Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 26 9 2005 Nacional 13 En octubre vuelven a las andadas pronosticó un experto en la lucha antiterrorista. En el PSOE dejan hacer al presidente y a Cataluña. Y Rajoy ha asumido que para llegar a La Moncloa tiene que decir cosas que algunos no quieren oír Ahí están POR CHARO ZARZALEJOS MADRID. En octubre, vuelven a las andadas pronosticó a esta periodista un experto antiterrorista, un profesional desconocido pero extraordinariamente certero en sus observaciones. Y, efectivamente, ahí están. En Ávila, a escasos kilómetros de Madrid, que es la plaza que realmente gusta a ETA. Dado que estamos en un proceso más virtual que cierto, el atentado de Ávila se presta a muchas interpretaciones, pero la única cierta es la que da la razón a la suma prudencia del ministro de Interior. No hay datos objetivos le gusta decir a José Antonio Alonso cuando se le pregunta sobre una eventual tregua. Fue el titular de Interior el que hace unos días mantuvo en Madrid una conversación con Maite Pagazaurtundúa. Dicen que hay buena química entre los dos. Y menos mal que hay química entre alguien porque si en algún asunto es necesaria la química entre el presidente del Gobierno y el jefe de la oposición, es precisamente en éste, en la lucha contra ETA. Desde el pasado 16 de mayo, con la resolución del presidente en el Congreso, que significa tanto como decir que nunca más veremos una foto del Pacto Antiterrorista, el Ejecutivo, más exactamente su presidente, ha optado por una estrategia para la que desde luego está legitimado, pero que no tiene marcha atrás y, de momento, tampoco pasos adelante. La ETA callada es la misma ETA del coche- bomba pero sus más próximos dirán, otra vez, que es la expresión del conflicto y la falta de gestos lo que ha llevado a la bomba de Ávila. El último atentado ha sobresaltado el debate catalán. Con un sigilo más propio de Ibarretxe que de Zapatero, el presidente se ha metido de hoz y coz en el proceso del Estatuto. Y el PSOE deja hacer al presidente. Aseguran que esta intervención tan directa es una buena noticia pero muchos de ellos están asombrados- -en privado, eso sí- -porque el debate se centre en la financiación y aquí nadie diga nada del artículo primero que dice que Cataluña es una nación ¿Va a aceptar el PSOE el término nación sin reflexión alguna? No parece que ése sea el ambiente que se respira en el grupo parlamentario. En el debate catalán los socialistas tienen la palabra se indica desde el PP. Será responsabilidad suya y de nadie más. Nosotros ya hemos dicho que no aceptamos ese término aplicado a Cataluña, y será el PSOE y el presidente los que tengan que elegir Este discurso va a corresponder a Mariano Rajoy. El será el encargado de decir cosas que algunos no quieren oír en la convicción de que ésa es la tarea de quien quiere ser líder con aspiraciones de gobernar. Esta convicción la tiene Rajoy muy asumida, y por eso fue a La Caixa a decir justamente lo que muchos allí presentes no querían oír, y por ello salió a los micrófonos a confirmar que el recurso contra la ley Más allá de Rajoy, en el Partido Popular existe la convicción de que la legislatura no aguanta cuatro años de matrimonios homosexuales era una orden suya. Y a no tardar le escucharemos decir que nación sólo es España. Las encuestas propias y algunas ajenas le animan a ser políticamente incorrecto. Son estas salidas de Mariano las que dan seguridad al PP con independencia de sus movidas internas, que las hay y son consecuencia de nuestra propia pluralidad. Es una broma que opiniones distintas sean calificadas de crisis y las discrepancias de fondo, que esas sí que son de fondo, que hay en el PSOE, se consideren sensibilidades distintas Más allá de Rajoy, en el PP existe la convicción de que la legislatura no aguanta cuatro años pero, antes, el debate territorial que se avecina- -el debate sobre el Estatuto valenciano dio pistas- -obligará, de hecho, a una especie de gran coalición Maldades no faltan y quizá en esta categoría hay que inscribir la tesis de que José Bono, sí Bono, y Eduardo Zaplana pueden ser los urdidores de la misma. Mientras, Federico Trillo da a conocer su libro Memoria de Entreguerras dispuesto a no callar si Bono le incordia con el Yak, porque puedo seguir diciendo cosas y Gustavo Arístegui ya ha entregado su nueva obra sobre el terrorismo islámico. Nosotros ya estamos libres, Gustavo ¡Ni hablar, el terrorismo como el cartero siempre llama dos veces! Ana Palacio anda ocupada dirigiendo un trabajo que le ha encargado el Banco Mundial y preparando, porque así se lo han pedido, un almuerzo- homenaje a Tony Blair al que está previsto asistan más de diez jefes de Gobierno. EDIFICIOS EN MADRID CALLE MODESTO LAFUENTE PASEO DE EXTREMADURA CALLE GENERAL DÍAZ PORLIER VENDE DIRECTAMENTE PROPIEDAD El ministro del Interior, José Antonio Alonso, saluda a Maite Pagazaurtundúa en un encuentro reciente EFE TELÉFONO 91 541 44 77