Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 9 2005 Nacional 17 La política exterior de Zapatero es una fotografía en negativo del pensamiento de Aron afirma Rajoy que representa la yihad En la misma línea se pronunció Rajoy, para quien Rodríguez Zapatero es un producto actualizado de aquella vieja obsesión antiamericana que, mezclada con su ignorancia ha sido explosiva en el ámbito exterior. Precisamente, el acto sirvió al líder del PP para poner negro sobre blanco la apuesta internacional de su partido y para criticar la política exterior del Ejecutivo, por su pasteleo y los numerosos errores que, en su opinión, ha cometido en año y medio de mandato. Rajoy aseveró que la gestión internacional de Zapatero es una fotografía en negativo del pensamiento de Raymond Aron puesto que contiene muchos de los errores sobre los que el filósofo francés advirtió tras la Segunda Guerra Mundial. En este punto, criticó a quienes, desde la desorientación y la obsesión por el compromiso mal entendido, eso que algunos llaman talante, pretenden anestesiar a sus sociedades frente a nuestros más graves enemigos EL LIBERALISMO RESISTENTE R dedicar algún elogio al intelectual liberal francés, mientras se ha ensalzado una y otra vez la controvertida figura de su oponente También Aznar resaltó la talla de Aron, para proclamar que el PP es el partido heredero y continuador de quienes siempre sintieron pasión por la libertad Hoy estamos aquí para decir alto y claro, de palabra y por escrito, que quienes no somos socialistas ni de izquierdas, sino centristas, liberales y moderados, podemos sentirnos muy orgullosos de nuestra herencia intelectual y cultural El presidente de honor de los populares quiso ir más allá y subrayó que el centro- derecha español tiene más motivos que el socialismo para sentirse satisfecho con el legado recibido. En este punto, subrayó las ideas que han hecho que más millones de personas en todo el mundo gocen del mejor nivel de vida y con dignidad proceden esencialmente del ámbito de quienes no estuvieron comprometidos con el socialismo en cualquiera de sus variedades La obra de Aron sirvió a Aznar para defender la necesidad de estrechar los vínculos entre Europa y Estados Unidos. En 1955, Aron se enfrentó a la ideología dominante en su libro El opio de los intelectuales Sus consideraciones se nos muestran hoy dolorosamente actuales: cincuenta años después observamos un pensamiento dominante que hace a Estados Unidos responsable de todo cuanto se detesta y busca levantar un muro entre nuestras sociedades. Precisamente, cuando más importante es que permanezcan unidas ante la amenaza del nuevo fundamentalismo La alternativa de los populares Asimismo, comparó el compromiso inequívoco y la solidez de las convicciones de Aron en la defensa del sistema democrático con el carácter acomodaticio y la inconsistencia, la debilidad, la ausencia de rumbo y de horizonte de otros en alusión a Zapatero. Rajoy planteó, además, alternativas a la política exterior del Gobierno: recuperar la sensatez y la prudencia hasta regresar al cauce de las políticas alineadas, moderadas, equilibradas, propias de cualquier democracia occidental y volver a unos vínculos sólidos con Estados Unidos y a una relación de sensatez con Iberoamérica. Mujeres de presos cubanos piden ayuda a Zapatero ABC REUTERS LA HABANA. Miembros del grupo conocido como las Damas de Blanco -en la imagen- -entregaron ayer en la embajada española en Cuba una carta para el presidente Rodríguez Zapatero, a quien le piden que interceda por la libertad de sus maridos encarcelados. Estas mujeres representan a un grupo de 75 disidentes que se encuentran presos desde la primavera del pasado 2003. ecuerda José María Lassalle en el libro que ha coordinado en torno a Raymond Aron que, cuando éste criticó la revuelta de 1968 en Le Figaro, Sartre le acusó desde las páginas de Le Nouvel Observateur de ser un reaccionario oculto bajo la piel de un reformista. Tras Sartre, toda la izquierda en tromba sometió a tal persecución a Aron en la Sorbona que se vio obligado a abandonarla. Las cosas han mejorado; los liberales franceses actuales, o españoles, no sufren estas persecuciones, o eso quiero creer. Pero no han cambiado del todo. Reaccionario es uno de los conceptos preferidos de la izquierda española para descalificar ideas y críticas EDURNE de la derecha. URIARTE Y es que sigue empeñada en situar al PP en la extrema derecha. Y el empeño tiene eficacia, porque la izquierda todavía conserva las patentes para la fabricación de imágenes y etiquetas. De hecho, una de las tareas más difíciles del PP en los últimos años ha sido la de unir la percepción pública de su ideario a intelectuales como Aron, esfuerzo curioso teniendo en cuenta el sencillo dato de que coinciden. Y la paradoja es que la derecha española ha hecho una modernización ideológica bastante más profunda que la izquierda desde la Transición. Tanto, que la nostalgia del franquismo es hoy patrimonio de la izquierda, obcecada en volver a tiempos pasados a golpe de películas, estatuas, archivos, y cualquier excusa que se ponga por delante. Y, además, el PP se hace cada día más liberal y menos conservador y menos demócrata- cristiano. El liderazgo popular intenta integrar las tres grandes corrientes de la derecha bajo etiquetas como el centro reformista, pero la inspiración liberal domina en las decisiones y en las políticas, bastante más cercanas al liberalismo de FAES que a otras ideas. Por eso, cuando cierta izquierda confunde a FAES o al PP con la extrema derecha, me pregunto si es por ignorancia o, más bien, por antiliberalismo. No hay que descartar lo primero, porque hay algunos que en la universidad no leyeron nada más que marxismo y después pasaron directamente a la antiglobalización y a Michael Moore. Pero el gran debate de fondo está en el antiliberalismo y en las posiciones de la izquierda y de la derecha democrática ante el nuevo gran ataque a la libertad que es el terrorismo islamista. La derecha española coloca a Aron como referencia de la resistencia frente a este totalitarismo porque fue capaz de denunciar tanto el nazismo como el estalinismo. Cree que estamos ante una disyuntiva comparable. Y muchos lo creemos. Pero no está tan claro quién está en la posición de enfrente. Una parte de la izquierda y sus tesis sobre el derecho a la resistencia de los pobres y oprimidos, sí, pero también una parte de la derecha, la del aislacionismo y el apaciguamiento. El liberalismo resistente es un bello reclamo de la derecha intelectual, pero tengo bastantes dudas sobre el alcance de su éxito y el de sus adherentes.