Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 Sociedad DOMINGO 25 9 2005 ABC Imagen de la nueva cabecera El Semanal se renueva y pasa a denominarse XL Semanal desde el próximo domingo Niñas afganas deambulan por el pasillo de su escuela en Kandahar (Afganistan) durante un receso ABC MADRID. El Semanal se renueva y pasará a denominarse XL Semanal a partir del próximo domingo 2 de octubre. El cambio de cabecera conlleva la renovación de imagen del suplemento dominical líder en España, con cinco millones de lectores, y que se distribuye con ABC. XL Semanal se convierte así en una revista en línea con los tiempos: más joven, más moderna y más actual. El cambio se justifica en la necesidad de dar un paso adelante y adecuar la revista a las demandas e intereses del lector actual, manteniendo el rigor y la profesionalidad que siempre ha caracterizado a El Semanal. Uno de los principales atractivos del suplemento es el extraordinario plantel de columnistas de prestigio que escriben en sus páginas. A las tradicionales firmas de Arturo Pérez- Reverte, Juan Manuel de Prada, Carlos Herrera, Mingote y Paulo Coelho, que seguirán formando parte de XL Semanal, a partir del próximo 2 de octubre se incorpora la escritora Carmen Posadas. REUTERS La falta de educación femenina en los países más pobres amenaza su desarrollo De los 103 millones de niños que no acuden a la escuela, 58 millones son niñas the children asegura que educar a las niñas significa salvar la vida a muchos niños, ya que serán mejores madres en un futuro M. C. MADRID. La pobreza tiene cara de mujer joven, de niña Leire Pajín, secretaria de Estado de Cooperación nombra así las dos partes de una misma aseveración que se unen para dar a luz el círculo vicioso en el que se mueven 103 millones de niños en el mundo, de los que 58 millones son niñas. Tal cantidad de jóvenes mujeres de este planeta son las que se ven privadas del derecho a la educación. Según un informe de la ONG Save the children, la relación enb Un informe de la ONG Save tre educación y pobreza se fundamenta en una conclusión: una niña no escolarizada suele tener muchas más posibilidades de vivir en la pobreza El problema es una cuestión de presente que traerá sus consecuencias en el futuro y que no ha obtenido importantes compromisos de la reciente cumbre de la ONU que nos hubiera gustado que fuera más ambiciosa y exigente aseguró Pajín. Y es que cuando las niñas con educación escolar se convierten en madres, suelen ser madres más sanas, mejores con menos hijos, pero más sanos, según María Jesús Mohedano, miembro del patronato de Save the children. El informe de esta ONG apunta además que cada año adicional de educación escolar femenina reduce en dos puntos la probabilidad de muerte infantil. Eliminar la brecha en educación evitaría 240.000 muertes en India antes de 2015. El pasado año, algo más de 100 millones de euros de las ayudas españolas para cooperación fueron destinadas a proyectos de escolarización. La educación es la mejor arma que tenemos para luchar contra la desigualdad y la injusticia aseguró el presidente de Save the children. Un arma que necesita ser desenvainada en los países en desarrollo donde el papel de la madre es aún más importante España, luces y sombras La alta tasa de alfabetismo (98 por ciento) de España muestra relación con el bajo número de muertes de madres e hijos. Nuestro país presenta la segunda mejor tasa de fallecimiento de madres del mundo. Esto lo sitúa en el noveno lugar entre los que ofrecen más bienestar a niños y progenitoras, por encima de Reino Unido. Pero la cruz de la moneda la ofrecen los inmigrantes. Según datos del Defensor del Pueblo, las niñas originarias de otro país presentan un 47,86 por ciento de escolarización frente al 52,14 de los niños, aumentándose la diferencia en el caso de los magrebíes. Los gitanos, por ejemplo, también muestran un bajo nivel de escolarización: el 70 por ciento de los adultos no ha acabado estudios equivalentes a la actual secundaria, el 32 por ciento no sabe leer ni escribir. Un sistema educativo para todos es el objetivo que persigue María Jesús San Segundo, ministra de Educación. Para conseguir paliar esta brecha tenemos que hacer muchos más esfuerzos por dar atención a todo el alumnado en nuestro sistema educativo dice.