Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 LUNES 26 9 2005 ABC Sociedad Tripulación Los cuatro astronautas viajarán en una cápsula Vehículo lunar En un segundo cohete se lanzará el módulo Acoplamiento Ambas fasituada en el extremo del cohete lanzador, lo que evita los impactos de fragmentos desprendidos durante el despegue. de aterrizaje lunar, dotado de sus propios propulsores, lo que le confiere gran autonomía y la posibilidad de aterrizar en cualquier parte. ses se acoplan en órbita y comienzan, una vez juntas, su viaje a la Luna. Treinta y seis años después de la llegada del primer hombre a la Luna, la NASA anuncia que se dispone a regresar a nuestro satélite, esta vez para quedarse. A partir de 2018, comenzarán los trabajos para instalar una base habitada permanente Regreso a la Luna TEXTO: JOSÉ MANUEL NIEVES ILUSTRACIONES: NASA MADRID. Todo ha cambiado desde aquel histórico primer gran paso para la Humanidad Varias generaciones de naves de exploración y transportes espaciales se han sucedido, con mayor o menor éxito, desde que Neil Armstrong pisó por primera vez la Luna el 20 de julio de 1969. Sondas planetarias más y más sofisticadas escudriñan cada rincón del Sistema Solar, por remoto que sea, hasta llegar incluso a salir de él y adentrarse en el frío espacio interestelar... Vehículos robóticos autónomos se pasean por Marte, se precipitan contra Júpiter, bucean en las lunas de Saturno o hacen blanco perfecto contra pequeños y lejanísimos cometas. Nuevas tecnologías, total o parcialmente desconocidas entonces, permiten hoy construir mejores motores, transmitir más datos, hacer cálculos más precisos, multiplicar el ritmo de las comunicaciones, aumentar la capacidad de carga... En cinco años el nuevo vehículo abastecerá a la Estación Espacial Doce hombres en la Luna A pesar de ello, ningún hombre ha vuelto a pisar la Luna después de que lo hiciera Eugene Cernan, en diciembre de 1972. Era el final del programa Apolo. Incluyendo a Armstrong y al propio Cernan, que fueron el primero y el último, respectivamente, doce hombres en total pusieron el pie sobre nuestro satélite en los tres años y medio que duró el más ambicioso programa de exploración de la historia. Y después nada. Hasta ahora. Hace treinta y seis años, la NASA y la administración Kennedy sucumbieron al encanto de la conquista espacial y a la presión de la Unión Soviética, que llevaba entonces una clara delante- Las primeras pruebas se realizarán dentro de cinco años Aunque el nuevo vehículo diseñado por la NASA no llevará hombres a la Luna hasta 2018, una primera versión estará lista y operativa dentro de menos de cinco años. Será entonces cuando la nueva nave sustituya definitivamente a los últimos transbordadores y empiece a llevar tripulantes y repuestos a la Estación Espacial Internacional. En la actualidad, si los técnicos no consiguen garantizar la seguridad de los astronautas de los transbordadores norteamericanos, los únicos vehículos capaces de llevar carga hasta la ISS serían los Progress rusos, que sin embargo tienen el problema de su menor capacidad. La nueva cápsula, según la agencia norteamericana, podrá ser reutilizada hasta diez veces, tras ser recuperada en tierra y sustituido su escudo térmico, de vital importancia para evitar que el intenso calor afecte a la tripulación durante la maniobra de reentrada. Cuando empiecen las misiones a la Luna, viajarán, si todo va según lo previsto, hasta seis de estas naves por año. Regreso a casa Tras completar la misión, la cápsula habitable despega del suelo lunar para acoplarse con el módulo de regreso.