléfono y las direcciones de las conexiones de internet realizadas a través de todos los operadores y proveedores de comunicación en línea. Ese control estaría centralizado y sometido al visado de la Comisión Nacional de Intercepción de Comunicaciones de Seguridad. El nuevo proyecto de Ley antiterrorista tiene previsto integrar todas las informaciones sensibles: fichas de identidad, matrículas de automóviles, permisos de conducir, números de teléfono, números de identificación personal de las comunicaciones vía internet, fichas de extranjeros entrantes en Francia, destino de las comunicaciones en línea establecidas desde Francia con otros países. Sarkozy quiere conocer la opinión técnica y jurídica del CNIL y el Consejo de Estado para avanzar cubriéndose las espaldas en materia de seguridad y libertades públicas. Tratándose de un proyecto de represión y prevención de una ambición sin precedentes, las medidas que se adopten este invierno tendrán un carácter experimental Aun así, las autoridades prevén que la contestación social ante un posible recorte de libertades alcanzaría cierta relevancia. Efectos inmediatos La nueva legislación entrará en vigor rápidamente tras las primeras consultas y eventuales modificaciones y marcará un salto cualitativo importante en la lucha contra las nuevas formas de delincuencia y la colaboración con grupos terroristas. Las comunicaciones por tren dentro de la UE en general, y del espacio Schengen en particular, tienen un efecto colador bien conocido por las fuerzas de seguridad: es fácil viajar sin controles policiales dentro de Francia, y por casi toda Europa con modestos controles fronterizos. Sólo el tráfico entre La Policía trasladaba ayer a uno de los detenidos y se incautaba de documentos el Reino Unido y el continente es objeto de controles policiales reforzados. Nicolás Sarkozy propone relanzar los controles policiales a lo largo de todos los trayectos transfronterizos. Ejemplo clásico: los viajeros París- Madrid o Barcelona- París, podrán ser controlados en cualquier momento y a cualquier hora. Desde hace años sólo AFP El tránsito ferroviario, tanto interior como internacional, será uno de los objetivos preferentes de las nuevas medidas La Policía detiene en la región de París a nueve terroristas islámicos de origen argelino J. P. QUIÑONERO PARÍS. La Dirección de Vigilancia del Territorio (DST, contraespionaje) y unidades de elite antiterrorista desmantelaron ayer varias células próximas al argelino Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) con contactos en el Reino Unido e Irak, de quienes se sospecha que proyectaban atentados terroristas en Francia. Entre los nueve detenidos se encuentra Safé Borrada, de origen argelino, antiguo militante del PS convertido al Islam, que acaba de cumplir una pena de varios años de cárcel por su partici- pación en los atentados, reivindicados por el Grupo Islámico Armado (GIA) que se cobraron 10 muertos en 1995. La Policía sospecha que Borrada reclutó, formó e introdujo en células terroristas a jóvenes de origen norteafricano que participaron en la ola de atentados del 95. La pista Borrada tiene para Francia importancia excepcional. Este sombrío personaje ya participó como financiero y recaudador de fondos para preparar atentados. Su detención en 1998 y liberación en 2003 permitieron seguirlo, vigilarlo y descubrir la pista de grupos durmientes Detenido de nuevo ayer, Borrada había vuelto a crear una red relativamente amplia de jóvenes musulmanes adoctrinados y dispuestos a participar en acciones armadas contra objetivos franceses y europeos. Según fuentes policiales, las detenciones, en la región de París, permitieron descubrir importante documentación almacenada en archivos y ordenadores portátiles. Los detenidos serán interrogados durante 96 horas antes de ser inculpados previsiblemente por asociación de malhechores con fines terroristas. Las detenciones e interrogatorios están a cargo de la DST, donde trabajan los especialistas en antiterrorismo del contraespionaje, lo que parece confirmar las posibles ramificaciones internacionales. Magistrados y especialistas antiterroristas creen bastante plausible que Francia se haya convertido en un semi- llero de formación y reclutamiento de jóvenes musulmanes tentados por la guerra santa internacionalizada. Michel Gaudin, director general de la Policía, advirtió hace año y medio que el GSPC, bien implantado en Francia y Argelia, había sellado una alianza con Abu Musab al- Zarqaui, jefe emblemático de las acciones terroristas indiscriminadas en Irak. La oposición de Francia a la guerra de Irak no la salva de la amenaza terrorista. Para Al- Zarqaui y el GSPC París es culpable de apoyar a Argelia y tener tropas en Afganistán. Las nueve detenciones de ayer se inscriben en un marco general de endurecimiento de la represión contra las amenazas terroristas, en el que participan, en distinta medida, los Ministerios del Interior del G 5 (Francia, Alemania, Inglaterra, España e Italia) y los países del Magreb.