Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LUNES 26 9 2005 ABC ZAPATERO COMO NEGOCIADOR n el teatrillo de la política parece que a los partidos políticos catalanes les cuesta llegar a un acuerdo sobre la reforma de su Estatuto de Autonomía. En esas circunstancias, sorprende la presión a la que, aparentemente, quieren someterse negociando con más urgencia que serenidad e incluso fijando la fecha de la votación de un proyecto antes de que se sepa bien qué es lo que definitivamente se va a someter a la consideración de los parlamentarios. En el juego de las exigencias y las reivindicaciones, se oye decir a menudo a los protagonistas de la negociación que, como ya tienen Estatuto, lo que GERMÁN ahora hace falta es que YANKE el nuevo sea mejor y responda a las necesidades del momento. No se entienden, desde este punto de vista, las prisas. Como las hay, CiU aprovecha las circunstancias y reclama más de lo que hasta hace poco parecía previsible. O el Estatuto es el suyo, o no se va a dar la satisfacción a quienes les desplazaron de la Generalitat. Maragall se había puesto a la tarea confiado en aquella paradójica promesa del presidente Zapatero, según la cual aceptaría cualquier propuesta que llegara del Parlamento catalán. Pero lo hizo impulsado por la atrofia política de una coalición de gobierno en la que las contradicciones, la inexperiencia y los riesgos de la pomposidad retórica sólo se salvan con el simbolismo. Y el máximo símbolo para la clase política catalana es, al parecer, un nuevo estatuto. Que estaba en su batalla (de la que no creo que sea ajena la consideración de su antecesor como una curiosa mezcla de modelo y contramodelo) lo vienen demostrando las encuestas, una y otra vez, que tratan de concretar las necesidades y las aspiraciones de los ciudadanos de aquella comunidad autónoma. Atrapado por la promesa, resultaba hasta lógico que el presidente Zapatero mirara las cuitas de Maragall con una cierta ironía. Ni era el momento de establecer una nueva tensión en el modelo de Estado ni parecía conveniente someter a presión, a la vista de lo que se pergeñaba en Barcelona, a su propio partido y grupo parlamentario. Si no salía adelante el proyecto se calmaban las aguas en Madrid y se buscaba otra oportunidad más adelante. Bastaba con demostrar que era CiU la culpable. La aparición a última hora del presidente Zapatero como negociador, bien es cierto que pretendidamente secreto, de la reforma da la impresión de que ya no es sólo Maragall el que se juega el prestigio en un envite que él mismo plantea como la única oportunidad. El peligro, tal y como están las cosas, es que sea el presidente del Gobierno, y no el de la Generalitat, el que se empeñe ahora, presionado por sus socios y por la división en su grupo, en ser el maquillador del engendro, el que se empeñe en demostrar, porque en ello va su talante y su futuro, que es constitucional. O que es banal que lo sea, si se juega tanto en él. E Ibarretxe e Imaz se abrazan en el Alderdi Eguna, día del PNV, celebrado ayer en las campas de Foronda, Álava EFE Imaz da por superada la estrategia de Estella y pide pactos con no nacionalistas Ninguna referencia al atentado de ETA en el Alderdi Eguna, día del PNV su promesa de convocar un referéndum y arguye que no habrá paz sin reconocer al pueblo vasco el derecho a decidir su futuro ANA ANTOLÍN VITORIA. El PNV celebró el tradicional Alderdi Eguna (día del partido) sin hacer referencia al atentado de ETA y reivindicando el derecho a decidir como única vía de solución al conflicto vasco. Su máximo líder, Josu Jon Imaz, dijo que el PNV se empeñará hasta el límite para alcanzar un acuerdo amplio entre nacionalistas y no nacionalistas frente a la anterior estrategia fracasada de Lizarra. En las campas de Foronda (Álava) Ibarretxe e Imaz evitaron cualquier referencia al atentado de ETA en Ávila para que no interfiera en las expectativas de paz que trasladaron a su militancia en el Alderdi Eguna acto con el que el partido abrió el curso político tras el batacazo electoral de abril. En este acto de compromiso patriótico Imaz no llegó tan siquiera a mencionar a la banda terrorista, y compitió con Batasuna, a la que no citó tampoco, por el marchamo de abertzales Eso sí, advirtió a esta formación de que el que quiera negociar el futuro de este país tendrá que respetar el principio de la no violencia Frente al pacto de Lizarra, que excluía a los no nacionalistas, Imaz afirmó que el PNV se empeñará hasta el límite para llegar a un acuerdo amplio entre las fuerzas políticas de este país, nacionalistas, feb Ibarretxe reafirma deralistas y no nacionalistas que logre la paz y la convivencia política A escasos metros de su rival y presidente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Egibar, y ante decenas de miles de simpatizantes que le recibieron al grito de independentzia Imaz reconoció que lo fácil sería ponernos de acuerdo con los que pensamos igual o parecido pero no hay nación vasca con una ciudadanía dividida espetó, y puso como ejemplo a Salomón y la madre del niño, que se negó a partirlo para evitar su muerte. De la izquierda abertzale al PSOE Imaz también abogó evitar los atajos en el proceso de paz. Los del atajo- -afirmó sin entrar en mas detalles- están ahora unos en el Partido Socialista y otros en Basta Ya o en la FAES con Aznar Pero es que, según añadió, dentro de algu- nos años, a algunos dirigentes que ahora están en la izquierda abertzale radical los veréis en el Partido Socialista. Nosotros seguiremos por nuestro camino Por su parte, Ibarretxe aseguró que sin duda, vamos a tener una oportunidad para la paz, la normalización y para alcanzar acuerdos Desligó la existencia de ETA a la del conflicto vasco aunque exigió a la banda terrorista que abandone la violencia porque es a los partidos políticos a los que toca debatir, negociar y decidir sobre nuestro propio futuro sin violencia, ni exclusiones Advirtió que el contencioso vasco nunca va a solucionarse sin el reconocimiento, por un lado, de la existencia del pueblo vasco y, por otro, del derecho a decidir su propio futuro. En ese contexto, reafirmó su promesa de plantear una consulta democrática De Juana Chaos se licenció en Enfermería con materias que no existían MADRID. El etarra José Ignacio de Juana Chaos se licenció en Enfermería por la Universidad del País Vasco (UPV) entre los años 1979 y 1981, según consta en la copia informatizada de su expediente académico- -que está en poder de la Fiscalía- tras superar una serie de asignaturas que no existían en el momento de obtener la titulación, informa Europa Press. Según estos datos, De Juana Chaos figura como matriculado en la promoción 1978- 79 en la Escuela de Enfermería, pero no se detalla cómo pudo hacerlo, ni en base a qué sistema de acceso formalizó su inscripción. Sin embargo, en la UPV, el etarra no consta en ningún archivo como licenciando, por lo que la Fiscalía investiga ahora si hay alguna irregularidad en la copia informática del expediente o si ésta se creó para justificar un traslado a otra facultad.