Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional SÁBADO 24 9 2005 ABC Un loco provoca la alarma terrorista en el aeropuerto de Manchester b Los tribunales sentenciaron Los dos hermanos gemelos Lech y Jaroslaw Kaczynski, dirigentes del partido centroderechista Derecho y Libertad, podrían conseguir los cargos de presidente de la república y de primer ministro de Polonia, respectivamente, en las próximas elecciones ayer a quince años de prisión por delitos terroristas a Andrew Rowe, un inglés convertido al Islam a quien la Policía vincula a Al Qaida E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La alarma terrorista volvió a saltar ayer en el Reino Unido cuando a primera hora de la mañana una persona contravino las órdenes de seguridad y penetró en una zona de restringida del aeropuerto de Manchester, acercándose a aviones estacionados con un sospechoso maletín en sus manos. Tras un forjeceo, el intruso fue reducido por la Policía mediante una pistola tazer que emite rayos eléctricos paralizantes. Aunque en un principio fue detenido en aplicación de la ley antiterrorista, luego se descubrió que tenía su salud mental perturbada y que en el maletín no llevaba más que ropa, papeles y un pasaporte. La alarma obligó a suspender vuelos y a evacuar parte de las terminales mientras la Policía hizo estallar el maletín por si en él existían explosivos. Los hechos ocurrieron a las 9.30 de la mañana (hora española) y cuatro horas después se restableció la normalidad en el aeropuerto. Las autoridades han negado que se hubiera producido un error en la seguridad, ya que al intruso se le dio el alto cuando con su coche pretendía traspasar una zona de controles. Al no poder seguir su marcha con el vehículo, salió corriendo y fue interceptado unos doscientos metros dentro del perímetro de seguridad, sin que se hubiera aproximado en exceso a los aviones estacionados. Por otra parte, los tribunales sentenciaron ayer a quince años de prisión por delitos terroristas a Andrew Rowe, un ciudadano inglés convertido al Islam a quien la Policía vincula a Al Qaida. Hace tres meses se le encontró en posesión de códigos secretos de teléfonos móviles, aeropuertos, aerolíneas, bases militares, armas y explosivos, así como de un manual elaborado por él mismo para la fabricación de morteros. También contaba con vídeos que glorificaban los ataques del 11- S. La igualdad al poder TEXTO: DIEGO MERRY DEL VAL ENVIADO ESPECIAL VARSOVIA. ¿Lech o Jaroslaw? ¿Jaroslaw o Lech? ¿Qué ocurriría si el presidente de la república y el primer ministro de Polonia resultaran ser dos hermanos gemelos que se parecen como dos gotas de agua, hasta el punto de que sus más íntimos colaboradores tienen problemas para distinguirlos? ¿Notaría alguien la diferencia si en determinado momento estos dos hombres que comenzaron sus carreras como actores en la adolescencia decidieran cambiar momentáneamente sus papeles? Algún ex dirigente árabe depuesto en tiempos recientes debe envidiar la suerte de los hermanos Kaczynski, candidatos del centroderecha en las elecciones polacas de los próximos días. El caso de los dos hermanos candidatos, de 56 años, está en boca de los polacos en estos días de campaña electoral y ha dado lugar a todo tipo de anécdotas y comentarios. Se llevan 45 minutos, han sido siempre inseparables y, como no podía ser menos, coinciden en sus opiniones políticas. Jaroslaw, el primogénito por muy poco, es quien tiene mañana el protagonismo, ya que encabeza la lista del partido Derecho y Justicia (PiS) en las elecciones legislativas. Sin embargo, su hermano menor Lech es quien va a competir por la magistratura más alta del Estado en los comicios presidenciales del próximo día 9 de octubre, si bien el jefe del Estado no goza en Polonia de prerrogativas muy extendidas. Los dos hermanos consideran que su condición no les ha favorecido en la campaña electoral y que incluso ha sido utilizada como arma política por sus rivales. Es por ello que se han visto obligados a evitar comparecer juntos en mitines políticos y a prometer que no ocuparán simultáneamente los dos principales cargos en el Gobierno y en el Estado. Lech y Jaroslaw Kaczynski (izquierda y derecha) son gemelos y candidatos a la presidencia (Lech) y a primer ministro (Jaroslaw) por el partido Derecho y Justicia AFP La izquierda pide perdón Ante el previsible desastre que le aguarda en las elecciones legislativas de mañana, la izquierda polaca ha optado por apretar el acelerador en la campaña electoral, con dos estrategias aparentemente contrapuestas: entonar el mea culpa por sus pecados y a la vez estimular el voto del miedo con el espantajo de la derecha, según ellos dispuesta a cercenar derechos sociales. El jefe de la Alianza Democrática de Izquierdas (SLD) Wojciech Olejniczac, se ha lanzado a una campaña de llamadas telefónicas a millones de votantes para pedirles perdón por los numerosos escándalos de corrupción protagonizados por la izquierda en el poder, que han provocado su brutal caída en los índices de popularidad. En su mensaje, el líder izquierdista asegura que hemos cambiado y pide a los electores una nueva oportunidad. El presidente de la Republica, el ex comunista reciclado Alexander Kwasniewski, advirtió ayer contra el peligro de una deriva derechista. los votos. Para la mayoría de la población, Lepper se ha convertido en motivo de broma más que de miedo, con el proverbial bronceado de solarium que exhibe en todas las estaciones y en todas sus comparecencias. Más inquietud genera en buena parte de la población Jan Rokita, el candidato a primer ministro por la Plataforma Cívica (PO) de tendencia marcadamente liberal y que defiende con ener- gía medidas tan polémicas como una tasa única del 15 por ciento para las rentas individuales, las empresas y el IVA. Asustados por las propuestas de este azote de corruptos, que se hizo famoso como miembro de varias comisiones parlamentarias contra el tráfico de influencias, numerosos votantes de su partido se han inclinado en los pasados días por el mucho más moderado partido Derecho y Justicia, que ha arrebatado a la Plataforma Cívica el liderazgo en las encuestas. Escépticos Eva Filipowicz, diplomada en relaciones internacionales y que actualmente trabaja en el sector de la electrónica, asegura que votará a los liberales de la Plataforma Cívica (PO) porque desea que su país se aproxime lo más posible a los Estados Unidos. Anya, estudiante que no desea dar su apellido y que acaba de regresar de Norteamérica, afirma que no le gusta el racismo que percibe en Polonia y admira la mezcla de culturas que ha conocido en su país de acogida. Sin embargo, opina que nada va a cambiar, que los políticos no se ocupan de los problemas de la gente, sino sólo de sus peleas internas, y por ello no piensa acudir a las urnas el domingo. La mayoría del país es de su misma opinión y un recorrido por las calles céntricas de Varsovia, prácticamente vacías de carteles electorales, da la idea de una campaña más bien mortecina para un electorado muy escéptico. Acusaciones de nepotismo De las acusaciones de nepotismo, los dos políticos se han defendido con la afirmacion enérgica de que cada uno tiene su propia carrera separada y no ha influido para nada en la del otro. Todo empezó en los tiempos heroicos de la clandestinidad y de la lucha sindical bajo la férula de Lech Walesa, con quien posteriormente se enemistaron y que actualmente da su apoyo al partido rival, Plataforma Cívica, de tendencia liberal. Aparte de los Kaczynski, la otra figura que da más color a las elecciones es el candidato de la nacionalista Autodefensa Polaca (SO) Andrzej Lepper, un líder de tendencias populistas y retórica incendiaria contra todo y contra todos, incluida la UE, quien sin embargo no subiría más allá del 12 por ciento de Captado por los extremistas La Prensa británica se hizo eco ayer de la emotiva entrevista publicada por The Sun con la esposa de uno de los terroristas suicidas del 7- J, Jermaine Lindsay. La mujer, de veintiún años y convertida al Islam como su marido, de origen jamaicano, se mostró horrizada de cómo en los últimos meses los extremistas habían logrado captar a su esposo.