Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 26 9 2005 ABC Nacional ETA trata de forzar a Zapatero a que dé el primer paso para abrir la negociación política Constata que el Ejecutivo mantiene una táctica dilatoria, y el tiempo corre en contra de la banda las personas amenazadas que extremen las medidas de precaución, tras la inevitable relajación después de dos meses sin atentados J. PAGOLA MADRID. Con la explosión en Ávila de la furgoneta bomba, cargada con 15 kilos de cloratita, ETA intenta desbloquear la fase preliminar y forzar al Gobierno a que dé el primer paso que permita la apertura de la negociación política, una vez que ha constatado que la técnica- -la que afecta a presos y desarme -la tiene asegurada. Según informaciones procedentes de Francia, los cabecillas de la banda están nerviosos al constatar que el tiempo corre en su contra y, sin embargo, transcurre a favor del Ejecutivo. Temen que un largo período sin atentados desmovilice a las bases de Batasuna y favorezca su autonomía, desmotive a los comandos y deje sin incentivos a los jóvenes de Segi, que en otras circunstancias hacen cola para ingresar en la organización criminal. Al final, las pistolas se oxidan si no se b Interior ha aconsejado a usan comentan gráficamente agentes antiterroristas. Por el contrario, los cabecillas han llegado a la conclusión de que, una vez que el Ejecutivo ha dejado clara su predisposición a dialogar, ahora lo que intenta es ganar tiempo con la intención de presentarse a las elecciones de 2007 con un valioso bagaje de ausencia de atentados, según los medios antiterroristas. Así, en las últimas semanas se han prodigado los mensajes optimistas desde las filas del Gobierno y del PSOE, acompañados de gestos -el último, permitir al final que Batasuna celebrara su asamblea nacional para relanzar su estrategia negociadora- Sin embargo, la banda ve que entre mensaje y mensaje no hay un paso decidido por parte del Gobierno hacia la resolución del conflicto La explosión causó cuantiosos daños en el polígono de Ávila, como a la empresa DHL juego Los investigadores no descartan que la banda intente algún atentado más. Incluso, tras la explosión de la furgoneta bomba en Ávila, la Policía ha recomendado a las personas amenazadas que extremen las medidas de precaución, tras la inevitable relajación después de dos meses sin acciones criminales. Estos medios pronostican que cuando la banda reivindique el atentado del sábado, apuntará que es la respuesta a la falta de gestos del Gobierno a iniciativas dadas por los etarras, como el indulto a los políticos. Las fuentes consultadas por ABC describen el actual momento como la fase de las trincheras Gobierno y ETA están parapetados cada uno en su posición y, sin moverse, no dejan de lanzarse mensajes y pequeños gestos. En estos Extremar la precaución De acuerdo con estas informaciones, Interior trabajaba con la hipótesis sólida de que ETA iba a cometer de manera inminente un atentado para advertir que, en realidad, nunca se ha ido, que sigue ahí y que la ausencia de acciones terroristas durante los dos últimos meses forma parte de su macabro ÁVILA. Consternados, sorprendidos y resueltos a que la acción terrorista no modifique su ritmo de trabajo. Los propietarios de las empresas afectadas por la explosión de la furgoneta bomba, en el polígono de Vicolozano en Ávila, ocurrida en la noche del sábado, aseguran que hoy reanudarán con toda la normalidad posible su actividad. Trabajadores y empresarios se acercaron ayer a contemplar los daños causados por la explosión en sus centros de trabajo. Es el caso del empresario Aurelio Delgado, cuñado del ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez. Él es el cabeza de la familia propietaria de Matchmind y de la imprenta Imcodávila, las dos más dañadas junto con la empresa de transporte DHL- -antigua La Guipuzcoana- Por suerte, ni el servidor ni los ficheros de los clientes de Matchmind han sufrido daños, lo que permite retomar de inmediato el trabajo. El dueño de esta empresa, Carlos Delgado, destacó que hoy mismo estarán en disposición de ofrecer de nuevo servicio al cien Trabajadores y empresarios afectados por la furgoneta bomba dicen que ETA no condicionará su actividad diaria No se pudo evitar, pero al menos no hubo heridos TEXTO: PATRICIA GARCÍA ROBLEDO por cien a sus clientes. Aunque el estado de las instalaciones imposibilita a los trabajadores el regreso a sus oficinas, ya se han trasladado los equipos a otras dependencias en naves cercanas menos dañadas por la deflagración. Lo irreparable es el tiempo perdido según Aurelio Delgado, quien aseguró que no se sintió nervioso al conocer la existencia de la furgoneta bomba. Si no se podía evitar, mejor que explotase sin causar daños perso- nales explicó. Por su parte, Carlos Delgado sostuvo que no quiere dar mayor importancia al atentado y aseguró que afronta la situación sin miedo y con frialdad dispuesto a retomar la actividad sin más demora. La zona de oficinas de Imcodávila ha sido la más afectada, mientras que el área donde se encuentran las filmadoras y las rotativas, la maquinaria más valiosa, se encuentra en perfecto estado, según Delgado, por lo que anoche ya pudieron imprimir los seis periódicos con los que trabajan, entre ellos Diario de Ávila, que el sábado trasladó su impresión a Salamanca. Uno de los empleados de la empresa de software, Jesús Sánchez, acudía con su padre, Germán Sánchez, empleado de Iveco- -empresa situada junto a la imprenta- al lugar de la explosión acompañado por su familia. Impactados y sorprendidos, dijeron no sentir miedo de retomar la rutina del día a día. Otra de las empresas que ha sufrido daños es la tienda de muebles Fantasy Mobel, cuyo propietario, Gregorio Sánchez, lamentó los daños generados en su mercancía, entre cuyos restos se desperdigaron cristales de las ventanas e, incluso, restos de la furgoneta bomba. Sánchez se centra ahora en la cuantificación de los daños y la tramitación de pólizas y partes de seguro, que serán remitidos a la Administración central, mientras piensa en la posibilidad de abrir esta semana, de nuevo, las puertas de su empresa.