Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional DOMINGO 25 9 2005 ABC Abu Dahdah El presunto jefe de la célula española de Al Qaida es el principal acusado en esta causa. El fiscal pide para él 74.340 años de cárcel por integración en organización terrorista y tenencia de armas. Durante su declaración en el juicio, Imad Barakat Yarkas, quien se describió a sí mismo como un vendedor de oportunidades proclamó su inocencia y aseguró que por su profesión de comerciante conoce gente en todas partes lo que algunos han aprovechado para convertirle en el pez gordo de una supuesta célula que, según dijo, es un invento del juez Baltasar Garzón. Driss Chebli Es otro de los procesados para los que el fiscal solicita las mayores penas (74.334 años) al atribuirle los asesinatos de las Torres Gemelas. Chebli, imputado también en el sumario de los atentados de Madrid, fue el presunto responsable de poner en contacto al miembro del comando de Hamburgo Ramzi Binalshibh (quien pudo preparar los atentados del 11- S) con Abu Dahdah cuando el primero vino a España poco antes de los ataques contra Estados Unidos. Chebli negó todas las acusaciones y que conociera a Mohamed Atta, uno de los pilotos suicidas. La Audiencia Nacional dicta mañana la primera sentencia por los atentados de Nueva York. Tres de los 24 procesados, presuntos miembros de la célula española de Al Qaida liderada por Abu Dahdah están acusados de 2.973 asesinatos El macrojuicio del 11- S, en su hora final TEXTO: NATI VILLANUEVA MADRID. Cuatro años y quince días después de los los atentados del 11- S, España dicta la primera sentencia contra el terrorismo islamista tras el macrojuicio que durante más de dos meses ha sentado en el banquillo de la Audiencia Nacional a 24 presuntos miembros de la célula española de Al Qaida. A lo largo de las 53 sesiones que ha durado el proceso, visto para sentencia el 5 de julio, 107 testigos (entre ellos 69 policías) y 17 peritos han intentado poner algo de luz en una causa en la que el supuesto jefe del grupo, Abu Dahdah y otros dos procesados están acusados de haber colaborado en los atentados contra las Torres Gemelas y se enfrentan a más de 74.300 años de cárcel. Aunque habrá que esperar a la lectura del fallo- -que se producirá en presencia de todos los procesados en medio de un gran dispositivo policial- -todo apunta a que al menos uno de ellos- -Basel Al Abrash Ghayoun- -podría librarse de semejante condena por la debilidad de las pruebas que se han presentado contra él. El resto del grupo, en el que también se encuentra el periodista de Al Yazira Taysir Alony, se enfrenta a penas inferiores- -entre siete y 21 años de prisión- -por haber financiado, en algunos casos, y prestado apoyo logístico, en otros, a la red de Al Qaida. EFE Primer macrojuicio del 11- S. El mayor interés informativo del juicio se concentró en las jornadas en las que declararon Abu Dahdah y Alony como acusados, y Jamal Zougam (uno de los presuntos autores materiales de la matanza de Madrid) como testigo. El testimonio de este último, quien aprovechó la ocasión para proclamar su inocencia en la causa en la que está imputado, no despejó ninguna incógnita del 11- M. La estrategia de las defensas. Aunque algunos sí lo hicieron ante el juez instructor, durante el proceso ninguno de los acusados se atrevió a apuntar a Abu Dahdah como jefe de una presunta célula terrorista. Cuando Baltasar Garzón comenzó a instruir el caso, a partir del año 1998, varios de los inculpados no dudaron en describir a Barakat Yarkas como una persona radical que siempre estaba hablando de la guerra santa. Todos los jóvenes de la mezquita (de Cuatro Caminos) sabían que si querían ir a la la yihad tenían que hablar con Abu Dahdah declaró uno de los imputados en el Juzgado. Durante este juicio los acusados (algunos, presuntos muyahidines) han sostenido que España está criminalizando las costumbres islamistas y que detrás de este proceso se esconde una caza de brujas En su informe, el fiscal Pedro Rubira dejó claro que los 24 acusados no lo son por su condición de musulma- nes sino de presuntos terroristas. Contacto directo con Bin Laden. Si algo se ha puesto de manifiesto en este proceso es que el terrorismo islamista es un fenómeno que cruza fronteras. Entre otros, Al Qaida ha estado detrás de los atentados de Nueva York, Madrid y Londres. Lo cierto es que durante la vista algunos de los acusados se han esforzado en explicar, con mayor o menor éxito, que sus viajes al extranjero no tenían ningún trasfondo ideológico, político o religioso. Sin embargo, no deja de resultar paradójico que humildes trabajadores, comerciantes en la mayor parte de los casos, tuvieran una solvencia económica tan elevada como para poder afrontar el pago de costosos desplazamientos a Indonesia, Afganistán o Londres, o que uno de los imputados abandonara España el mis- Riesgo de fuga a diez días del fallo Ocho de los 24 procesados de este macrojuicio fueron quedando en libertad provisional conforme avanzaba el proceso, de forma que hasta el pasado 16 de septiembre, sólo dos tercios de los acusados seguían encarcelados. Aquel día la Audiencia Nacional decidió que Taysir Alony, corresponsal de Al Yazira, y Jamal Hussein- -excarcelados por motivos de salud- -volvieran a ingresar en prisión alegando un riesgo de fuga hasta entonces inexistente.