Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 9 2005 Nacional 13 LUCHA CONTRA EL TERRORISMO ISLAMISTA LA INVESTIGACIÓN POLICIAL Italia investiga a once argelinos por su relación con el plan de volar la Audiencia Uno de los sospechosos envió dinero a un detenido en la operación Nova b Sahouane, que recibió en Pam- plona una transferencia que le envió su cuñado desde Italia, está relacionado con destacados activistas salafistas D. MARTÍNEZ MADRID. La Policía italiana investiga si la célula islamista que planeó atacar con un camión bomba la Audiencia Nacional recibió dinero de activistas del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate asentados en Italia. Esta sospecha ha surgido en el curso de las indagaciones realizadas por la Guardia de Finanzas sobre once argelinos a los que acusa de asociación subversiva con fines de evasión fiscal Los agentes han realizado una veintena de registros en Milán y localizado un almacén, considerado la base logística de la célula Y entre la documentación intervenida hay transferencias de dinero al extranjero, sobre todo a Bélgica, Reino Unido y España, según informó ayer la Guardia de Finanzas. Los investigadores italianos han descubierto que uno de los once argelino envió dinero a uno de los detenidos en la Operación Nova y que, por tanto, formaba parte de la célula creada en nuestro país por Mohamed Achraf. En concreto, el investigado en Italia tenía en su poder el resguardo de un envío de dinero a su cuñado Madjid Sahouane, arrestado en Pamplona por la Policía el pasado 20 de octubre por su pertenencia al grupo islamista que tenía entre sus objetivos volar la Audiencia Nacional. Ahora, la Policía trata de averiguar si el dinero tenía como tre ellos Madjid Sahouane. A raíz de estos hechos, agentes de la Unidad Central de Información Exterior abrieron una investigación que desembocó meses más tarde, el 25 de septiembre de 2001, en la detención en Pamplona de Sahouane. El argelino también estuvo relacionado con Nizar Trabelsi, detenido en Bruselas por pretender atentar contra objetivos estadounidenses Ocho meses después de su captura, Sahouane fue puesto en libertad y en febrero de 2004 la juez Teresa Palacio decretó el sobreseimiento provisional de la causa al considerar que no estaba acreditado el delito de pertenencia a banda arma. En octubre del año pasado el argelino fue de nuevo detenido por su presunta pertenencia a la célula que quería volar la Audiencia Nacional. Ahora su nombre aparece en las investigaciones de la Guardia de Finanzas de Italia que acusa a once argelinos de promover, financiar y apoyar materialmente y moralmente actos de violencia con finalidad de terrorismo contra las instituciones y la población de la República de Argelia Mohamed Achraf finalidad financiar actividades terroristas o se trataba de un préstamo entre familiares. Los investigadores italianos han destacado el hallazgo de esta transferencia dada la importancia de Madjid Sahouane en el entramado del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate en Europa. De hecho, la Policía española intervino al argelino, que tenía un locutorio en el barrio la Milagrosa, de Pamplona, una serie de cartas que había en su domicilio y que tenían por destinatario a Achraf. Más aún, éste úl- Madjid Sahouane timo estuvo residiendo en la casa de Sahouane cuando vino a España en julio de 2004 con la misión de activar el comando que iba a atentar contra la sede de la Audiencia Nacional. En esta acción criminal Sahouane pensaba participar como terrorista suicida. El hallazgo del documento sobre la transferencia de dinero no es el primer dato que relaciona al argelino con islamistas asentados en Italia. Así, en 2001 fueron detectados sus contactos con Ben Khemais Essid Sasmi, Saber quien por aquellas fechas era el hombre de confianza de Osama Bin Laden en Europa. Los seguimientos a los que fue sometido el tunecino Khemais por parte de los servicios secretos italianos en colaboración con la Policía española permitieron descubrir su llegada a Pamplona, en marzo de 2001, y sus reuniones con tres individuos, en- Los agentes tratan de averiguar si el dinero era para financiar actos terroristas o se trató de un préstamo familiar Del Olmo toma declaración como testigo al policía de Avilés ABC MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo tomará hoy declaración en calidad de testigo a Manuel García Rodríguez, jefe del Grupo de Estupefacientes de la Policía de Avilés. El agente tuvo por confidente al ahora imputado José Emilio Suárez Trashorras, el ex minero asturiano que supuestamente facilitó a los terroristas los explosivos utilizados en los atentados. Ayer el magistrado tomó declaración a Hicham Rausafi y a Rachif Aglif, El Conejo que pidieron al titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional les dejara ampliar el testimonio que hicieron en su día. También compareció ante Del Olmo el marroquí Abdelmajid Bouchar, supuestamente implicado en los atentados del 11- M y que fue extra- ditado por las autoridades de Serbia. Bouchar, cuya detención fue ordenada por Del Olmo después de que consiguiera huir del piso de Leganés en el que el 3 de abril de 2004 siete de los autores del 11- M se suicidaron, declaró en árabe asistido por un traductor y por un abogado de oficio. Intervención decisiva El juez le imputa los delitos de integración en organización terrorista, 191 de asesinato terrorista consumados, 1.500 de asesinato terrorista en grado de tentativa (por los heridos el 11 de marzo) estragos terroristas y tenencia de explosivos. Bouchar fue detenido este pasado verano en Serbia y su extradición fue solicitada por Del Olmo después de que la fiscal del caso, Olga Sánchez, le instara a pedir su entrega argumentando que pudo tener una intervención decisiva en los atentados de Madrid. Según la fiscal, Bouchar es un presunto miembro vinculado con la Yihad terrorista global en colaboración con el Grupo Islámico Combatiente Marroquí, encuadrado dentro de la estructura de Al Qaida Como tal mantuvo contactos y relaciones estrechas con las personas que llevaron a cabo, en diverso grado de participación, los atentados del 11- M y aparece en las investigaciones como una de las personas que pudo tener una intervención decisiva en el atentado por sus contactos anteriores con varios de los implicados en la matanza. Según las mismas fuentes, el juez aún no va a dictar el auto de procesamiento por este caso, ya que aún están pendientes comisiones rogatorias enviadas a Francia y Marruecos. Además, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional está estudiando un informe de la Policía sobre los atentados y está pendiente de recibir otro de la Guardia Civil.