Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25 9 2005 Madrid 45 PECADOS CAPITALES MAYTE ALCARAZ Una reyerta en un bar termina con dos heridos graves en Carabanchel C. HIDALGO MADRID. Una cuestión pendiente. Ésa es la principal hipótesis que se maneja para explicar la extraña reyerta que se produjo ayer en un bar de la avenida de Oporto, en el distrito de Carabanchel. Los hechos comenzaron sobre las seis y media de la tarde, cuando Francisco Javier Aparicio García, de 39 años, penetró sin mediar palabra en el bar Pito, del mencionado barrio. Nada más entrar, Francisco Javier se encaró con uno de los clientes, Antonio HERRÁEZ Y LO POLÍTICAMENTE CORRECTO cebes se lo preguntó el otro día en privado, cuando le llamó a capítulo, para conocer las verdaderas razones por las que deja la Casa de la Villa tras catorce años en altas responsabilidades en Madrid: y tú, si siguiera Pío en el Ayuntamiento, ¿te irías? Y claro, Sigfrido Herráez guardó un elocuente silencio porque no pudo sostener por más tiempo el discurso políticamente correcto de que esto no es más que una decisión personal o no hay desavenencias con Pilar Martínez, con Cobo o con Gallardón o el equipo del alcalde no me ha hecho luz de gas Y fue cuando le tocó contar que de verdad nunca se ha sentido integrado en un equipo al que sólo le unía, en forma de amigo personal, Pío García- Escudero, que abandonó el Ayuntamiento hace más de un año dejándole solo ante el peligro. Herráez se quiere marchar como un señor sin decir una palabra de más contra sus, a partir de mañana lunes, ex compañeros. Y dejando muchos amigos en la oposición, como Inés Sabanés, que lamenta su marcha. Y en la despedida, durante un encuentro que tuvo con Esperanza Aguirre y el alcalde, éstos rivalizaron en ofrecerle salidas compatibles con la arquitectura, su nueva dedicación. Pero parece que lo que más se acerca a los deseos del ex concejal es tomar posesión de una de las vocalías del Consejo de Administración de Telemadrid, entre cuyos consejeros del PP Esperanza Aguirre proyecta una amplia remodelación que afectaría también al presidente, Álvaro Renedo, quien parece tener los días contados por su abierto enfrentamiento con el director de la televisión madrileña, Manuel Soriano. Está Esperanza Aguirre que se sale: lo mismo se agravia con Zapatero y Solbes, que con sus compañeros por poner un inoportuno recurso contra el matrimonio entre homosexuales (parroquia que también vota) Y luego escuchas a Simancas decir que lo de reformar Estatutos no es una prioridad, que él no ha escuchado en la calle a ningún madrileño que quiera tener más competencias... Un pescozón a sus compañeros los tripartitos por asfixiar al Estado. Vamos que Madrid se ha convertido en una incongruencia política políticamente correcta. Esperanza y Simancas se elogian mutuamente y critican a los líderes del PP y del PSOE. Pero ella a Rajoy y él a Zapatero. A Fernández González, de la misma edad, y comenzó a discutir con él. Casi de improviso, el primero de ellos blandió un cuchillo, que le clavó a su rival en el abdomen. Entonces, se produjo un tumulto en el bar, puesto que Antonio se encontraba con un grupo de personas, todas de etnia gitana. En el fragor de la reyerta, Francisco Javier también resultó herido por el mismo arma que le acababa de clavar a Antonio, y también en el abdomen. El grupo de ciudadanos de etnia gitana salió huyendo del lugar llevándose con ellos a Antonio en un coche, camino del Hospital Doce de Octubre, donde se encuentra en estado muy grave. Miembros del Samur- Protección Civil trasladaron a otro centro hospitalario a Francisco Javier, que cuenta con antecedentes policiales. Agentes de Carabanchel hicieron una batida por el Doce de Octubre, donde encontraron a otros cuatro hombres de raza gitana (Manuel Gabarre, Manuel Fernández Amador, Manuel Fernández González y Luis Flores, sin antecedentes) con restos de sangre en la ropa. Asimismo, además del arma con que se produjeron las agresiones, la Policía halló en el bar una navaja.