Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LA POLÉMICA DE LA POLÍTICA ANTITERRORISTA SÁBADO 24 9 2005 ABC El que fuera líder de los socialistas vascos asegura haber ganado en libertad y calidad de vida desde que no tiene responsabilidades políticas NICOLÁS REDONDO TERREROS Ex secretario general del Partido Socialista de Euskadi Sin el PP, el Gobierno está en la situación más débil de todas para negociar con ETA MADRID. Un ciudadano más, un afiliado más al Partido Socialista y un hombre de izquierdas Así se autodefine Redondo Terreros. Y se podría añadir: con la profunda convicción liberal de quien ha sufrido la persecución terrorista y de su entramado totalitario. -Su salida de la dirección del PSE y la entrada de Patxi López supone un giro vasquista y un distanciamiento del PP. Tras el paso del tiempo, ¿fue un acierto el cambio? -Bueno, si miramos hacia atrás, es innegable que nunca el PNV ha sentido más miedo que entonces. En cambio, hoy está sólidamente establecido y con una gran iniciativa política. Siguen con la autodeterminación, el plan Ibarretxe. y lo hacen sin atosigamiento. Nadie piensa que se les pueda ganar. Todos, menos el PP, vuelven a pensar que no se puede hacer nada sin el PNV, que ha sido el más beneficiado de ese cambio. ¿Nos ha beneficiado a nosotros? Bueno, las cosas han cambiado. Error de estrategia. El ex secretario del PSE no duda al valorar la política del Ejecutivo hacia ETA. No se puede afrontar un proceso sin que sepa que está derrotada sentencia TEXTO: MANUEL ERICE FOTO: SIGEFREDO Es evidente que ha habido un buen resultado electoral, pero también lo es que el PSOE está en el Gobierno de España. Por eso, nuestros cambios ahora son de PSOE, no de PSE. ¿Usted comparte los guiños del partido a ETA? -Hubo un tiempo en que todo el mundo consideró que era imposible acabar con la banda. Luego, decidimos ir a por ella, porque creímos que era posible derrotar a ETA. No negociar con ella. El Estado de Derecho fue adquiriendo solidez, seguridad, fortaleza, y eso les llevó a la debilidad. Ahora, se está volviendo hacia atrás. Es la estra- tegia fuerte de los nacionalistas la que nos ha hecho claudicar. ¿Por qué? No tiene ningún sentido. A mi juicio, se tiene que seguir con el Pacto por las Libertades hasta que ETA se dé cuenta de que está derrotada. Es fundamental para ganar la batalla. -Quien ha cambiado esa estrategia ha sido el PSOE, que parece allanar el camino hacia una negociación... -Yo creo que la primera confusión es que el objetivo es la paz. No. Es la libertad. La paz, la paz que yo quiero, es la intersección del derecho, de la ley y la libertad. Por eso, cuando se habla de trabajar por la paz se olvida de que lo más importante, y también lo más difícil, claro, es trabajar por la libertad. ¿Por qué se ha cambiado? A mi juicio, la resolución del Congreso (acuerdo de todos menos el PP para negociar con ETA si deja las armas) fue un error. No por la resolución en sí, sino porque nos alejó del primer partido de la oposición y nos acercó a los que optan por la negociación. El PNV aplaudió; Izquierda Unida aplaudió. ERC... ¡Es que ERC negoció con ETA! Algo a lo que en el mejor de los casos, no está legitimada a tener contactos. Sólo el Estado lo está. Eso no sucede en ningún país del mundo. Es algo impresentable... ¿Es asumible para el Gobierno que encima sea éste su principal socio de gobierno? -A mí la política de alianzas de mi partido, la de pactar con los nacionalistas, no me gusta. Es otro grave error buscar ahora el apoyo del PNV. Para un país que quiere ser fuerte y poderoso es muy negativo que todo dependa de