Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 24 9 2005 Los sábados de ABC 97 Una forma insólita de viajar A pesar de su nombre, Salvador Neves Gomes no habla portugués, sólo indi e inglés, aunque mantiene la fe católica de sus ancestros y ha peregrinado a Fátima. Nacido en la antigua colonia lusa de Goa, es nuestro steward camarero de cubierta o mayordomo, quien hace el camarote y en el comedor de oficiales sirve, acompañado de Benito Suárez, otro indio de Goa, desayuno (7.30) comida (12) y cena (6.30) rica en especias, picante, aunque sabrosa y bien cocinada por otro hijo de Goa, Agnelo Fernandes. El CanMar Pride de bandera de las Bahamas y una velocidad de crucero de 22 nudos: 7 días de la costa este americana a la europea, es uno de los cargueros que además de hacer todas las semanas la travesía entre Montreal, Amberes y Hamburgo, acepta 4 pasajeros por un precio de 1.800 dólares por cabeza que incluyen manutención, cama y travesía, acceso al puente de mando, cubierta, sala de juegos con bicicleta estática y ping- pong y sala de estar con confortables sillones, vídeo, equipo de música y una exigua biblioteca. Para hacer la reserva hay que armarse de paciencia y rastrear en Internet rutas y tarifas hasta dar con el viaje que se adecúe a los deseos de cada uno. The Cruise People (http: www. thecruisepeople. ca es una de las compañías más fiables y experimentadas. El camarote con dos camas, dos ventanas, sofá, mesa, baño y diecinueve cajones Groenladia Islandia CANADÁ Río San Lorenso Día 7 Día 6 Anticosti Día 8 Día 9 Día 10 Día 12 AMBERES Día 11 MONTREAL Días 1 al 5 Terranova EE. UU. Océano Atlántico iceberg, que aparece a estribor a las dos de la tarde. No es muy grande. Vamos a acercarnos para que puedan verlo mejor dice solícito el capitán, P. Chawia. Manda corregir el rumbo. Nos vamos a acercar a una distancia prudencial La suficiente para contemplarlo en toda su envergadura y belleza: irisado de azul, tiene una cicatriz como de estrato calcáreo. La parte anterior ha sido batida limada por las olas y se asemeja al lomo de una ballena. La posterior recuerda a un castillo, o a la torreta estriada de un submarino. Ese hielo tiene cien millones de años. Lo peor son los fragmentos ya desprendidos Contamos hasta tres flotando en torno al cetáceo de hielo. Cualquiera de ellos, pesados y afilados, podrían abrir un boquete en nuestro casco Cae un telón de niebla. La sirena es como una caracola sin esperanza, gime durante horas a intervalos regulares, anunciando nuestro paso a los espectros ocultos tras las olas que arrecian, a las sierpes marinas agazapadas tras la pared de arpillera, de hilos de luz rota, de cabos de Medusa, de trajes de náufragos que nadie rescató a tiempo. La sirena es como un canto errabundo. Antes de acostarme, subo al puente de mando. Me encuentro con una oscuridad cerrada, apenas vulnerada por las luces de los instrumentos, todas atenuadas. Del fondo de la noche me recibe primero una voz y enseguida el haz de una linterna que me permite acercarme, casi a tientas, a los grandes ventanales sobre la nada. Mañana vendré con mi propia linterna me disculpo ante el oficial de guardia. It s O. K. Tardo en registrar la silueta de los contenedores que ocupan toda la cubierta hasta la proa, y las manchas de espuma. Resulta inverosímil que avancemos así, como un tren lanzado a toda velocidad por una planicie de aguas agitadas en medio de una oscuridad impenetrable. DÍA 9 Atlántico Norte (Cuenca europea occidental) 53 05 Norte, 023 18 Oeste. Viernes Cuando cerca de la medianoche bajo cuatro puentes para rellenar la jarra de agua y no me cruzo con nadie, y veo las estancias iluminadas y vacías, imagino que en realidad nos encontramos en un buque fantasma y que los espectros de nosotros mismos, fogoneros del deseo, alimentan la caldera y mantienen el rumbo de este navío atiborrado de muestras del comercio mundial, en medio de una oscuridad tan profunda, tan de china tinta, que parece que nunca va a volver a amanecer. completa soledad oceánica, de cielos cubiertos, un túnel de niebla sobre el Atlántico Norte, el cielo se abre como si hubiera algo que conmemorar, el agua parece cristal de roca, las costas francesa y británica se desplazan para que nada intercepte nuestra marcha triunfal hacia el puerto de destino y la de todos los buques, cargueros, pesqueros y de recreo que se han sumado a la regata de esta mañana límpida de agosto. DÍA 12 A la boca del río Schelde, Bélgica, 51 26 Norte, 002 38 Este. Lunes Nos acercamos al final del viaje por un anchísimo río que cada día surcan 150 navíos. DÍA 8 Atlántico Norte, 53 37 Norte, 035 43 Oeste. Jueves El capitán da permiso para visitar la sala de máquinas y la bodega. El jovencísimo ingeniero Mr. Vu explica ufano las características del motor que nos propulsa día y noche sin detenerse jamás. Ni rastro de los viejos fogoneros sudorosos alimentado a paletadas de carbón las calderas de los vapores del pasado. Se podría comer en el suelo DÍA 10 Atlántico Norte (Cuenca del Puercoespín) 51 19 Norte, 011 32 Oeste. Sábado El ingeniero Vu viene a servirse un vaso de leche y me pregunta qué escribo. En el puerto de Amberes, 51 Norte, 002 38 Este A través de aguas agitadas, la lancha de los prácticos belgas acaba de abarloarse al CanMar Pride Vemos al piloto subir por la escalerilla. Poco después, el avezado piloto ya está en el puente de mando, listo para dirigir las operaciones de aproximación y atraque al puerto de Amberes. A partir de ahora estamos en sus manos. DÍA 11 Canal de la Mancha, 50 19 Norte, 000 00 Oeste Este. Domingo Después de días y noches de