Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 SÁBADO 24 9 2005 ABC Toros LUIS FRANCISCO ESPLÁ Matador de toros Creí que el deterioro de la sociedad nunca llegaría al mundo del toro Sorprendido por su ausencia en la Feria de Otoño, no está dispuesto a callar el incumplimiento de los empresarios de Las Ventas: Deberían dar ejemplo de rigor y seriedad TEXTO: ROSARIO PÉREZ FOTO: ANTONIO VIGUERAS -Sorprende la ausencia de un clásico como usted en la Feria de Otoño. -Lo terrible de todo esto es que teníamos negociada la fecha desde antes de mayo. Cuando se habló de la corrida concurso, en esas negociaciones entre los Choperitas y mi apoderado se incluyeron las fechas de San Isidro y Otoño, y no sólo eso, sino que también se habló de Albacete, Salamanca y Valladolid. Esto sorprende y preocupa, pues cuando la empresa de Las Ventas, que debería dar ejemplo de pulcritud, rigor y seriedad, comete estos desmanes, uno se pregunta qué puede ocurrir en el resto de plazas. -Siempre se ha sentenciado que Madrid marca el rumbo. -Exacto. Y si no estuviese en Otoño porque no intereso o porque desperdicié mi oportunidad en San Isidro, respetaría los argumentos. Pero lo que no estoy dispuesto a tolerar ni a callar es el incumplimiento de una palabra. ¿Le ocurrió algo semejante con la anterior empresa? -Con los Lozano, jamás. Hemos podido no entendernos en dinero, ganaderías o fechas, pero eso pertenece a un panorama razonable que hay que asumir sin rechistar. -Cuenta con casi treinta años de alternativa. En sus inicios, ¿los empresarios toreaban así a los toreros? -Eran mucho más serios. Una de las cosas que más añoro es que antes esto era un negocio de palabra. Los empre- sarios respetaban todo, al igual que los toreros, que a veces con un simple certificado médico se evaden. Y es algo que debería subsanarse. ¿A qué achaca ese deterioro del mundo del toro? -Asistimos a un deterioro de la sociedad en todos los niveles. Lo que pasa es que al mundo del toro ha tardado más en llegar. Es más, creí que aquí nunca llegaría esa desmoralización de principios, porque esto era un negocio de señores, pero, evidentemente, está contagiado. -El afán de lucro siempre ha estado presente. -Sí, pero antes el espectáculo estaba por encima del interés económico. Y por eso funcionaba. ¿Cómo está viviendo su vuelta a los ruedos tras el percance de Béziers? -Bastante bien, puesto que estoy totalmente restablecido. -Después de una cornada, ¿merma en parte el valor? -Nunca he creído en el valor intrínseco, aunque reconozco que hay toreros que lo tienen. Considero que se trata de un conjunto de elementos que crean esa ficción, como el conocimiento del toro y de los terrenos. -En los últimos tiempos los toros están pegando fuerte. -Los toros han dado siempre, lo que ocurre es que en estos momentos la cirugía juega en contra nuestra, en el sentido de que anticipa cualquier recupera- Fue divertido romper la virginidad de 500 científicos rusos sobre el toreo -Su reciente conferencia en Cádiz ante 500 especialistas rusos en medicina fue todo un éxito. -Fue divertido abonar un terreno tan virgen y romper con el icono que esas culturas tienen del toreo. Partimos de las esencias más íntimas hasta lo más superficial, lo folclórico, y todo resultó muy jugoso. ¿Con qué sensación se fueron los científicos rusos? -Les impresionó. Llegaron con la sensación de que el toreo era una especie de deporte para brutos y abandonaron la sala pensando que ser torero era casi una filosofía de vida. Descubrieron que no todo son sangre y cojones. Es terrible que esté tan deteriorado el icono del torero en el mundo. ¿Cómo mejoraría esa imagen? -Es necesario que nos adaptemos a una sociedad que basa todo en la imagen. Aquí seguimos en la Edad de Piedra, y debemos someternos a las claves de las nuevas sociedades. ción. Hace treinta años, las mismas cogidas suponían una convalecencia de mes y medio. Hoy, la gente ve un torero roto y se encuentra que a la semana está toreando, aunque le hayan partido vasos importantes. Se devalúa la situación de riesgo y se da menor importancia a las cornadas, pero aseguro que siguen doliendo igual que hace treinta años. -En una temporada tan dura en la que un elevado número de toreros ha pasado por la enfermería, ¿molesta que en determinados espacios devalúen la Fiesta a tomatazo limpio? -Verter tantos infundios con esa ale- gría es de juzgado de guardia. No se pueden decir tantas mentiras, y menos aún por parte de alguien que no tiene ni idea de cuáles son las mínimas claves de este negocio. El estamento taurino debería tomar cartas en el asunto. ¿Considera alarmante esa falta de respeto hacia la Fiesta y quienes se juegan la vida delante de un toro? -En eso nosotros tenemos parte de culpa. Aquí parece que puede venir cualquiera a tomar imágenes y manipularlas a su antojo, ofreciendo una visión deformada del espectáculo. Y sucede porque el mundo del toro lo ha consentido. Feria de Logroño Pozoblanco (Córdoba) Talavera de la Reina Castella hace lo mejor en una corrida soporífera ABC. El deslucido juego de la corrida condicionó el resultado del festejo celebrado ayer en Logroño. Fue una tarde soporífera, en la que Sebastián Castella hizo lo mejor. El francés ejecutó un interesante trasteo al segundo, el menos malo, pero no remató con los aceros. Con tres cuartos de entrada, se lidiaron cuatro toros de Puerto de San Lorenzo, La Ventana del Puerto y Loreto Charro, mansos y justos de fuerza. Enrique Ponce, silencio en ambos. Castella, ovación tras aviso y silencio. Salvador Vega, silencio en los dos. Informa mundotoro. El Fandi y Eduardo Gallo, por la puerta grande MUNDOTORO. El Fandi y Eduardo Gallo salieron a hombros en el segundo festejo de la Feria de Pozoblanco. Ambos toreros impactaron al público cordobés en un espectáculo en el que también sumó un trofeo Jesulín de Ubrique. Con algo menos de tres cuartos de entrada, se lidiaron toros de José Luis Pereda, de buen juego, y dos con el hierro de La Dehesilla (cuarto y quinto) que resultaron algo más deslucidos. Jesulín de Ubrique, oreja y ovación. David Fandila El Fandi dos orejas y ovación. Eduardo Gallo, dos orejas y oreja. Rivera, El Cordobés y Amador salen a hombros EFE. Manuel Díaz El Cordobés Francisco Rivera Ordóñez y Manuel Amador salieron a hombros en la corrida goyesca celebrada ayer en la plaza de Talavera de la Reina (Toledo) Se lidiaron cinco toros de la ganadería de La Dehesilla, desiguales de presentación y juego, y uno de Fernando Peña, el sexto, excelente. Éste fue el resultado de la terna: El Cordobés, una oreja y dos orejas; Francisco Rivera Ordóñez, aplausos y dos orejas, y Manuel Amador, pitos y dos orejas. La plaza registró tres cuartos de entrada en tarde soleada.